Sociedad


¿Es mejor ducharse en la mañana o en la noche?

O. G (CC) Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La ducha es una de las prácticas más comunes que realizamos las personas, acto gracias al cual podemos asearnos.

Mientras algunos prefieren hacerlo en las mañanas, otros optan por ducharse en las noches, antes de dormir. Es ahí donde nace el interesante debate sobre cuál es el momento del día más recomendable para hacer esto.

No obstante, la ciencia ha demostrado que no existe una respuesta única. La razón de esto es que los efectos que tendrá una ducha temprano en la mañana en una determinada persona, no serán los mismos que una ducha durante la noche. A continuación te explicamos porqué.

Ducha en la mañana

Si tienes en frente una dura semana en el trabajo, y realmente quieres elevar al máximo tu creatividad, lo mejor que puedes hacer es ducharte durante las mañanas. Así lo afirma Shelley Carson, Ph. D. y psicóloga de la Universidad de Harvard.

Si te surge un problema que quieres resolver usando tu creatividad, y has trabajado y trabajado sin poder encontrar una solución, puedes dejar este dilema en un segundo plano de tu mente mientras los procesos inconscientes reflexionen sobre aquello”, sostiene la especialista.

Este proceso funciona mejor en la ducha, ya que aunque en este lugar entras en un relajo, las ondas cerebrales alfa aún se mantienen alerta. Carson agrega que es un estado similar al que se consigue mediante la meditación o luego de realizar actividad aeróbica.

Ducha en la noche

Por su parte, si eres de los que les cuesta conciliar el sueño debido a la acumulación de energía que aún mantienes en las noches, una ducha en esta hora ayudará a que puedas lograr dormir.

Así lo plantea Christopher Winter, miembro de la Academia Americana de Medicina del Sueño y director del Centro del Sueño del Hospital Martha Jefferson.

Todo tiene que ver con la temperatura asegura el experto, la que aumenta con el agua caliente y luego disminuye una vez que estás seco.

“Ese rápido enfriamiento que obtienes luego de salir de la ducha, tiende a ser una forma natural de inducir el sueño”, sostiene Winter. “Es una buena manera de engañar a tu cuerpo, haciéndole creer que es hora de ir a la cama”, agregó el experto.

Esto ayuda además a reducir los niveles de cortisol, hormona que libera el organismo en momentos de estrés.

Cosas que probablemente haces mal cuando te duchas

A pesar de que tomar una ducha puede parecer algo sumamente simple, lo cierto es que hay ciertos gestos que se pueden estar haciendo de manera incorrecta.

Lo anterior puede provocar un sin fin de consecuencias, sobre todo problemas ligados a la piel. Es por esto que a continuación presentamos 5 cosas que probablemente las personas hacen mal cuando se duchan.

1. Ducharse demasiado: Nuestra piel es el primer mecanismo para defenderse de los agentes externos, por lo que si estás continuamente rasurando, lavando o haciendo correr agua por ella, puedes quitar esas defensas.

2. Usar mucho jabón: El uso de este gel varía según la persona. Por ejemplo, si es alguien que tiene una vida más activa y hace deporte, va a requerir que utilice más jabón debido a que su sudoración será mayor en comparación a alguien que tiene una vida no tan ajetreada.

Además, abusar de su uso podría atacar el manto lipídico que recubre el cuerpo, destruyendo así su pH, encargado de defendernos de agentes externos como bacterias, virus, ácaros y demás microorganismos.

3. Ducharse con agua demasiado caliente: El exceso de agua caliente destruye los aceites naturales de la piel, haciéndola más vulnerable. Lo más recomendable, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), es darse una ducha corta con agua tibia.

4. Utilizar demasiado la esponja: Expertos recomiendan emplear esponjas solo “una o dos veces a la semana” y secarlas con la luz del sol después de usarlas “para evitar la colonización con mohos” que pueden causar foliculitis, hongos u otras infecciones peores.

5. No elegir la toalla indicada para secarse: Para prevenir la piel seca lo mejor es utilizar una toalla suave, dando ligeros toques que eliminen el exceso de humedad y no frotando.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados