temas del día

Artes y Cultura


Versión de gran calidad en el estreno de “Orfeo” de Monteverdi

Publicado por
Envíanos tu corrección

Del compositor italiano Claudio Monteverdi y considerada como la “primera gran ópera de la historia,” esta obra copará la cartelera lírica nacional del fin de semana, y tendrá dos fechas en Santiago, los días 29 y 30 de septiembre en el Teatro Oriente, y el sábado 1 de octubre en el Teatro Regional de Rancagua.

Gracias a un esfuerzo conjunto de SPEDIDAM de Francia, el Teatro Regional de Rancagua y la Fundación Cultural de Providencia, “Orfeo” está siendo presentada junto a Les Sacqueboutiers de Toulouse (Francia), el principal ensamble de bronces de su país, considerado por los especialistas y por el público como una referencia para la interpretación de la música, la Orquesta Barroca Nuevo Mundo de Rancagua con 40 instrumentistas y creada el años 2012, la primera en su estilo en el país y cuyo objetivo es divulgar el repertorio musical de los siglos XVI hasta el XVIII.

L’Orfeo de Claudio Monteverdi se estrenó al comienzo del carnaval de 1607, el 24 de febrero de ese año, en el palacio de Mantua, y produjo una fuerte impresión. El comienzo de la fiesta indudablemente brillante en cuyo marco tuvo lugar el estreno, lo constituyeron unas fanfarrias que el compositor creó para su señor, el duque Francesco Gonzaga. Esta fecha se ha establecido como el nacimiento de la ópera, Monteverdi con su “favola in musica” (“la fabula musical”) estableció para siempre las pautas del nuevo género con un revolucionario tratamiento dramático y musical.

Hay que señalar que con esta ópera se están celebrando los 450 años del nacimiento de Monteverdi. Un total de más de 100 artistas de Argentina, Francia, Suiza y España se reunen, bajo la dirección del maestro argentino Eduardo Egüez, encabezados por los consagrados cantantes de la lírica nacional, la mezzosoprano Evelyn Ramírez y el barítono Patricio Sabaté, junto a la mezzo soprano sueca de padres chilenos, Luciana Mancini, con trabajos musicales en Valdivia, pero también en Europa. y el connotado baritono chileno, Sergio Gallardo.

En Florencia a finales del siglo XVI, el aristócrata Giovanni Bardi acogió en su palacio a la Camerata Fiorentina, especie de tertulia o club donde se discutían temas de literatura o música. Uno de los debates giraba en torno a si en la antigua tragedia griega, era sólo el coro el que cantaba o bien lo hacían todos los personajes. Uno de los contertulios que con más ardor apoyaba esta última tesis, era Vincenzo Galilei (padre del astrónomo) y consiguió convencer de sus ideas a Jacobo Peri (1561 – 1633) que en el año 1597 compuso la que puede considerarse como la primera ópera de la historia musical, “La Dafne” basada en un texto de Ottavio Rinuccini (1562 – 1621). “La Dafne” fue la primera obra dramática pastoral totalmente acompañada por música, aunque de un modo germinal. Pasaron algunos años y el nuevo género fue alumbrando nuevas y poco pulidas obras: ” Representación del Alma y Cuerpo” (Roma 1600) de Cavalieri; “L’Euridice” (1601) de Caccini; “L’Euridice” (1601) de Peri, etc.

Hubo que esperar hasta el carnaval de Mantua de 1607 para que uno de los más altos pilares de la música de todos los tiempos, Claudio Monteverdi (Cremona 1567 – Venecia 1643) diera al público su obra “La Favola d’Orfeo”. Fue estrenada el día 24 de febrero en el palacio ducal de los Gonzaga.

El libreto es obra de Alessandro Striggio (el Joven) (1535 – 1590) y se basa en la obra de Rinuccini “L’Euridice” que ya había servido de base a las óperas de Peri y Caccini. Striggio amplió el pequeño poema de Rinuccini hasta convertirlo en un libreto de cinco actos, con un sentido teatral más dramático y emocionante.

Monteverdi introdujo muchos aires para solos, dúos, madrigales, danzas… que contrastan con el necesario recitativo. Así mismo empleó una rica orquesta de unos 40 instrumentos entre ellos flautas, cornetas, trompetas, trombones, una familia completa de cuerdas, etc. La partitura contiene además casi 30 breves números musicales como una toccata y numerosos ritornellos, danzas…

En el Orfeo ya se encuentran los elementos que pertenecerán a la ópera de los siglos futuros: la separación entre recitativo y aria, la forma estrófica y los ritornellos, la inserción de danzas, la intervención del coro, la introducción simple y puramente orquestal. En definitiva, se puede considerar al Orfeo como la primera gran ópera de la historia de la Lírica y punto de arranque fundamental en el desarrollo posterior del género, todo ello gracias al genio musical Monteverdiano.

Reparto

“Orfeo” es uno de los primeros trabajos musicales reconocidos dentro del género de la ópera, compuesta por Claudio Monteverdi, con texto de Alessandro Striggio, exhibiéndose por primera vez en febrero de 1607. Publicada en Venecia en 1609, la ópera hizo su moderno debut en 1904 en una versión para concierto en París. La trama está basada en el antiguo mito griego de Orfeo (Sabaté) y, quien intenta rescatar a su difunta amada del Hades, el mundo de los muertos (Evelyn Vergara).
Orfeo: Patricio Sabaté.

La Música: Amalia Montero

Euridice: Evelyn Vergara
La
Messagera: Evelyn Ramírez
La
Speranza: Luciana Mancini

Caronte: Eleomar Cuello

Proserpina: Luciana Mancini

Apollo: Eleomar Cuello

Ninfas: Madeleine Vasquez

Coros: Ex Coro de La Universidad Alberto Hurtado.

En esta ocasión debemos destacar primero, el trabajo del barítono nacional Patricio Sabaté, quien realiza un trabajo excepcional en las más de dos horas de la obra, en que también se lucen, la mezzosoprano rancagüina Evelyn Ramirez y varias figuras jóvenes,como Amalia Montero, Madeleine Vásquez, Eleomar Cuello y Sergio Gallardo,del Coro del Teatro Municipal de Santiago.

También hay que mencionar a los varios aciertos de la orquesta y coros, muy bien conducidos por el maestro trasandino Eduardo Eguez.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados