temas del día

Artes y Cultura


Anécdotas del TNCH: Víctor Jara no solo trabajaba en la sala Antonio Varas

Fundación Víctor Jara
Publicado por
Envíanos tu corrección

El popular cantautor Víctor Jara, no solo deleitó a la sociedad chilena con su música, también dejó talento en las tablas de la Sala Antonio Varas, dirigiendo reconocidas obras teatrales.

A los 21 años, ingresó en el coro de la Universidad de Chile, participando en el montaje de Cármina Burana, comenzando así su trabajo de investigación y recopilación folclórica. Una vez cumplidos los 24 años, se unió a una compañía teatral Mimos de Noisvander, e inició los estudios de actuación y dirección en la Escuela de Teatro de la U de Chile.

El artista es recordado por dirigir obras tan reconocidas como: “Animas de día claro” y “La remolienda”, ambas de Alejandro Sieveking.

Cuando la jornada de ensayo para Víctor Jara era muy extensa, significaba perder el último autobús que lo llevaba a su hogar. En aquellos tiempos, el cantautor vivía en una población periférica de Santiago y la última micro pasaba a las 23.00 horas.

Bajo ese contexto, y en más de una oportunidad, Víctor era autorizado por un compresivo auxiliar para dormir en el camarín número cinco de la sala Antonio Varas de la calle Morandé 25.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados