¿encontraste un error?
avísanos

Erik Carrasco, el base osornino que ’le dobló la mano’ a los hinchas del CD Valdivia

Erik Carrasco | Archivo / Juan González – Agencia UNO
Publicado por

La Casa del Deporte retumbaba con los cánticos de los hinchas. Los del sur se instalaron con bombos y challas como si fuera el propio Coliseo y rápidamente hicieron sentir el fervor que los caracteriza. Si el ambiente ya era una fiesta, esa jornada tenía preparado algo aún mejor a los fanáticos del Club Deportivo Valdivia: el agónico punto de Erik Carrasco en el quinto partido de la final de la Liga Nacional de Básquetbol 2015-16 ante Universidad de Concepción.

La algarabía fue total para los fieles seguidores del quinteto sureño. Y cómo no, si quedaban sólo cuatro segundos para el fin del alargue tras el acertado tiro libre de Claudio Naranjo. El base osornino recibió la pelota, corrió hasta el área y lanzó de manera impecable para dejar el marcador 67-67 y forzar a un segundo tiempo extra.

Sus compañeros saltaron de alegría y se abalanzaron para celebrar el punto. El causante de los gritos y abrazos lo festejó con dedicatoria especial a alguien que lo acompañaba en la grada y con mucha tranquilidad; en el fondo sabía que el trabajo no estaba terminado y que quedaba tarea por cumplir.

Erik Carrasco | Archivo / Juan González - Agencia UNO
Erik Carrasco | Archivo / Juan González – Agencia UNO

La escuadra local, golpeada, dio su último esfuerzo en el segundo over time, pero finalmente el conjunto dirigido por Juan Manuel Córdoba ganó el duelo por un épico 78-76.

La esplendorosa canasta del ‘MVP’ de aquella tarde-noche del 21 de febrero de 2016 abrió el camino a los albirrojos para definir en casa una llave que se vio tan cuesta arriba producto de la ventaja que le había sacado la UdeConce (estaba 2-0 arriba).

Esta larga travesía concluyó siete días después ante un repleto Municipal Antonio Azurmendy con Carrasco y compañía levantando un título que devolvió a CD Valdivia a lo más alto del básquetbol nacional después de 14 años.

Lo vivido en febrero del año pasado fue la consolidación de un Carrasco que se ganó el cariño de la hinchada de Valdivia en un corto plazo, ya que a medida que avanzaban los partidos desde su arribo en septiembre de 2015 logró eliminar todos aquellos comentarios que lo rodeaban debido a su pasado en el desaparecido Provincial Osorno, histórico archirival del cuadro del Calle Calle.

A casi un año de cumplirse la hazaña, el ‘Cachete’ Carrasco rememoró en conversación con Deportes de BioBioChile los hitos de aquella brillante campaña. Además, reveló la fórmula para doblarle la mano a los valdivianos y analizó, entre otras cosas, la opción de obtener el bicampeonato.

Erik Carrasco | Archivo / Miguel Ángel Bustos - Agencia UNO
Erik Carrasco | Archivo / Miguel Ángel Bustos – Agencia UNO

¿Qué recuerdos tienes de febrero del año pasado cuando jugaron los seis partidos de la final?

Los recuerdos a esta fecha del año pasado son muy buenos, porque la gente nos apoyó demasiado, desde el primer playoff que la gente empezó a prender más, teníamos muchos banderazos antes de los partidos, así que fueron unos lindos momentos porque toda la ciudad estaba revolucionada por volver a ganar algo después de 15 años (N. de la R.: se refiere al título de Valdivia de la Dimayor 2001 cuyo último partido se jugó en enero de 2002).

¿Qué tan importante fue para ti el título conseguido con Valdivia?

El título de Valdivia para mi es algo muy importante, porque era un jugador que no estaba identificado con el equipo por ser siempre del rival y que un jugador de Osorno sea respetado y querido es muy difícil. Costó harto pero la verdad que ganando y jugando bien se hizo más fácil, por eso fue uno de los títulos más importante de mi carrera.

¿Cuál es la receta para ganarse el cariño del público de Valdivia?

La receta yo creo que es por mi forma de jugar. Es por cómo soy como jugador, de mucha garra, de mucha actitud, de que si hay que tirarse al suelo se tira el suelo, que corre mucho y eso a cualquier hincha le gusta. Uno puede jugar bien o mal, de repente hay días buenos o malos, pero en lo que no tranzo nunca es en la actitud que un jugador tiene que tener para enfrentar los partidos. Yo sabía que demostrando eso iba a cambiar el tema del rechazo que hubo en el primer momento.

¿Cuándo se dieron cuenta que podían ganar a Basket UdeC?

Fue el martes (13 de febrero, un día antes de la tercera final) después de volver de Conce en que tuvimos una conversación bastante larga en la banca del Coliseo. Hablamos de lo que teníamos que mejorar y de si realmente podíamos revertir la serie. Lo mejor de todo fue que en el partido hicimos lo que habíamos conversado en esa charla.

