temas del día

Cultura


Cine UC celebra los 80 años de Woody Allen con nutrida retrospectiva

RBB
Publicado por
Envíanos tu corrección

Con 8 décadas y 5 de carrera, el cineasta neoyorkino es uno de los más importantes e influyentes desde la segunda mitad del siglo pasado hasta la actualidad. Tres veces premiado con el Oscar de la Academia, ha filmado casi una película por año desde sus inicios, entre las cuales destacan Annie Hall (1977); Match Point (2005) y Blue Jasmine (2005), entre otras.

Director, guionista y actor neoyorkino, es reconocido como una de las figuras más importantes de la industria del cine de mediados del siglo XX e inicios del XXI. Desde muy joven desarrolló la veta humorística vendiendo chistes y sketchs a columnistas y cómicos de clubes nocturnos, pero fue a fines de los 60 que debutó en el cine como director y actor con la cinta “Toma el dinero y corre”. Con su particular humor negro y soltura narrativa, Woody Allen actualizó la comedia norteamericana, mediante historias y personajes marcadamente influidos por su visión pesimista de la vida y aspectos tan personales como el judaísmo, el psicoanálisis y la comunicación en la pareja.

En 50 años de carrera Allen ha realizado 45 largos, casi uno por año, y a sus 80 años no muestra signos de querer retirarse. Esta retrospectiva incluye emblemáticas cintas que encumbraron a este director -y a sus actrices- esposas Diane Keaton y Mia Farrow- tales como Annie Hall, Manhattan, Hannah y sus hermanas y Crímenes y pecados, entre otras.

Miércoles a domingo, a las 16, 19 y 21.30 hrs. Entrada general: $2.500. Convenios 2×1

Programación

Robó, huyó y lo pescaron (1969, 85’)

La segunda cinta dirigida por Woody Allen, luego de su debut con What’s up Tiger Lily, es señalada por la mayoría de los fans del director neoyorkino como una de las más divertidas de su carrera. Coescrita junto a Mickey Rose, aquí Woody Allen encarna a Virgil Starkwell, un dulce e inepto criminal al cual todo le sale bastante mal. Dos de las secuencias más celebradas son quizás aquellas en que Virgil pierde la batalla en contra de una vieja máquina de bebidas o su torpeza para escribir amenazas. Con Woody Allen, Janet Margolin y Marcel Hillaire.

Todo lo que siempre quiso saber sobre sexo (pero nunca se atrevió a preguntar) (1972, 82’)

Escrita, dirigida y protagonizada por Woody Allen, se trata de una parodia del libro homónimo del Dr. David Reuben, en la cual se exploran diversos temas relacionados con la psicología sexual humana, a través de siete hilarantes segmentos.

La última noche de Boris Grushenko (1975, 85’)

Otra de las comedias tempranas de Woody Allen, escrita, dirigida y protagonizada por el cineasta, quien interpreta a Boris Grushenko, un soldado ruso de principios del siglo XIX que de manera inexplicable se convierte en un héroe de guerra en contra de los ejércitos de Napoleón. Con banda sonora del compositor ruso Sergei Prokofiev, aquí el realizador rinde homenaje a la literatura rusa al tomar como base varios relatos clásicos de ese país.

Annie Hall (1977, 93’)

Destacada entre las comedias más divertidas de todos los tiempos por el Gremio de escritores de América, en esta cinta Woody Allen se adentra en el amor y las relaciones de pareja, a través de las andanzas de una neurótica pareja de Nueva York. Protagonizada por el cineasta y su pareja en ese momento, Diana Keaton, la cinta fue galardonada con cuatro premios Oscar.

Manhattan (1979, 96)

Una de las obras maestras del realizador, esta comedia retrata los enredos amorosos de un neoyorquino de 42 años (Woody Allen), quien tras dos fracasos matrimoniales, entabla una relación con una sexy y snob chica de 17, aunque está enamorado de Mary (Diane Keaton), la novia de su mejor amigo. Enteramente filmada en blanco y negro, la cinta además cuenta con la música de George Gershwin, uno de los compositores favoritos de Allen.

