¿encontraste un error?
avísanos

Gingivitis en embarazo: La enfermedad que puede traer graves problemas al bebé por nacer

0VISITAS
Carabineros

Publicado por

Comer saludablemente, dormir las horas adecuadas e incluso no pasar estrés son algunos de los cuidados que preocupan a las mujeres durante el periodo de gestación.

Sin dejar nada de lado, una madre ve cada detalle de su embarazo, con el propósito de tener un hijo sano. Sin embargo, ¿qué sucede con la salud dental de la madre? ¿puede o no dañar al feto?

Estudios recientes han comprobado que si la madre sufre de alguna enfermedad, entre ellas gingivitis o peritonitis, esta podría afectar directamente a su hijo. Por esta razón, especialistas indican que antes de programar un embarazo, es importante hacer un control completo y revisar si tiene algún problema dental.

Por ejemplo análisis realizados han verificado que existe una relación entre la enfermedad periodontal y los nacimientos prematuros. Esto, porque aparentemente, la enfermedad periodontal estimula el incremento de los niveles de fluidos biológicos que inducen al trabajo de parto.

El doctor Glen Rozas, de www.altodent.cl , afirma que durante el embarazo es necesario realizar un cuidado especial en los dientes y encías de la futura madre, para ello recomienda efectuar controles permanentes con el dentista tratante.

La ciencia demuestra que las mujeres en este periodo, experimentan distintos ciclos hormonales que pueden afectar la salud de su boca y agravar algunas enfermedades, en especial, las que afectan las encías.

En este punto el profesional agrega “lo ideal es que las mujeres que están en planificación de tener hijos, se hagan todo antes del embarazo, los tratamientos mas comunes son tratamiento de encías y eliminación de caries activas, ya que, esas bacterias son las mas dañinas y pueden provocar desde partos prematuros, abortos espontáneos hasta bebes con bajo peso al nacer”.

El profesional agrega que es primordial mantener buenos hábitos de higiene bucal antes, durante y después del embarazo o período de lactancia.

Otro punto que concuerda los especialistas es la importancia de efectuar un inspección dental antes de quedar embarazada.

“Si una mujer presenta alguna enfermedad odontológica, esta se puede agravar durante el periodo de gestación” apunta el doctor Glen, quien agrega que una mujer encinta pasa por distintos cambios hormonales que son más fuertes, produciendo un debilitamiento del sistema inmunológico.

Además, los doctores afirman que los problemas de encías como la gingivitis aparece con frecuencia durante el segundo mes de embarazo, el cual aumenta con fuerza en octavo mes. Por ello, si la mujer presenta enfermad en su boca antes de estar embarazada, generará mayor dificultad durante este periodo gestacional, provocando no solo un dolor generalizado en la boca de la madre, también afectado directamente al bebé que está por nacer, como bajo peso, nacimiento prematuro y en el peor de los casos un aborto espontáneo.

Cifras señalan que el 15 % de los adultos entre 21 y 50 años y 30 % de los adultos sobre los 50 años tienen enfermedad periodontal, que consiste en una infección bacteriana complicada la cual destruye al hueso que soporta al diente. La encía se separa del diente y en ese espacio se acumulan bacterias que producen infección.

¿Es peligro el tratamiento dental o las radiografías durante el embarazo?

Recibir un tratamiento dental durante el embarazo no implica riesgo para el feto, en cuanto a realizar una radiografía, se ha comprobado el haz de rayos radiográficos no va dirigido hacia el abdomen y la cantidad de radiación que se produce es pequeña, por lo que podrán realizarse radiografías dentales durante el embarazo siempre y cuando se ponga un delantal de plomo que cubra el abdomen de la embarazada y proteja al bebé. Por ello, si está embarazada es importante que informe a su dentistas.

En el último trimestre del embarazo puede resultar molesto el permanecer sentada en el sillón dental durante un período prolongado de tiempo, por ello se procura evitar la realización de tratamientos largos, aunque no existe inconveniente en practicar tratamientos dentales.

No se recomienda el uso de óxido nitroso (gas anestésico) durante el primer y tercer trimestre del embarazo ya que podría estimularse la musculatura uterina y favorecer la aparición de abortos espontáneos, durante el primer trimestre, y la aparición de contracciones con riesgo de parto prematuro, durante el tercero. Si existen antecedentes de partos prematuros debe evitarse el tratamiento dental durante los últimos meses.

URL Corta: http://rbb.cl/e6ad