¿encontraste un error?
avísanos

La desconocida historia de Gianluigi Buffon: casi lo pierde todo por culpa de la depresión

Miguel Riopa | Agence France Presse
Publicado por

Gianluigi Buffon se quedó sin su sexto mundial con Italia, luego de igualar ante Suecia por el repechaje. Tras el partido, el portero de la Juventus rompió en llanto. Se quebró. No por él, sino por toda una nación que contaba con que se cumpliría la misión.

“Es una lástima. No por mí, sino por el movimiento, por la gente que ha venido. Hemos fallado algo que podía ser muy importante”, dijo.

Pero detrás de esas declaraciones se esconde otra tristeza: su último partido con la selección italiana. Y es que el portero anunció tras el cotejo su retiro del combinado ‘azzurro’: “Es una pena que mi último partido con la selección coincidiera con una no clasificación”, se lamentó.

Pese a este duro revés, el meta italiano hizo una carrera soñada con récords, títulos, premios y el reconocimiento constante de sus colegas. Sin embargo, no todo fueron alegrías en la vida del reconocido arquero.

Buffon, quien debutó en el Calcio un 19 de noviembre de 1995 con el Parma, atravesó una dura etapa y estuvo a punto de perder su peor partido: contra la depresión.

El 2008, en entrevista con el diario italiano La Stampa, Buffon confesó lo siguiente: “Rico y famoso, la depresión me ataco igualmente”.

“En 2004 me trató una psicóloga, porque no estaba satisfecho con mi vida ni con el fútbol”, lanzó el portero.

Miguel Riopa | Agence France Presse
Miguel Riopa | Agence France Presse

Gianluigi definió aquella situación como un “agujero negro del alma”, y entregó más detalles de su enfermedad en Número 1, un libro de 178 páginas en el que mostró su lado más íntimo.

“De pronto me temblaban la piernas. Era como si mi cabeza no fuera mía, sino de otro, como si siempre estuviera en otro sitio… De pequeño, curiosamente, no entendía que las personas ricas o normales cayeran en la depresión”, agregó.

“Ahora entiendes que hay discursos absurdos y superficiales. Porque hay miles de motivos para la depresión, incluso si eres rico y admirado. Y puedo entender que te falte un estímulo, que no estés satisfecho con tu vida…”, añadió en aquella oportunidad.

Aquella etapa coincidió con la conquista de una Serie A, la cual posteriormente le quitaron a la Juventus por corrupción y arreglo de partidos. Sin embargo, ese año fue bueno para el arquero en términos individuales.

Fue premiado como el mejor portero de la Serie A, mejor arquero del mundo, integrante del once ideal de la FIFA y estuvo dentro de los 100 mejores jugadores del planeta fútbol. Pero algo faltaba.

“A veces pensaba por qué demonios era Buffon, un futbolista conocido… A veces te vuelves esclavo de tu propia persona, de lo que eres. Si pedía dos meses para recuperarme, eso quedaría siempre ahí, y cada vez que cometas un error, te lo recriminarían”, reveló.

Adrian Dennis | Agence France Presse
Adrian Dennis | Agence France Presse

El apoyo de su familia

El meta de la Juventus agregó que con la ayuda de su familia logró superar esta oscura etapa en su vida.

“Si tienes una familia y cosas importantes, y por fortuna yo lo tengo, son los únicos que pueden echarte una mano”, lanzó.

“Aquel episodio fue una dura lucha contra mí mismo. Sin la ayuda de médicos ni de medicinas. No era feliz y tuve que aprender a serlo. Necesitaba quererme más, disfrutar de la vida y de mis seres queridos. No podía pensar solo en el fútbol. Aquella traumática experiencia me hizo una persona madura y fuerte. Vencer a la depresión fue la mejor parada de mi carrera”, sentenció.

Pero Buffon no se quedó ahí, pues agradeció el apoyo de su psicóloga en ese proceso tan complicado.

“Antes pensaba que robaban, entre comillas, el dinero a los inseguros, sin embargo, ayudan. Si encuentras uno bueno y profesional, tienes una persona con la que no tienes miedo de hablar de todo”, confesó.

“Materialmente no me faltaba nada, pero luego entiendes que debe haber valores morales, afectivos, religiosos…. Cuando te faltan, existe el riesgo”, cerró el exitoso portero.

Ahora, ante Suecia, el portero lloró. Sin embargo, fue donde sus compañeros y los abrazó, pues no se trataba del peor partido de su carrera. Ese ya lo venció hace años.

URL Corta: http://rbb.cl/ik64

Tendencias Ahora

Comentarios

ADLP