Recuerdos (1980, 89’)

Con un argumento similar a 8 ½, de Fellini, en esta cintra con tintes autobiográficos Woody Allen aborda la crisis creativa de un cineasta aburrido de hacer comedias. Invitado a una retrospectiva de su obra durante un fin de semana, Sandy (Woody Allen) se ve asediado por sus fans, sus amigos, sus amantes y los ejecutivos del estudio para el cual ha filmado una película, quienes quieren editar el final para hacerla más comercial.

Comedia sexual de una noche de verano (1982, 88’)

Con esta cinta, Woody Allen se aventuró en el cine de época a través de la historia de tres parejas que, a inicios del siglo XX, se van a pasar un fin de semana en un campo. Los enredos comienzan cuando el idílico ambiente reactiva las fantasías de los invitados: un filósofo y su novia; un excéntrico inventor y su mujer, y un mujeriego médico y su novia más reciente, todos quienes se ven envueltos en una confusión emocional.

Zelig (1983, 79’)

Escrita, filmada y protagonizada por Woody Allen, esta película narra la historia de Leonard Zelig, un extraño personaje que posee la habilidad extrema de transformarse física y psicológicamente para parecerse a las personas que lo rodean y de esa manera ser aceptado. La historia se presenta como un falso documental, ya que incluye entrevistas y testimonios de testigos de las diversas situaciones en que se ha visto envuelto Zelig, que van desde la Alemania Nazi, la Depresión del 29 llegando hasta el año 1968.

Hannah y sus hermanas (1986, 106’)

Cinta que cuenta la historia de tres hermanas: Hannah, la mayor y pilar de la familia; Holly, la más problemática e inestable, y Lee, la del medio, de quien Elliot, el marido de Hannah siente que se ha enamorado. El problema es que Lee siente lo mismo que su cuñado, por lo que se verá enfrentada a la culpa que todo esto le genera. Por otro lado está Mickey, el ex marido de Hannah, interpretado por el mismo Woody Allen, quien con su hipocondría y crisis existencial aporta algunas reflexiones acerca de la vida y la muerte.

Días de radio (1987, 88’)

Se trata de un homenaje del director a la radio como medio de comunicación y a la importancia de ésta durante su infancia en los años de la Gran depresión en Estados Unidos. La película narra la historia de una esforzada familia judía de Nueva York, la cual vive, sueña y vibra a través de los diversos programas y shows radiales cuyos programas hablan de la maravillosa vida de las estrellas y la clase alta. Por otro lado, está la historia de Sally, una chica que sueña con convertirse en una gran estrella radial.

La otra mujer (1988, 81’)

La profesora Marion Post ha arrendado una pequeña oficina contigua a una consulta siquiátrica para terminar en paz su libro. Sin embargo, descubre que puede escuchar las confesiones de los pacientes a través del conducto del aire acondicionado. Pero hay una que llama en especial su atención, la de una melancólica mujer embarazada que mantendrá a Marion pendiente y la hará reflexionar acerca de su propia vida.

Crímenes y pecados (1989, 104’)

En este filme Woody Allen nos presenta dos historias paralelas que contienen algunos personajes en común. La primera, es la de Judah, un reconocido oftalmólogo decidido a terminar su relación con Dolores, su amante; sin embargo, ésta lo amenaza con decirle toda la verdad a su mujer. Frente a esta situación, Jack, el hermano de Judah, le plantea como única solución deshacerse de Dolores para siempre. La segunda es la historia de Cliff, un documentalista más bien fracasado que es constantemente humillado por su mujer, y quien se enamorará de Holly, una productora con quien trabaja, la cual le traerá algo de luz a su vida.

Alice (1990, 102’)

Alice (Mia Farrow) es una mujer poco valorada por su marido rico, que vive cómodamente en Manhattan junto a sus dos hijos, y cuya vida vacía transcurre entre lujosas boutiques y peluquerías. Todo cambia cuando Alice visita al misterioso Dr. Yang, quien le recetará unas hierbas mágicas que la llevarán a un viaje interior a través del cual poder realizar sus fantasías.

