Nacional


Popular restorán antofagastino sancionado con 18 multas por no respetar derechos laborales

Archivo | David Cortés Serey | Agencia Uno
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La Dirección Regional del Trabajo cursó 18 sanciones a la empresa restaurante Panda Ltda., un conocido local de comida en el centro de la ciudad, varios de cuyos trabajadores vivían en precarias condiciones, sin que se les respetaran legalidades básicas del derecho del trabajo.

En lo que constituye el primer desenlace de un hecho que concitó la atención pública regional, la Dirección del Trabajo de Antofagasta aplicó multas por casi $13 millones a los dueños del restorán de comida china, por 18 infracciones a normas básicas del Código del Trabajo.

A estas sanciones podrían sumarse acciones judiciales en el ámbito de los derechos fundamentales de los trabajadores, pero ello debe aguardar a la elaboración de los informes definitivos.

La primera determinación sancionatoria fue informada por el director regional del Trabajo, Rubén Gajardo, quien sostuvo que “las sanciones aplicadas son las máximas permitidas por la legislación laboral frente a un hecho que impactó negativamente a la opinión pública por la precariedad en que la empresa mantenía a la mayoría de sus trabajadores”.

En total, son 16 los trabajadores cuyos derechos laborales habían sido vulnerados por la empresa culinaria, cuyo representante legal es Yuping Zhang.

De ellos, cinco provienen de China y vivían en un conventillo colindante con el restorán, en malas condiciones de salubridad. Junto con ellos, había otros trabajadores extranjeros, un peruano y dos colombianos.

Entre las infracciones esenciales castigadas figuran la no escrituración de contratos de trabajo, el no pago de remuneraciones o la no entrega de comprobantes de pago, no llevar registros de asistencia o no tenerlos correctamente, no declarar oportunamente las cotizaciones previsionales ni el seguro de cesantía.

En el plano de la seguridad y salud laboral se aplicaron multas por no contar con baños independientes y separados para hombres y mujeres, no informar a los trabajadores de los riesgos laborales, no entregarles elementos de protección personal, no entregar un ejemplar escrito del reglamento interno de higiene y seguridad y no mantener el lugar de trabajo en buenas condiciones de orden y limpieza.

Asimismo, la empresa fue sancionada por dificultar la fiscalización, no exhibir toda la documentación necesaria para efectuarla y, finalmente, violar la suspensión de labores.

Esto último, porque pese a tener orden de no funcionamiento desde el 4 de mayo, una segunda fiscalización al local, realizada el 10 de mayo, comprobó que los empleadores habían llevado al segundo piso del restorán a un grupo de trabajadores que estaba preparando comida en el momento de ser descubierto.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados