temas del día

Artes y Cultura


Una Condenación de Fausto realmente estelar

Publicado por
Envíanos tu corrección

Una grata sorpresa resultó la versión Estelar del sexto título con que culminó la temporada lírica 2016 del Teatro Municipal de Santiago, una producción en que resaltó la figura de la mezzo soprano Evelyn Ramírez, en el rol de Margarita, por su calidad interpretativa y la belleza de su voz.

La condenación de Fausto, foto de Patricio Melo, TMS (c)

La cantante comprobó aquí, que es la voz principal femenina a nivel local y es por ello que es la cuarta ópera que ha protagonizado en el segundo elenco o Estelar, que satisfizo plenamente con su versión y que al igual que el resto de los componentes del elenco, agradó en gran medida a los espectadores en esta ocasión.

“La condenación de Fausto” (en francés: “La Damnation de Faust”) es una obra musical para orquesta, voces solistas y coro, compuesta por Hector Berlioz y estrenada por primera vez en París el 6 de diciembre de 1846. Es una obra concebida para ser tocada y cantada en versión de concierto, aunque años después de la muerte del compositor se la haya representado en ocasiones en versiones escénicas de ópera y de ballet.

Es por lo tanto una obra situada entre la ópera y la sinfonía coral. Berlioz la había subtitulado como “Légende dramatique en quatre parties” («Leyenda dramática en cuatro partes»). Él mismo escribió el libreto con ayuda de Almire Gandonnière y de Gérard de Nerval, adaptando para ello la traducción al francés, por el mismo Nerval, de la obra “Fausto”, que Goethe había escrito y publicado en lengua alemana en el primer cuarto del siglo XIX.

Esta obra se representa regularmente en salas de conciertos y ocasionalmente en escena como una ópera. Tres secciones de esta obra, la Marche Hongroise (Marcha húngara), Ballet des sylphes, y Menuet des folles se interpretan separadamente como piezas independientes bajo el título “Tres piezas orquestales de “La Damnation de Faust”.

El tenor argentino Santiago Burgui dominó su rol de Fausto en gran medida. Desde un comienzo se impuso teatralmente y su voz fue grata y clara. Convincente en todos lo aspectos, el bajo barítono Homero Pérez, fue un Mefistófeles de primer nivel y el barítono Sergio Gallardo repitió su simpático papel de Brander de la versión internacional.

La condenación de Fausto, foto de Patricio Melo, TMS (c)

Correcta la participación de la Orquesta Filarmónica de Santiago, conducida por Pedro Pablo Prudencio y bien, una vez más en lo suyo, el Coro de Teatro Municipal, a cargo de Jorge Klastornick.

El gran mérito de la regie del chileno Ramón López fue la solución de continuidad visual que le da al desarrollo de la obra el espejo en la parte de atrás del escenario y su concepto de la idea del bien y del mal, presente en toda la obra.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados