Crisis en D.Concepción: una década marcada por errores dirigenciales y líos económicos

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Nadie sabe qué pasó con los cerca de 800 millones de pesos que se entregaron a Deportes Concepción, de parte de la ANFP, por concepto de ‘préstamos de emergencia’.

Es la información que está exigiendo el Club Social Deportes Concepción, mientras se prepara la impugnación de la desafiliación ante la justicia.

Este era el ‘Conce’ el 2001 en la Copa Libertadores.

Pero no se volverá a repetir. Mauricio Pozo, compartió camiseta con Luis “el Chiqui” Chavarría y el portero Nelson Cossio, entre otros.

Hoy se lamenta.

Otros pasajes de la historia de Deportes Concepción involucran el 2007 a la concesionaria ‘León de Collao’. Se presentó como gran inversionista al abogado Mario Munzenmayer, quien asume con “bombos y platillos” y presenta un proyecto espectacular: estadio nuevo con estacionamientos subterráneos y locales comerciales, campos deportivos, inversionistas alemanes y más… y más.

Hasta trajeron una vez al Ester Roa Rebolledo al supuesto inversionista germano, lo “hicieron dominar la pelota” en el cesped penquista y el Shalke 04 salió nombrado en el cuento, porque pensaban replicar su estadio.

Participó también Marco Ulloa, que cumplió por otros casos, dos condenas por estafa y estuvo a punto de ir a juicio por una tercera.

Y del inversionista extranjero nunca más se supo. Nunca llegó un peso desde Europa y la concesionaria, a diferencia de su presentación, se disolvió “entre gallos y medianoche”.

Los problemas económicos se profundizan el 2008. No se le paga los finiquitos a los jugadores y a los lilas se le descontaron 9 puntos y después otros 3 por errores de inscripción de futbolistas y por no acreditar la cancelación de la planilla

Jugadores de ese plantel terminaron autodespidiéndose, incluído el DT, Jorge Garcés.

El “Conce” es sancionado con el descenso a la Primera B, e incluso se quedó un semestre sin jugar.

El 2010 asume la Concesionaria “Fuerza, Garra y Corazón”, presidida por Nibaldo Jaque y Adolfo Sabando, y con Pablo Tallarico como otro de los accionistas.

No pasaría mucho tiempo para que Jaque llegara a la ANFP y Tallarico se retirara, para dejar a Sabando, que en medio del escándalo por préstamos de la Asociación de Fútbol también renunció a fines del 2015 declarando que se “iba tranquilo porque se había sacado la mugre por el club”.

Después le siguió Luis Polnoroff que también terminó vendiendo… con mes y medio de deuda del sueldo de los jugadores, además de meses de imposiciones y pagos de salud.

Hoy se está haciendo cargo el Club Social y Deportivo Deportes Concepción… donde dejan en claro un aspecto: no se puede hablar de una deuda de 1.800 millones de pesos, porque hay una parte, del préstamo del BBVA, que se está pagando.

Lo cuestionado son las denominadas “sesiones de derecho” a juicio del Club adquiridas bajo la ilegalidad, pero sobretodo, los 795 millones de pesos entregados desde la ANFP a Deportes Concepción por concepto de “préstamos de emergencia”, lo que consideran fraudulento.

Y es que para ceder estos dineros, explicó el abogado Roberto Coloma, se necesitan tres condiciones: estar aprobadas por 2/3 del directorio, que no superen los 50 millones de pesos y que se paguen dentro del año.

Entonces, la sospecha es evidente, y por eso exigieron los documentos a la ANFP para clarificar los acuerdos, detalló el abogado.

Y es que una vez despejado esto hay un Plan de Pago, lo que no dejaron exponer al club en el Consejo de Presidentes, recordó el Presidente René Mora.

La pregunta del millón es: ¿dónde fueron a parar esos recursos? ¿Cuál es la ruta del “dinero morado”?

El referente lila, Patricio Almendra, dice que por lo menos no se ve en Nonguén.

Se buscan alternativas para impugnar la resolución de la ANFP por medio de un recurso de protección que se presentará este viernes en la Corte.

Cada paso de Deportes Concepción será como arena movediza: o se salva o se hunde.