Cultura


“La Gioconda”: una trágica historia que habla de intriga, venganza y desamor

Jackie
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La esperada ópera del italiano Amilcare Ponchielli es una trágica historia de intriga, venganza y desamor, que transcurre en la Venecia del siglo XVII y que tiene como protagonista a una cantante callejera.

Casi tres décadas tuvieron que pasar para que La Gioconda volviera al escenario del Teatro Municipal de Santiago. Este 11 de mayo –y con cinco funciones– comenzó la Temporada de ópera con este magistral espectáculo.

“La Gioconda” se estrenó en el Teatro la Scala de Milán el año 1883 y al Municipal regresa luego de 36 años (1980). La música de Ponchielli, aclamado alguna vez por la crítica como sucesor de Verdi y quien fuera profesor de Puccini en el Conservatorio de Milán, sigue su línea de autenticidad.

El rol de la protagonista, una cantante callejera, interpretada por la destacada soprano lírico spinto portuguesa Elisabete Matos, está entre las figuras principales del espectáculo. Ella se lució anteriormente en el Teatro Municipal de Santiago protagonizando las óperas de Puccini: “Tosca”, el 2011 y “Turandot” el 2014.

En el estreno de la presente versión, recogió los mayores aplausos del público. Destacó su voz potente que luce especialmente en las escenas dramáticas.

Para Jean-Louis Grinda, director de escena nacido en Mónaco, la idea de esta producción es “hacer pasar la historia como un sueño; tener la sensación de que el espectáculo es una obra de teatro”.

Grinda, cuenta que esta es la séptima vez que monta “La Gioconda”, siendo la primera en Chile. Habla, además, de la complejidad de este montaje ambientado en la época del Renacimiento, ya que “como no tiene lógica dramatúrgica, ni estilo musical propio, el director es quien se la da.”

Dicho esto, junto a su equipo conformado por Éric Chevalier como escenógrafo, Jean-Pierre Capeyron, diseñador del vestuario, y el chileno Ramón López en iluminación, explicó que el objetivo de esta producción es “hacer pasar la historia como un sueño; tener la sensación de que el espectáculo es una obra de teatro”.

Esta obra reclama medios vocales fuera de lo común para sus seis personajes principales. Uno de ellos es Enzo Grimaldo quien, en el punto culmine del segundo acto, en una gran escena musical, canta la grandiosa romanza “Cielo y mar” (“cielo e mare”), pieza de exhibición de todos los grandes tenores, esta vez interpretada por el prestigioso cantante italiano Walter Fraccaro, quien tuvo momentos de atractiva vocalización en su muy aplaudida interpretación.

La música de Ponchielli, asumida en forma excelente por la Orquesta Filarmónica de Santiago, fue muy bien conducida por su director titular, el ruso Konstantin Chudovsky, quien supo manejar muy bien la parte emocional del argumento, en especial en sus partes más intensas. Asimismo, en el elenco figuran grandes artistas internacionales como son la mezzo soprano francesa Géraldine Chauvet, el barítono ruso Sergei Murzaev y el bajo ruso Sergei Artamonov. En especial destacó el Barnaba de Murzaev, un pérfido que controla su rol a las mil maravillas y con un canto brillante, seguro y potente.

Como un aporte importante, ya hacia el final de la obra, “La danza de las horas” es una secuencia de ballet perteneciente a “La Gioconda”, que goza de gran fama y popularidad – a veces incluso más que la misma ópera– especialmente por haber sido usada en la exitosa película Fantasía, de Walt Disney. En ese filme–considerado una verdadera obra de arte y un clásico del cine– avestruces con zapatillas de ballet y gráciles hipopótamos con tutú, bailan al ritmo de la bella música. La puesta en escena del Municipal y la ambientación, así como los bailarines en general, lograron un resultado de mucho lucimiento y con una agradable llegada al público, dentro del clima intenso que rodea a toda esta ópera.

Eugénie Andrines la coreógrafa francesa de “La Gioconda”, tras formarse como bailarina con Rosella Hightower, fue solista en el Ballet de la Ópera de Avignon, donde también comenzó a incursionar como coreógrafa. Ha creado composiciones para ballet y musicales, y en ópera ha trabajado en títulos como “Eugenio Oneguin”; “La flauta mágica”; “El niño y los sortilegios”; “Guillermo Tell” en la Ópera de Montecarlo; “Manon”, en la Ópera de Roma y “Los pescadores de perlas” en la Ópera Nacional de Corea, así como el musical El hombre de la Mancha en el Capitole de Toulouse. En 2007 funda su propia compañía, con la cual crea espectáculos para importantes escenarios europeos. En 2009 debutó en el Teatro Municipal, con la coreografía de la ópera “La traviata”.

Las próximas funciones de “La Gioconda” serán los días 14, 17, 20 y 23. Horario: 19.00 horas (menos la función del sábado 14, que será a las 17 horas.)

Ficha técnica

Director: Konstantin Chudovsky
Director de escena: Jean-Louis Grinda
Escenografía: Eric Chevalier
Vestuario: Jean-Pierre Capeyron
Iluminación: Ramón López

Elenco

La Gioconda: Elisabete Matos
Enzo Grimaldo: Walter Fraccaro
Laura Adorno: Géraldine Chauvet
Barnaba: Sergey Murzaev
Alvise Badoero: Sergey Artamonov
La ciega: Evelyn Ramírez
Zuàne: Javier Weibel
Isèpo: Gonzalo Araya
El piloto: Cristián Lorca
Un barnabotto: Cristián Lorca
Un cantore: Francisco Salgado
Primera voz lejana: Claudio Fernández
Segunda voz lejana: Jorge Cumsille

Ópera interpretada en italiano con subtítulos en español. Duración 
2 horas con 45 minutos aproximadamente.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados