¿encontraste un error?
avísanos

De Virgil van Dijk a David Luiz: los defensores más caros de la historia del fútbol

ARCHIVO | Glyn Kirk / Agence France-Presse
Publicado por

Con la camiseta roja de Liverpool colgando de sus manos y con el árbol de navidad de fondo, Virgil van Dijk anunció su fichaje por el mítico conjunto de Anfield Road.

Varios clubes de la elite europea le tenían echado el ojo a este central al que solo le faltan siete centímetros para llegar a los dos metros, rápido para su talla, firme en el juego aéreo y con una muy buena salida de balón. Chelsea, FC Barcelona y Manchester City, entre otros, tenían apuntado su nombre para el mercado invernal, pero los reds se adelantaron pagando la friolera de 85 millones de euros, un símbolo del esquizofrénico mercado de los últimos meses y una cifra que lo convierte en el defensor más caro de la historia.

“Cuando encuentras a alguien como Virgil van Dijk, que es muy bueno con la pelota, pero también muy bueno en defensa, empiezas a saltar y volverte loco”, expresó el legendario defensor del Manchester United, Rio Ferdinand.

Van Dijk se construyó desde abajo. Salió de Holanda en 2013 y aterrizó en Glasgow para jugar con el Celtic. Venía del modesto Groningen. Solo dos temporadas con “The Bhoys”, en el que formó parte de la defensa que rompió el récord de aguantar 1.215 minutos sin encajar un gol, le abrieron las puertas de la Premier League. El Southampton lo fichó por 14,5 millones de euros. Llegó sin siquiera haber debutado en su selección y hoy todo el mundo habla de él.

Si bien los grandes traspasos involucran a delanteros o a mediocampistas ofensivos, algunos defensoras han roto la tendencia y han movido un montón de plata. Aquí te presentamos el listado de los defensores más caros de la historia, un ranking en el que el Manchester City se impone por escándalo.

Los defensores más caros de la historia del fútbol

10. El francés Lilian Thuram fue un central de potencia descomunal, con un gran sentido de la colocación. Vivió sus mejores años en Italia. La Juventus pagó en 2001 al Parma 41,5 millones de euros por su ficha. Tras el escándalo de corrupción que hizo enrojecer al Calcio y que mandó a la “Vecchia Signora” a la Serie B, Thuram arribó a Barcelona en el verano europeo de 2006. Se retiró dos años después. En más de una ocasión el nacido en la colonia francesa de Guadalupe tuvo bravos cruces por el ex presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, por su postura frente a las minorías raciales.

9. Fue el drama del último mercado en Italia. Leonardo Bonucci, símbolo de la Juventus multicampeona de Italia, sacó chispas con el entrenador Massimiliano Allegri y se marchó al Milan tentado por un contrato jugoso y un proyecto galáctico. El acuerdo entre ambos clubes, distanciados por un odio histórico, se cerró por 42 millones de euros. A cuatro meses de la transferencia, el “rossonero” deambula en la penumbra del Calcio y Bonucci, como capitán, ha sido aguijoneado por las críticas. Fabio Capello dijo esta semana: “Si hablamos de defensores que imponen, Bonucci es el mejor en Italia. Con el balón entre los pies, lo pongo entre los primeros tres del mundo. Pero hay un ‘pero’: Bonucci no sabe defender, tiene grandes problemas en eso fundamentalmente”.

8. Thiago Silva se convirtió en el pétreo centurión de la zaga del último Milan campeón del scudetto. Para muchos, junto a Gerard Piqué y Sergio Ramos, iba en camino a ser el mejor del mundo en el puesto. La irrupción de la Juventus de Antonio Conte fue demasiado para el Milan y Silva decidió hacer un cambio. En julio de 2012, Paris Saint Germain tocó a su puerta y lo encandiló con un salario demencial. Los parisinos se llevaron en el combo a Zlatan Ibrahimovic también, pero solo por el defensor brasileño pagaron 42 millones de euros. Si bien en la ciudad de la luz se atiborró de títulos y heredó la jineta de capitán del equipo, nunca terminó de llevar su nivel a las alturas cósmicas que se le auguraban.

7. Nicolás Otamendi se forjó en la prolífica cantera de Vélez Sarfield y de Liniers pegó el salto al Porto. El Valencia lo vio actuar en Portugal y se lo llevó. Una sola temporada en el cuadro “Che” le bastó para tentar al Manchester City de Manuel Pellegrini. Los “citizens” desembolsaron 44,6 millones de euros para sumarlo a sus filas en 2015. Hoy, de la mano de Pep Guardiola, es uno de los zagueros más confiables del mundo. En la selección argentina, tras una época turbulenta con Gerardo Martino y Edgardo Bauza, mostro lo mejor de sí en la época más brava de las eliminatorias. Tiene el puesto asegurado en el equipo que diseña Jorge Sampaoli para asaltar Rusia 2018. “Otamendi nos ayuda absolutamente, tenemos un Superman en el equipo”, declaró Pep esta semana.

6. Rio Ferdinand fue un central de época. Un defensor respetado en la tierra de los “bad boys”. Con 23 años dio el salto del Leeds y de ahí al imperial Manchester United de Sir Alex Ferguson. “Realmente no es algo que me preocupe, porque ya pagaron un montón de dinero por mí cuando fui al Leeds desde el West Ham. Espero corresponder al Manchester de la que forma que sé; ganando títulos”, expresó en su primer día como “red devil”. Por más de una década fue el defensor más caro de la historia.

5. El que le arrebató el rótulo a Ferdinand fue el brasileño David Luiz. El central de afro frondoso abandonó el Chelsea en 2014 para irse con el PSG a cambio de 49, 5 millones de la moneda europea. La idea era que formara una dupla de hierro con Thiago Silva. Su rendimiento, sin embargo, generó dudas que nunca pudo disipar. Dos años después volvió a Stamford Bridge. Hoy su presencia en Rusia con la selección de Brasil no es segura.

4. Desde que arribó al Manchester City, Guardiola pidió hasta el hartazgo la contratación del joven John Stones. El City tiró la billetera y, tras muñequear por semanas con el Everton, lo fichó por 56 millones de euros. Aparte de ser fuerte en el mano a mano, Stones tiene una característica que lo hace esencial para el juego de posesión del ex entrenador del FC Barcelona: su buena salida desde el fondo. Esta temporada está teniendo un 96.2% de acierto en sus pases.

3. “El Manchester City compra laterales a precio de delanteros”, dijo José Mourinho luego del empate de su equipo, el Manchester United, ante el modesto Burnley. “Mou” se quejó de que el millonario presupuesto de su equipo no está no es suficiente para plantarle cara a sus vecinos de ciudad. El luso se refería a dos nombres que arribaron esta campaña: Benjamin Mendy y Kyle Walker. Mendy, una lanza por la izquierda, llegó al City a cambio de 57 millones de euros luego de haber maravillado a Europa junto al Mónaco. Su prometedor inicio con la camiseta celeste se truncó por una rotura de ligamentos que lo tendrá más de seis meses fuera de los terrenos de juego.

2. Otra vez el City. Los deseos de Guardiola son órdenes para los jeques de club. Kyle Walker se lució el año pasado como lateral derecho del muy buen Tottenham de Mauricio Pochettino y los agentes del City fueron hasta el norte de Londres para destrabar su salida, que se logró al poner sobre la mesa 60 millones.

URL Corta: http://rbb.cl/iy1z

Tendencias Ahora

Comentarios

ADLP