Sombras y niebla (1991, 85’)

Filmada en blanco y negro y con una marcada influencia del expresionismo alemán en la iluminación contrastada y puesta en escena, esta cinta se centra en la historia de un hombre débil y miedoso a quien se le encomienda la búsqueda de un estrangulador que tiene aterrorizada a una ciudad sumida en una espesa niebla. A medianoche y en la oscuridad, Kleinman deberá buscar al asesino, en medio de lo cual se topará con una tragasables de circo. Con John Malkovich, Kathy Bates, Mia Farrow y Jode Foster, entre otros.

Maridos y esposas (1992, 103’)

Jack (Sydney Pollack) y Sally (Judy Davis) le anuncian a su pareja de mejores amigos Gabriel (Woody Allen) y Judy (Mia Farrow) que se darán un tiempo para romper con la monotonía matrimonial. Perplejos en un principio, Gabriel y Judy también comienzan a cuestionarse su relación y la falta de pasión entre ambos.

Disparos sobre Broadway (1994, 98’)

Corre la década del 20, y el dramaturgo David Shayne (John Cusack), necesita financiar y sacar adelante su obra de teatro. En el camino se topa con un gángster que ofrece apoyarlo con dinero para llegar a Broadway, pero con una condición: que su novia tenga un papel en la obra. Shayne acepta, hasta que se da cuenta que la chica es un desastre en el escenario. Con Rob Rainer, Dianne West y Jennifer Tilly.

Poderosa Afrodita (1995, 95’)

Construida como una tragedia griega, con un coro que va comentando los comportamientos del protagonista, en esta película Woody Allen interpreta a Lenny, un periodista deportivo casado con la dueña de una galería de arte, quien está empeñada en adoptar un hijo. A regañadientes Lenny acepta, pero con el tiempo se da cuenta del talento e inteligencia del niño, por lo que decide buscar a su madre biológica. Con Mira Sorvino, Helena Bonham Carter y F. Murray Abraham.

Todos dicen te quiero (1996, 101’)

Con un reparto estelar que incluye estrellas como Julia Roberts, Goldie Hawn, Natalie Portman, Tim Roth, Drew Barrymore, Edward Norton y Alan Alda, con esta cinta Woody Allen se introduce en la comedia musical hollywoodense. Nueva York, París y Venecia son los escenarios en que se desarrolla la historia de una singular y disfuncional familia vista a través de los ojos de la adolescente D.J.

Deconstruyendo a Harry (1997, 96’)

Harry Block (Woody Allen) es un escritor neoyorkino relativamente exitoso que se ha valido de sus numerosas amantes, matrimonios fallidos y terapias para alimentar sus novelas. Cuando se dispone a viajar a una universidad para recibir un premio se da cuenta de que nadie está dispuesto a acompañarlo. Frente a esto, Harry decide secuestrar a su hijo y recoge una mujer de la calle para realizar el viaje. Con Elisabeth Shue, Billy Crystal, Kirstie Alley, Demi Moore y Robin Williams.

Dulce y melancólico (1999, 95’)

Supuestamente, Emmet Ray (Sean Penn) es el segundo mejor guitarrista de Jazz del mundo, en la década de los 20 y 30. Poseedor de un gran talento y un marcado estilo propio, lamentablemente Emmet es más que nada conocido por su arrogancia y afición por la bebida y las mujeres. A pesar de tratarse de un personaje de ficción, el desarrollo de la historia más la magnífica interpretación de Sean Penn hacen parecer como si se tratare de un capítulo real en la historia del jazz.

