Artes y Cultura
Crónica de mi familia o los ojos de un niño que ha perdido a su madre
Publicado por: Ezio Mosciatti
¿Encontraste algún error? Avísanos visitas

El libro de Vasco Pratolini, escrito en 1946, es, más que una novela corta, la crónica de la relación del autor con su hermano Dante, o Ferruccio, como le puso el padrastro de éste.

En Crónica de mi familia se siente a Pratolini escribiendo con urgencia, con una intensa y a ratos angustiosa necesidad interior por capturar y retener su vida, sus recuerdos, su memoria familiar, antes que se empiece a volver etérea, a ser suplantada por la razón y la imaginación.

En este sentido, Crónica de mi familia no busca explicaciones ni razones. Su urgencia, esa carrera angustiante a ratos, deja de lado todo -o casi todo- intento por racionalizar o intelectualizar, de poner palabras de más o que se escapen al objetivo profundo, vital, que es salvar la memoria, las vivencias, los afectos, las caricias…

Pocas veces un texto es tan conciso, profundo e íntimo, y menos veces es un hombre el que habla de forma tan directa de sentimientos, y menos aún de sentimientos familiares: Sentimientos hacia su hermano, su madre, su abuela, su padre… con una sensibilidad que deja al desnudo el dolor, la precariedad, el abandono y la necesidad de cariño, de amor, de ser acogido, amado.

Crónica de mi familia es un relato desgarrador que ahonda de manera notable en la relación entre ambos hermanos, marcada por la muerte de la madre cuando Dante tenía apenas 25 días de vida, la adopción de éste por el “mayordomo” de una gran “Villa” de un barón inglés, la crianza del autor por parte de la abuela, la ausencia del padre y una pobreza que amenaza constantemente.

“Pero el amor de los pobres es más frágil: o las almas se ensamblan o todo se destroza y fragmenta, y el amor se convierte en embrutecimiento, desesperación, odio, incluso tragedia.” (pp 137)

Ese ensamblaje es, en buena medida, lo que busca el protagonista.

Crónica de mi familia habla de eso: de los lazos familiares, afectivos. La necesidad de una madre y los efectos de su ausencia.

“Tus ojos buscaban apoyo en los míos, eran los ojos de un niño que ha perdido a su madre.” (pp 158)

Como pocos, Crónica de mi familia es un libro que narra la precariedad afectiva y material expresada en la relación y necesidades de dos hermanos que vivieron separados, narrado por uno de sus protagonistas, Vasco Pratolini (Florencia 1913-1991), un joven pobre -y por ello habla con propiedad, desde lo vivido- que escribió en forma magistral.

Un libro inolvidable, que quedará dando vueltas en muchos y marcará a otros. Un libro sin tiempo…

Crónica de mi familia

Vasco Pratolini
Tusquets editores
Buenos Aires, agosto de 2017

URL CORTA: http://rbb.cl/is0d
Tendencias Ahora