¿Crees que el punto que marcaste en el último segundo del primer tiempo extra fue el mejor de tu carrera?

Sin lugar a dudas es uno de los mejores, no sé si el más lindo o con más técnica, pero fue uno de los mejores por la situación a lo que llevó ese punto en un partido que estaba muy trabado.

Ese título los clasificó a la Liga Sudamericana, ¿cómo evalúa la experiencia en ese torneo internacional?

La experiencia fue buena, siempre es positivo jugar contra rivales de mejor nivel o contra países que tienen el básquetbol más desarrollado que nosotros. Tuvimos un poco de mala suerte por quedar eliminados por diferencia de puntos. Mucha gente nos criticó porque perdimos con Bahía Basket por una diferencia bastante amplia (64-99), pero después Bahía estaba jugando la final de la Liga, entonces no era un rival de bajo nivel. No pudimos pero por lo menos fue una linda experiencia el estar ahí a punto de clasificar.

Erik Carrasco | Archivo / Miguel Ángel Bustos – Agencia UNO
Erik Carrasco | Archivo / Miguel Ángel Bustos – Agencia UNO

En estos momentos se encuentran entrenando de cara a los dos primeros partidos de las semifinales con ABA Ancud pactadas para el 26 y 27 de febrero. ¿Van por el bicampeonato?

El objetivo de nosotros es volver a repetir el título, sabemos que va a estar complicado por la diferencia del sistema de torneo. Este tiempo nos ha servido para recuperarnos de las lesiones y para mejorar el físico porque veníamos con una carga de importantes de partidos, pero a la vez nos va a acortar el ritmo de juego que veníamos trayendo. Nosotros tenemos que seguir con el objetivo en mente de volver a repetir el título.

En 2015 ganaste la LNB con CSyD Colo Colo, en 2016 con CD Valdivia… ¿Obtener un tercer título consecutivo es algo que está en tu mente o te preocupas más de lo grupal?

Sería lindo, pero no ando preocupado de los números personales, a mí me importa más que el equipo donde esté sea el ganador. Ahora si se da un logro personal o una distinción bienvenido sea, pero no entreno ni juego para eso, sino sería mucho más egoísta en el juego, me considero bastante generoso, de hecho lo que más me gusta es asistir a mis compañeros más que hacer puntos. Mi prioridad es ordenar a mi equipo y salir campeón.

¿Tienes un reparo al sistema de campeonato de la LNB?

A mi no me gusta el sistema de campeonato, sí me gustan jugar más partido porque es más fuente laboral para todos, pero no me gusta el formato de jugar siempre los mismos en el año. Me hubiera gustado una dos rondas todos contra todos, un playoffs de la tabla general cruzado entre norte y sur, cosa que se vayan clasificando los mejores equipos y no tener que jugar una final de un equipo del norte contra el sur.

Erik Carrasco | CDV photography
Erik Carrasco | CDV photography

El año pasado viviste una situación compleja tras tu frustrado traspaso a Osorno Básquetbol y posterior renovación con CD Valdivia. ¿Qué fue lo que pasó? ¿Por qué no fichaste en el equipo de tu ciudad?

Lo que pasa es que yo había llegado a Osorno con un auspicio que me iba a pagar mes a mes y días antes de mi llegada a Osorno se cayó por situaciones que estaban pasando en la empresa. Me dijeron de que si podía buscarme otro equipo que lo hiciera porque ellos no iban a poder hacer el aporte. Después hablé con el dirigente de Valdivia Max Rodríguez, le expliqué la situación y en 15 minutos acordamos mi renovación por dos años. Les comuniqué a la gente de Osorno y no les gustó, se mintió en varios puntos, pero al final siempre fui sincero con ellos, por lo menos yo me siento tranquilo por todo lo que pasó.

¿Qué le puedes decir a la gente de Osorno que se sintió dolida por la situación?

Entiendo que había gente dolida que me quería ver en Osorno, estaba la intención, pero no se dio por factores externos. Yo vivo del básquetbol, es mi trabajo y así como cada persona trabaja y necesita su sueldo a fin de mes nosotros como deportistas es lo mismo. De repente cuando voy a jugar a Osorno me dicen mercenario, pero en su momento cuando sufrió el quiebre Provincial Osorno nadie de esa gente que me muestra su billetera apareció para dar una ayuda.

¿Fue muy difícil convivir con las críticas de parte de los hinchas de Osorno?

Fue complicado porque metieron a mi familia, hablaron cosas que no son verdad y eso es lo que molesta. Como jugador con varios años en el ambiente tengo ‘cuero de chancho’ a las críticas con mala intención, pero cuando involucran a personas que no tienen nada que ver en el tema duele un poco.

URL Corta: http://rbb.cl/fxs8

Tendencias Ahora

Comentarios

ADLP