Ladrones de medio pelo (2000, 94’)

Ray Winkler (Woody Allen) es un ex convicto que lava platos para vivir quien junto a su esposa Frenchy (Tracy Ullman) sueñan con volverse ricos. Con el objetivo de robar un banco, la pareja abre una tienda de galletas contigua a éste, y mientras Frenchy atiende el negocio, Ray junto a sus cómplices cavan un túnel. Una serie de sucesos inesperados tuercen el curso de los acontecimientos y el destino de la pareja, la cual alcanza su sueño, pero por un camino bastante diferente.

La maldición del escorpión de jade (2001, 103’)

Años cuarenta. C.W. Briggs (Woody Allen), es el investigador más top de una compañía de seguros de Nueva York, o al menos de eso intenta convencer a la nueva experta en eficiencia Betty Ann Fitzgerald (Helen Hunt). Briggs se jacta de ser capaz de atrapar a cualquiera que intente evadir impuestos entrando en su mente; sin embargo, luego de una sesión de hipnosis a la cual tanto él como Betty son sometidos durante un espectáculo, la mente de un ladrón comienza a meterse en la de Briggs.

Match Point (2005, 124’)

Chris Wilton (Jonathan Rhys Meyers) es un joven profesor de tenis de origen humilde que entabla amistad con un chico millonario, de cuya hermana Chris se enamora. Esto le abre las puertas a la alta sociedad londinense y a un prometedor futuro en el mundo de las finanzas. Sin embargo, cuando Chris conoce a la sensual Nola (Scarlett Johansson), una chica americana con quien su cuñado está saliendo, el protagonista sentirá una irrefrenable pasión que lo llevará a engañar y mentir, desencadenándose un trágico final.

Scoop (2006, 96’)

Sondra Pransky (Scarlett Johansson) es una estudiante estadounidense de periodismo paseando por Londres, cuando asiste a un espectáculo de ilusionismo siendo elegida para un truco. Mientras espera para ser desaparecida por el mago, el espíritu del fallecido reportero Joe Strombel aprovecha para aparecerse y entregarle información acerca de un asesino en serie conocido como el “Asesino del tarot”.

Que la cosa funcione (2009, 92’)

Boris Yellnikoff (Larry David) es un físico nuclear retirado y divorciado que ha dejado una vida de comodidades para llevar una existencia más bohemia. Instalado en Chinatown, Boris pasa sus días enseñando ajedrez, hasta que conoce a una chica bastante más joven que él, con quien inicia un romance.

Conocerás al hombre de tus sueños (2010, 98’)

El ya maduro Alfie decide dejar a su esposa por cuarenta Helena para ir detrás de una mujer más joven y libre. Por otro lado, Helena busca consejo en la falsa adivina Cristal, a quien Sally –hija de Alfie y Helena- ha contratado para que tranquilice a su madre. Sin embargo, en lugar de calmarse, Helena se obsesiona con los vaticinios de la falsa vidente. Con Anthony Hopkins, Naomi Watts y Gemma Jones.

Medianoche en Paris (2011, 94’)

Gil (Owen Wilson) es un exitoso guionista de Hollywood y escritor incipiente, a quien ni su trabajo ni su vida le satisfacen. Durante un viaje a París con su novia y suegros, Gil sale a recorrer las calles para buscar inspiración en esta ciudad que adora, en la cual anduvieron sus personajes más admirados. De esta manera, cada medianoche, Gil es invitado mágicamente por un viejo Peugeot a viajar hacia el pasado y compartir con figuras como Jean Cocteau, Cole Porter, Hemingway, Dalí y Picasso, entre otros.

Blue Jasmine (2013, 98’)

La vida de Jasmine (Cate Blanchett) se ha sumido en el caos al ser abandonada repentinamente por su marido, pasando de una vida de lujos a la más absoluta bancarrota. Por esta razón, Jasmine decide mudarse a San Francisco a vivir con su hermana, una mujer sencilla y trabajadora que vive junto a su novio en un pequeño departamento.

Sala de cine. Centro de Extensión UC.
Alameda 390, Santiago.
23546546 / 23546507 cine@uc.cl
Miércoles a domingo, 16, 19 y 21.30 hrs.
Entrada general: $2.500. Convenios 2×1

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados