Economía


Chile instala la primera granja de hortalizas chinas en la región Metropolitana

ARCHIVO | BBCL
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El avance sostenido que ha tenido China en el ámbito productivo y económico en los últimos años lo posiciona como una potencia en el área de la ciencia y desarrollo agrícola. Por ello, con el objetivo de sumar conocimientos y tecnología a la labor investigativa chilena, el 2016 se firmó un acuerdo de cooperación agrícola bilateral entre los Gobiernos de Chile y China para el establecimiento de un Centro de I+D Chile–China de Ciencia y Tecnología Agropecuaria, el que contempla la instalación de una Granja Experimental en una superficie del campo experimental del Centro de Investigación Regional INIA La Platina, ubicado en la región Metropolitana.

Para realizar las actividades identificadas en el acuerdo marco, el Ministerio de Agricultura de Chile designó al Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) como institución ejecutora, mientras que el Ministerio de Agricultura de China designó a la Academia China de Ciencias Agrícolas (CAAS) como organismo de ejecución de China.

De manera oficial, autoridades de ambos países se reunieron para firmar la renovación de este acuerdo marco de colaboración entre INIA y CAAS, para luego descubrir la primera piedra donde se erigirá la granja demostrativa.

A la ceremonia asistieron importantes autoridades de Gobierno, encabezados por el Subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier; el embajador de China, Li Baorong; y el director nacional de INIA, Julio Kalazich; quienes estuvieron acompañados por la comitiva oriental liderada por Chen Mengshan, Secretario General del CAAS y Gong Xifeng, Director General del Departamento de Cooperación Internacional de CAAS, entre otros miembros.

Junto con el descubrimiento de la primera piedra de la granja experimental, se reveló otra placa en un ala del edificio de INIA La Platina que albergará a investigadores chinos que vengan a hacer pasantías a Chile.

Entre las áreas de cooperación que comprende el acuerdo entre ambos países destacan la exploración, caracterización y uso de germoplasma; el mejoramiento genético de diversas especies; cultivo, control y prevención de plagas y enfermedades en frutales y hortalizas; tecnología de agricultura protegida; maquinaría agrícola y soporte en tecnología aplicada; sistemas de producción y calidad de productos lácteos y carne, y bioeconomía, biotecnología y agricultura de precisión.

El secretario general de CAAS, Chen Mengshan, manifestó tener buenas expectativas frente al trabajo en conjunto entre ambos países en materia investigativa. “El intercambio de germoplasma permitirá que hortalizas chinas puedan entrar al mercado chileno y el centro de I+D va a servir como una plataforma para fortalecer la cooperación de ciencia y tecnología agrícola entre los dos países. En China tenemos una diversidad de hortalizas muy cuantiosa, con más de 200 especies y los vegetales más consumidos son más de 20 diferentes especies”, sostuvo Chen Mengshan.

Por su parte, el subsecretario Claudio Ternicier destacó la relevancia de este tipo de iniciativas para los próximos años. “Lo que estamos concretando hoy tiene que ver con un paso muy grande que estamos dando en materia de cooperación. El sector agropecuario en el mundo necesita innovación, necesita creatividad, necesita ciencia y tecnología para apuntar a una mayor sofisticación, diversificación de la producción agropecuaria del mundo con el fin de alimentar a la creciente población del planeta, por eso creemos y queremos que esta granja sea un modelo para otros países de la región y del mundo”, dijo.

La granja demostrativa china será equivalente a la granja chilena que actualmente existe cerca de Beijing y que funciona hace varios años. El predio tendrá una extensión de 4 hectáreas y se espera que los huertos entreguen información sobre el correcto manejo de diferentes variedades de especies chinas como la soya, repollo y hortalizas de hoja, entre otras, con el fin de conocer su adaptación a condiciones nuevas, junto con la generación de datos de producción y postcosecha.

A esto se le sumará el desarrollo de iniciativas de cooperación para Investigación y Desarrollo para la Ciencia y la Tecnología Agrícola, lo que tendrá como propósito promover la investigación y el
desarrollo conjunto de las instituciones de investigación agrícola de ambos países y facilitar la transferencia y aplicación de tecnologías adaptables en China y en Chile.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados