Tecnología
Nasa lanza primera sonda para recoger muestras de un asteroide
Publicado por: Denisse Charpentier La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Nasa lanzó su sonda Osiris-REx hacia un asteroide para tomar allí muestras y traerlas de regreso a la Tierra, materiales que podrían ayudar a explicar los orígenes y la formación del sistema solar, así como la aparición de la vida.

El cohete Atlas V de las sociedad estadounidense Launch Alliance parti√≥ desde su plataforma de lanzamiento en Cabo Ca√Īaveral, en Florida, tal como estaba previsto a las 19H05 (22H05 GMT), bajo un cielo claro y despejado.

“El principal objetivo de Osiris-REx es traer al menos 60 gramos de materiales -hasta dos kilos- ricos en carbono, que ser√°n tomados de la superficie del asteroide Bennu”, explica Dante Lauretta, profesor de ciencia planetaria en la Universidad de Arizona, responsable cient√≠fico de esta misi√≥n de 800 millones de d√≥lares, in√©dita para la Nasa.

Será la cantidad más grande de material extraterrestre traída por la agencia espacial desde el programa Apolo (1969-1972), cuando los astronautas estadounidenses trajeron un total de 362 kilos de roca lunar.

“Esperamos que estas muestras contengan mol√©culas org√°nicas que daten de los or√≠genes del sistema solar, hace 4.500 millones de a√Īos, que podr√≠an dar informaci√≥n y pistas clave sobre el origen de la vida”, a√Īadi√≥.

Como son residuos de la formación del sistema solar, los asteroides contienen material primitivo.

La sonda deberá llegar a Bennu (cuya distancia con la Tierra varía de 448.700 a 344 millones de kilómetros) en agosto de 2018.

Bennu es una gran roca negra de 492 metros de di√°metro y de 77,6 millones de toneladas de masa que gira alrededor del sol en 1,2 a√Īos y se acerca a la Tierra cada seis a√Īos, a una distancia aproximada a la que nos separa de la Luna.

Contacto de tres a cinco segundos

Una vez cerca del asteroide, los instrumentos a bordo de la nave permitirán cartografiarlo en 3D, identificar los minerales y substancias químicas que estén en la superficie y seleccionar un lugar para sustraer las muestras.

Para este vuelo de reconocimiento, la nave se acercar√° a 240 metros de Bennu.

En julio de 2020, la sonda tocar√° el asteroide durante apenas tres a cinco segundos, con la ayuda de un brazo de tres metros de largo para traer rocas y polvo con una suerte de aspirador, cuyo concepto fue inventado por un ingeniero de la compa√Ī√≠a Lockheed Martin… en su garaje.

Los materiales sustra√≠dos ser√°n guardados en una c√°psula y la nave dejar√° los alrededores del asteroide en marzo de 2021 para iniciar un periplo de retorno a la Tierra de dos a√Īos y medio.

Cuando Osiris-REx esté cerca de la Tierra en septiembre de 2023, la cápsula con las muestras será eyectada de la nave y aterrizará suavemente, con la ayuda de paracaídas, en el oeste de Estados Unidos, cerca de Salt Lake City.

Las muestras serán de inmediato transportadas a los locales de la Nasa en Houston. La sonda quedará, por su parte, en órbita alrededor del Sol.

Esta misi√≥n dar√° las bases de futuras exploraciones de asteroides y de otros peque√Īos cuerpos celestes en el sistema solar.

Permitir√° sobre todo verificar la hip√≥tesis m√°s generalmente aceptada seg√ļn la cual ese tipo de asteroide trajo el agua y los materiales precursores de la vida en la Tierra.

Otro de los objetivos ser√° medir el “efecto Yarkovsky”: ese fen√≥meno t√©rmico, bajo el efecto del Sol, que act√ļa sobre la trayectoria de los asteroides ejerciendo un leve empuje.

Una mejor comprensión de este efecto deberá ayudar a prever mejor las órbitas de esos cuerpos celestes e intentar desviar el curso de aquellos que puedan amenazar con impactar la Tierra.

Por √ļltimo, esta misi√≥n deber√≠a permitir evaluar mejor el potencial de explotaci√≥n minero de los asteroides que podr√≠an ser ricos en minerales.

URL CORTA: http://rbb.cl/esih
Tendencias Ahora