La vejez y la pena de cárcel

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Cuando Pinochet llegó de Londres y en un acto de energía impensable se paró de su silla de ruedas para saludar, el resultado fue la sepultación de la fe pública en la independencia y honestidad de los diagnósticos médico-jurídicos. Tanto en Londres como en Chile, la medicina judicial se reveló susceptible a la astucia y a la manipulación.