temas del día

Nacional


De Frei a Bachelet: los gobiernos por los que pasó el fallido proyecto del puente Cau Cau

ARCHIVO | Hans Scott | Agencia UNO
Publicado por
Envíanos tu corrección

Valdivia tiene la característica de estar rodeada de ríos, por ende los puentes son fundamentales para generar conectividad.

En la actualidad los viaductos son cinco: Los Puentes Calle Calle 1, al que posteriormente se sumó uno segundo paralelo ante la importante congestión vehicular que se producía desde el acceso norte de la ciudad. El Puente Pedro de Valdivia, que une el centro con el sector de Isla Teja; y el Cruces, cuarto viaducto que conecta Isla Teja con la costa. En tanto, recientemente ya está en uso el puente Santa Elvira, que une Collico con Las Ánimas.

A comienzos de la década de los 90, más precisamente en 1991, por la congestión que se registraba ya en aquella época en el puente Pedro de Valdivia y tomando en cuenta la creciente población en el sector norte, el municipio comienza a plantear la necesidad de contar con un nuevo viaducto que uniera Las Ánimas con la isla teja por el río Cau Cau.

La iniciativa se incorpora en el plan de puentes del Ministerio de Obras Públicas del año 1996, cuando está en la presidencia Eduardo Frei, figurando como ministro de la cartera en aquel entonces Ricardo Lagos Escobar.

El tema se mantuvo sin mayores progresos hasta el año 2001, cuando el municipio de Valdivia retoma las conversaciones con el titular del MOP de la época, Javier Etecheberry, en momentos que era presidente Ricardo Lagos. A dicha autoridad le corresponde recibir la idea de un segundo proyecto de un nuevo puente para Valdivia.

EfectoVisual | Olitec | Agencia UNO

EfectoVisual | Olitec | Agencia UNO

Posteriormente entre el año 2005 y el 2006, aún bajo la presidencia de Lagos Escobar, le corresponde asumir la iniciativa al nuevo ministro, el socialista Jaime Estévez.

El 22 de junio de ese año, el Ministerio de Obras Públicas llamó a licitación del viaducto con un presupuesto de 2 mil 395 millones de pesos, un plazo de estudios acotado de apenas 30 días y con una norma de certificación ISO 9001/2000. Las altas exigencias dejan fuera de competencia al mercado nacional y gran parte del internacional.

En noviembre del mismo año se declara inviable la obra del puente al abrirse la propuesta y comprobar que la única oferta se eleva a más del doble.

Posterior a ello, a comienzos del 2006, el ministro Estévez informa que el proyecto sería revaluado en la siguiente administración.

Primer Gobierno de Michelle Bachelet y diseño del puente Cau Cau

A poco de asumida la presidencia de Michelle Bachelet, el 17 de marzo de 2006, con el PPD Eduardo Bitrán como ministro, el MOP ingresa un nuevo proyecto al Sistema Nacional de Inversiones de Mideplan con un costo de $496 millones. Correspondió al diseño, el que un mes y medio más tarde, el 27 de abril, fue aprobado favorablemente.

El 8 de enero del 2008, la iniciativa vuelve a ingresarse a Mideplan para realizar un rediseño del proyecto (puente Cau Cau) con un costo de $612 millones. Esta es curiosamente aprobada por el organismo el mismo día de su ingreso.

El nuevo secretario de Estado, el PPD Sergio Bitar, adjudica al consorcio CYGSA – DDQ su diseño de ingeniería.

Intendencia de Los Ríos

Intendencia de Los Ríos

En diciembre del 2008, el MOP vuelve a ingresar una solicitud a Mideplan para justificar recursos adicionales para la etapa de rediseño por $48 millones extra a ejecutarse en 2009, totalizando $660 millones.

El diseño definitivo del puente es entregado en noviembre de 2009.

Gobierno de Sebastián Piñera

En el periodo presidencial de Sebastián Piñera, el 10 de noviembre de 2010, y mientras es ministro del MOP Hernán de Solminihac, se confirma el presupuesto de $15 mil millones para iniciar la etapa de ejecución en base al diseño de ingeniería aprobado durante la administración anterior del puente Cau Cau.

Bajo el mandato de Laurence Golborne en el MOP, en agosto de 2011 se efectúa el llamado a licitación por un monto de $13 mil 881 millones, postulando 10 empresas. De las 3 ofertas, la española AZVI Chile S.A. presenta la propuesta menor, con $15 mil 768 millones de pesos aproximadamente.

Lee también:
Puente Cau Cau: la vergüenza internacional de miles de millones de todos los chilenos

En noviembre de 2011 la construcción del polémico viaducto se adjudica a la empresa española, firma que hasta esa fecha había desarrollado otros proyectos en Chile.

La colocación de la primera piedra de la obra del primer puente basculante de Chile se realiza en diciembre de 2011 con la presencia del expresidente Piñera, el ministro Golborne y autoridades regionales.

Ya entre el periodo 2012 y 2014, cuando la ministra de Obras Públicas era Loreto Silva, surgen los primeros cuestionamientos al proyecto.

En noviembre de 2013 detienen a un falso topógrafo que trabajaba en la obra.

Hacia fines del gobierno de Piñera, la empresa solicita un incremento significativo del presupuesto superior a los $1.800 millones, lo cual fue negado por no tener sustento técnico ni jurídico.

En este periodo además se percatan del primer gran error constructivo de la obra, que los 2 tableros basculantes fueron puestos de forma inversa, lo que fue revelado el 6 de enero por la seremi de Obras Públicas, responsabilizando de ello a la empresa AZVI.

El regreso de Bachelet

Ya bajo el segundo mandato de Bachelet, con Alberto Undurraga a la cabeza del Ministerio de Obras Públicas, se aprueba la modificación al proyecto original, lo que había sido rechazado en el gobierno anterior.

Dicha ampliación de contrato significa $1.844 millones de pesos adicionales a AZVI, además de sucesivas extensiones posteriores de plazo.

Lee también: Empresa que rediseñará Puente Cau Cau evalúa reemplazar los tableros del viaducto

Durante el proceso de pruebas previas al periodo de marcha blanca del puente Cau Cau, en febrero de 2015, el viaducto sufre la rotura de uno de los cuatro cilindros que integran el sistema de levante, impidiendo la operación de alzamiento de uno de los brazos. A lo anterior se suma el significativo retraso de la obra, respecto de su plazo original de ejecución.

@cadelgadorivas | Twitter

@cadelgadorivas | Twitter

En junio del mismo año, la Contraloría emite un dictamen respecto de la ampliación del contrato para el puente en Valdivia a la empresa AZVI, equivalente a $1.844 millones, considerando injustificados técnica y contractualmente el monto desembolsado por el MOP. Además, exige la restitución de $1.100 millones al erario fiscal y que defina las responsabilidades administrativas.

En el mismo mes el MOP declara el “término anticipado del contrato” de la licitación adjudicada a la empresa española.

En noviembre del 2015, el Ministerio anuncia que la empresa VMB se encargará de la reparación del viaducto.

Lee también: “Vergüenza nacional”: Obras de reparación de Puente Cau Cau llevan un año paralizadas

En marzo de 2016, la Contraloría devela la inexistencia de un informe final que debía ser utilizado el año 2009 para aprobar el diseño del puente Cau Cau, además de señalar la contratación de una supervisora sin conocimiento en sistemas mecánicos, hechos que pudieron haber originado las fallas advertidas durante la ejecución de la obra, al provenir de un diseño deficiente.

Esta semana, el ministro Undurraga confirmó en Valdivia que el puente Cau Cau debe hacerse prácticamente de nuevo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados