Artes y Cultura
Viernes 06 abril de 2018 | Publicado a las 15:26
El emotivo encuentro que sostuvo Pablo Milanés con Ana González en su breve show en Chile
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Ante poco más de mil personas, y en un Teatro Teletón que no alcanzó a copar su capacidad, el trovador cubano Pablo Milanés selló su regreso a Chile con una presentación que lo emparejó con Inti Illimani, en un concierto a dos bandas que inauguró la gira del trovador en el país.

El espect√°culo se dividi√≥ en tres bloques: uno dedicado a Milan√©s; otro que congreg√≥ a ambas partes en el escenario; y uno final y exclusivo para la banda chilena. En el papel, y a pesar de su larga trayectoria, el m√ļsico se present√≥ poco m√°s de 60 minutos en escena, y adem√°s en tres canciones en las que se acompa√Ī√≥ de Inti Illimani.

Yo pisar√© las calles nuevamente fue uno de los frutos de esa alianza, y la primera canci√≥n de la noche. Gran parte del repertorio estuvo dedicado a los recientes trabajos del cubano, uno de ellos su colaboraci√≥n con el pianista Miguel N√ļ√Īez que anoche lo acompa√Ī√≥ junto a un bajista y un percusionista.

Pero uno de los momentos más célebres de la noche sucedió tras bambalinas, donde el cantautor sostuvo un encuentro con la activista chilena por los Derechos Humanos Ana González de Recabarren, cuyo marido, dos hijos y una nieta fueron desaparecidos en dictadura en un caso emblemático de la época. Las imágenes fueron difundidas horas más tarde a través de la Oficina de Prensa Para América Latina (Opal).

Un show breve

A pesar del poco tiempo, Milan√©s tuvo espacio para la nostalgia. Los momentos de Eduardo Gatti se convirti√≥ en una de las postales de la noche, y tambi√©n Vestida de Mar, canci√≥n que le dedic√≥ a una “Cuba poco tur√≠stica” y que lejos de una cr√≠tica a los hermanos Castro envuelve una triste historia de amor.

En todo el concierto, se mantuvo sentado al centro del escenario y de sus tres m√ļsicos, sin tomar su guitarra en ning√ļn minuto. Cabe se√Īalar que esta gira es el regreso del trovador a los escenarios luego de un trasplante de ri√Ī√≥n que lo mantuvo a maltraer desde 2014, y que motiv√≥ la donaci√≥n de su propia esposa, la historiadora Nancy P√©rez.

Sin embargo, los primeros aplausos, v√≠tores y coros colectivos vinieron con Para vivir, ya en el desenlace del show, dedicado a algunos de los grandes hits. Yolanda y El breve espacio en que no est√°s marcaron el fin de su presentaci√≥n, la cual se prolong√≥ con los canciones a d√ļo con Inti Illimani: La Jardinera y Paloma Ausente.

En total trece canciones, donde la trova, la salva, el candombe y hasta la m√ļsica popular chilena tuvieron espacio.

URL CORTA: http://rbb.cl/jtuk
Tendencias Ahora