Tecnología


La moda de los videojuegos retro llegó para quedarse: NES Mini vs Sega Génesis Mini

Camilo Suazo (CC) Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La moda de lo retro al parecer ha llegado para quedarse, al menos en el mundo de los videojuegos.

Fue en noviembre pasado cuando Nintendo lanzó oficialmente al mercado la Nintendo Entertainment System (más conocido como NES) de 8 bits, remasterizada en un formato mini.

Esta consola viene con icónicos títulos preinstalados como Super Mario Bros, The Legend of Zelda, Metroid, Donkey Kong, PAC-MAN y Kirby’s Adventure, entre varios otros, los que brindan a los nostálgicos usuarios la oportunidad de recordar su adolescencia.

Se trata de una réplica casi exacta (ya sabrás porque el “casi”), ya que es bastante más pequeña que la original.

Pero lo que pocos sabían es que antes ya existía en el mercado una versión Mini del Sega Génesis, consola que llegó en 1988 y que compitió contra la Snes de Nintendo.

Pero si bien posee ciertas similitudes con la Mini Nes en el sentido de que también es más pequeña y viene con juegos incorporados, posee algunas diferencias que pueden marcar la diferencia, ya sea para bien como también para mal.

¿Estás pensando en comprar alguna pero aún no estás seguro sobre cuál escoger? Continúa leyendo para que te hagas una idea más sólida sobre lo que te encontrarás con cada una de ellas.

Diseño

Lo primero a tomar en cuenta es que la Mini Nes es un producto fabricado 100% por Nintendo, lo que ofrece la garantía de que la consola está muy bien lograda.

Y no nos referimos sólo al hecho de que imita al diseño original aunque en un tamaño más compacto, sino que además la calidad de la misma es excelente.

Camilo Suazo (CC) Flickr
Camilo Suazo (CC) Flickr

Por su parte, la Mini Sega Génesis no es un producto creado por Sega sino que fue producido por una compañía llamada FunStock Retro, la que compró la licencia para este producto.

Es por esto que la empresa ofrece una versión más pequeña, pero a su vez modificada, del Sega Génesis original. Y no sólo eso, ya que además el material con el que fabricaron el sistema no es el de mejor calidad.

Cuando tomas una Mini Nes y una Mini Sega Génesis de inmediato notas que el acabado de la primera es bastante superior.

Camilo Suazo (CC) Flickr
Camilo Suazo (CC) Flickr

Juegos

La Mini NES viene con 30 títulos incorporados, los que abarcan un amplio estilo de juegos: desde los clásicos de plataforma hasta los de carrera, pasando por deportes y acción.

Por supuesto que encontraremos los títulos más recordados como Super Mario Bros 1,2 y 3, Metroid, The Legend of Zelda, Ninja Gaiden, Castlevania, Double Dragon, entre otros.

En tanto, la Sega Génesis viene con 80 juegos. “Una paliza la que le ha dado a la Mini Nintendo”, podrían decir algunos… pero cuidado, ya que son 40 los clásicos de la consola propiamente tal, mientras que los 40 restantes más bien parecen de relleno.

Decimos esto ya que no son juegos que se lanzaron en su época para la consola, y son de un estilo más básico. Dentro de los juegos conocidos están los de la saga de Sonic, Mortal kombat 1,2 y 3, Golden Axe, entre otros.

Dicho esto, la gran ventaja que ofrece la Mini Sega Génesis es que puedes insertar los cartuchos que aún conserves de la consola original, algo que en la Mini Nes no se puede hacer.

Precio

Si bien originalmente Nintendo señaló que la Mini NES tendría un valor de 59.99 dólares, finalmente la consola llegó a nuestro país con un valor de $79.900. Por su parte, la Mini Sega Génesis está disponible en $59.990.

Controles

El control de la Mini Nes es exactamente igual al del Nes original. A pesar de su sencillez se siente muy bien, aunque en este punto hay un contra que es importante mencionar: la corta extensión del cable, lo que en algunos momentos se puede volver algo incómodo. Eso sí, no es nada que un extensor del cable HDMI no pueda solucionar (para dejar la consola más cerca nuestro).

Camilo Suazo (CC) Flickr
Camilo Suazo (CC) Flickr

¿Y los de la Mini Sega Génesis? Son muy parecidos a los originales de la consola, aunque tienen un tamaño más pequeño. La verdad es que estos no son muy cómodos, se sienten muy livianos por lo que la sensación no es la misma. Un detalle es que mientras la Mini Nes viene sólo con un control, la Mini Sega Génesis viene con dos, los que por cierto son inalámbricos.

El hecho de que no tengan cable puede ser una ventaja muy importante, pero es importante señalar que esto lo logra mediante puerto infrarrojo, por lo que debes apuntar directamente el control hacia la consola. Muchos tienen la costumbre de ocupar el mando en posición vertical, lo que en este caso hará que el control no responda.

Camilo Suazo (CC) Flickr
Camilo Suazo (CC) Flickr

Lo bueno, lo malo y lo feo de cada una

Tal como mencionamos en un comienzo, ambas opciones son parecidas pero con importantes diferencias. Mientras la Mini Nes hará que el usuario viaje en el tiempo, experimentando una sensación muy similar a la que tuvo con la original, en el caso de la Mini Sega Génesis esto no es tan así debido a los detalles ya expuestos.

Para ejemplificar mejor las conclusiones realizaremos una categorización con lo bueno, lo malo y lo feo de cada una:

Mini Nes

Lo bueno: La posibilidad de jugar los clásicos de la Nes es algo genial, manteniendo la mística que tuvo la consola original. La selección de los juegos está muy buena, y ofrece opciones interesantes como guardar la partida o ver la imagen en 4:3 , con un filtro CRT (lo que te dará la sensación de estar jugando en un televisor antiguo) y el modo Pixel Perfect.

Lo malo: Si bien no hay nada verdaderamente malo, el hecho de que se hayan caído en algo tan básico como la extensión del control podría ser un punto en contra. La posibilidad de agregar nuevos juegos es algo que muchos hubiesen agradecido, aunque tal vez sería hilar demasiado fino.

Lo feo: En este apartado podemos señalar el hecho de que para salir de un juego e ingresar a otro, tendremos que sí o sí apretar el botón “reset” en la consola, algo que puede ser algo incómodo si por ejemplo estás jugando acostado.

Mini Sega Génesis

Lo bueno: Tal como en el caso de la Mini Nes, es una excelente forma de recordar verdaderos clásicos como los de Sonic the Hedgehog, Mortal Kombat 1,2 y 3, entre otros. Además viene con dos mandos, los que son inalámbricos. Finalmente, podremos utilizar nuestros cartuchos antiguos.

Lo malo: La consola posee interesantes opciones pero se cae en detalles muy básicos. La calidad del sonido de los juegos no es la mejor, mientras que el material del que está hecho nos recuerda que FunStock Retro intentó abaratar costos como fuera.

Lo feo: Los controles son inalámbricos aunque no responden como quisiéramos, por lo que deberás apuntar muy bien al puerto infrarrojo.

En resumidas cuentas…

Podríamos decir que la Mini Sega Génesis es recomendada para todos quienes no tuvieron la consola original cuando eran jóvenes. Por el contrario, si tuviste la Sega Génesis, esta no te brindará ese factor sentimental, al menos no en su plenitud. Pero si lo único que quieren es probar juegos retro, es una interesante opción.

En tanto, se hace evidente que Nintendo se preocupó de traer ese factor de nostalgia con su Mini Nes. Y no sólo se fijó en los detalles que hicieron a esta consola tan popular, sino que además agregaron interesantes opciones, lo que la convierte en una consola bastante recomendada.

Camilo Suazo (CC) Flickr
Camilo Suazo (CC) Flickr
Camilo Suazo (CC) Flickr
Camilo Suazo (CC) Flickr
Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados