¿encontraste un error?
avísanos

Royce Gracie: la historia de la primera leyenda de la UFC y de su mortal jiu-jitsu brasileño

Royce Gracie
Publicado por

Hoy en día la Ultimate Fighting Championship es la mayor empresa de artes marciales mixtas en el mundo. Posee a los mejores peleadores del circuito de las MMA y organiza los más grandes eventos de este deporte.

Sin embargo, la UFC no siempre fue así. Cuando Art Davie y su hermano Rorion Gracia la crearon, consistía solo en un torneo eliminatorio de 16 participantes.

De hecho, casi no existían reglas. No había límite de tiempo y los peleadores no se cubrían sus manos con guantes. Además, el campeón se llevaba 50 mil dólares en efectivo.

Dentro de ese hostil ambiente surgió la figura de Royce Gracie, un brasileño quien hoy es considerado la primera leyenda de la UFC. Un icono y pionero de este deporte.

La leyenda de Royce Gracie y su mortal jiu-jitsu brasileño

Cada artista marcial mixto en el mundo debe conocer a Royce Gracie, el campeón original de la UFC. El brasileño, nacido en Río de Janeiro en 1966, conquistó en tres oportunidades el cinturón de la empresa, y es un mito viviente entre los amantes de las MMA.

La aventura de Gracie comienza a la edad de 8 años, cuando junto con sus hermanos (Rorion, Relson y Rickson), comienzan a aprender el jiu-jitsu brasileño de la mano de su padre Hélio Gracie, quien inventó una depurada ejecución de esa técnica.

Cuando la UFC nació, la familia Gracie eligió a Royce para representar el jiu-jitsu brasileño en un campeonato que buscaba demostrar cual era el mejor deporte de contacto o arte marcial de todas.

Royce Gracie
Royce Gracie

Gracias a esa técnica, posteriormente el brasileño pudo ganar la primera, segunda y cuarta edición del Ultimate Fighting Championship.

Su debut fue precisamente en el mítico UFC 1 ante el boxeador Art Jimmerson. Rápidamente Gracie llevó al piso a su rival y lo sometió con una montada de la cual el púgil no pudo escapar.

Ante la incapacidad, el boxeador abandonó la pelea dándole la victoria al brasileño, quien no debió hacer una sumisión para quedarse con el combate.

En semifinales, Gracie se midió ante Ken Shamrock, un duro rival que lo superaba en casi 20 kilos. El combate fue espléndido. El estadounidense estudió los movimientos de Gracie en el octágono, y se defendió bien de las primeras embestidas.

Sin embargo, el brasileño reaccionó a tiempo y buscó un espacio para estrangular a su oponente, que se terminó rindiendo. La final estaba servida.

Para poder coronarse campeón del UFC 1, Gracie debía vencer a Gerard Gordeau, campeón del mundo de Savate (boxeo francés). Y lo hizo.

Con una estrangulación que sometió rápidamente a su contrincante, el brasileño se quedó con el UFC 1 y demostró que el jiu-jitsu brasileño era el arte marcial más poderosa de todas.

Tras el título, la imagen de Gracie creció al igual que las artes marciales mixtas, marcando un antes y un después dentro de ese deporte.

Royce volvió a participar en la siguiente edición del torneo, buscando revalidad su título como el mejor peleador del mundo.

En su camino hacia la final el brasileño debió vencer a Minoki Ichihara, Jason DeLucia y Remco Pardoel. Ya en la pelea por el campeonato, Gracie se midió ante Patrick Smith, a quien derrotó en tan solo 1:13 minutos por sumisión. El UFC 2 era suyo.

En la tercera edición del torneo el brasileño sufrió un duro revés que impactó a todos los amantes de las MMA. En su primera pelea, Royce se enfrentó a Kimo Leopoldo (taekwondo), a quien venció por sumisión.

Sin embargo, en la siguiente ronda el exponente del jiu-jitsu brasileño no saldría a pelear al octágono. Previo al combate, desde su esquina tiraron la toalla. El brasileño no podía pelear, ya que atravesaba por un cuadro de deshidratación que le impedía luchar y ver bien. Y a la larga podría ser mortal.

Luego de esta caída el UFC 4 llegó como una ‘revancha’ para Royce. Debía demostrar que seguía siendo el mejor peleador de todos, y así lo hizo. En su primer combate el brasileño derrotó a Ron van Clief. Luego venció a Keith Hackney y a Dan Severn en su tercera y última pelea.

La final contra Severn no fue un combate cualquiera. Y es que Royce necesitó de 15:49 minutos para colgarse el título del UFC 4, demasiado tiempo para la televisión pay-per-view, que mientras seguía el combate habían cortado la transmisión.

Eso generó un descontento en los abonados, quienes reclamaron y la empresa debió devolverles su dinero. De ahí en adelante la UFC no fue igual, ya que debido a ese error la compañía debió poner un limite de tiempo a los combates para que fuesen más rentables.

El UFC 5 recibió a Gracie como triple campeón, sin embargo, habían nuevas reglas. Existía un límite de tiempo y si el combate se extendía en el piso, el árbitro tenía la potestad de levantar a los exponentes para que siguiesen peleando.

Así, el brasileño se enfrentó a Ken Shamrock. La pelea duró 36 minutos, convirtiéndose en el combate más largo en la historia de la UFC.

El evento terminó con un empate por la falta de jueces que pudiesen puntuar la contienda. Aquello no le gustó para nada al brasileño, por lo que decidió retirarse de la compañía.

Luego de eso Royce compitió en varios lugares sin obtener demasiado éxito. Luego de abandonar la UFC, en 1995, el primer luchador en pertenecer al ‘UFC Hall of Fame en 2003’ regresó a su vieja casa para participar en 2006 del UFC 60.

Su rival fue Matt Hughes, quien derrotó al brasileño en el primer asalto. No eran los tiempos de antaño.

Con una derrota, Gracie se retiró definitivamente de la UFC, luchó en 2007 en el ‘Dinamite!! USA’ y en el Bellator 149 el 2016, pero nada fue como antes.

URL Corta: http://rbb.cl/gznf

Tendencias Ahora

Comentarios

ADLP