Artes y Cultura
Muere la escritora estadounidense Ursula K. Le Guin, ícono de la ciencia ficción
Publicado por: Francisca Rivas La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La autora estadounidense Ursula K. Le Guin, una de las m√°s famosas escritoras de ciencia ficci√≥n de la historia, muri√≥ a los 88 a√Īos, anunci√≥ el martes su familia.

Le Guin gan√≥ fama por su serie Terramar (Earthsea), iniciada a fines de los a√Īos 60, en los que un aprendiz de brujo lucha contra los poderes del mal d√©cadas antes de que Harry Potter hiciera lo mismo.

Escribi√≥ novelas, libros para ni√Īos, cuentos, poes√≠a y ensayos.

“Con profunda pena la familia de Ursula K. Le Guin anuncia su muerte en paz ayer en la tarde”, indic√≥ un breve comunicado publicado en su cuenta Twitter verificada.

El famoso escritor estadounidense de suspense, literatura fant√°stica, ciencia ficci√≥n y horror Stephen King lament√≥ la muerte de “uno de los grandes” en su propio tributo en Twitter.

“No era s√≥lo una escritora de ciencia ficci√≥n, era un √≠cono literario”, escribi√≥.

Educada en el Radcliffe College de Massachusetts y en la Universidad de Columbia de Nueva York, Le Guin era experta en antropología. Su padre, Alfred Louis Kroeber, era un etnólogo conocido por su trabajo con los indígenas estadounidenses.

Publicó su primera novela, El mundo de Rocannon, en 1966. Pero el éxito le llegó con la publicación en 1969 de La mano izquierda de la oscuridad, que ganó numerosos premios y se transformó en un clásico de la ciencia ficción.

El planeta en el cual se basa esta novela es poco diferente de la Tierra, salvo por su clima glacial, pero los seres que la habitan son radicalmente diferentes: tienen un solo sexo y a veces asumen roles femeninos y, otras veces masculinos.

El libro plantea preguntas sobre la identidad sexual y cuestiona las reglas sociales, la cultura y la vida de ese planeta.

Escritora comprometida

En la historia de las sociedades galácticas que describió, Le Guin, influenciada por el taoísmo y el anarquismo, intentó demostrar que no existía ninguna solución total y definitiva en la teología, la política, ni ninguna de las ciencias sociales pasadas o futuras.

“Lo √ļnico que hace la vida posible es una incertidumbre permanente e intolerable: no saber qu√© es lo que viene despu√©s”, declar√≥ una vez la novelista.

A su manera, fue una escritora comprometida y defendi√≥ las tesis de Murray Bookchin, militante ecologista libertario estadounidense fallecido en 2006 y considerado en su pa√≠s como uno de los grandes pensadores de la “nueva izquierda” radical.

Mucho antes de que fuera un tema de moda, la escritora, nacida en 1929 en California e instalada en Portland desde finales de los a√Īos 1950, mostr√≥ un gran inter√©s por las cuestiones medioambientales. Algunas de sus obras como Planeta de exilio y El nombre del mundo es bosque pertenecen al g√©nero “ecoficci√≥n”, muy en boga en los √ļltimos a√Īos.

La novelista se casó con el historiador francés Charles Le Guin, y la pareja tuvo tres hijos y cuatro nietos.

URL CORTA: http://rbb.cl/j5vq
Tendencias Ahora