Sociedad


9 inesperadas causas de la hinchazón abdominal

Max Charping (CC) Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La hinchazón abdominal es muy común, especialmente entre las mujeres. Si bien algunas personas tienen claro cuál es su problema, otras desconocen porqué su vientre se inflama si -aparentemente- no hacen nada que lo desencadene.

Aunque no todas las veces es dolorosa, siempre es incómoda. Si bien la hinchazón rara vez es señal algo grave y por lo general desaparece después de unas horas, tener el abdomen abultado puede hacer que te sientas torpe y aletargado.

Si aún no descubres cuál es la causa de tu hinchazón, debes revisar tus hábitos y si una vez aplicados los cambios, nada sucede, deberías visitar a un gastroenterólogo.

A continuación te dejamos con algunas inesperadas causas de la hinchazón abdominal, según la revista especializada en salud, Health.

1. Comes demasiado rápido

Si eres de los que sólo traga su comida, en lugar de saborearla, es hora de que pongas un freno. Cuando comes muy rápido, ingieres aire junto con los alimentos, lo que infla el abdomen.

Pero el aire atrapado no es el único factor que desencadena la hinchazón. “Cuando comes apurado, no masticas bien, lo que conduce a que grandes trozos de alimentos resientan tu intestino, en espera de ser digeridos por completo”, explica la nutricionista neoyorquina, Stephanie Middleberg.

Otro peligro de comer muy rápido es que pierdes la noción de lo mucho que estás consumiendo, por lo que la sensación de saciedad tarda en llegar, de modo que sigues y sigues ingiriendo alimentos. En vez de comer a la rápida, tómate un mínimo de 20 minutos para comer porque ése es el tiempo que tarda el cerebro en registrar la plenitud y sentirte satisfecho.

2. Sueles almorzar sándwiches

Los sandwiches, incluso los que parecen más saludables, suelen estar llenos de sodio. La nutricionista estadounidense, Janet Brill, asegura que un estudio del USDA (Departamento de agricultura de EEUU) descubrió que la cantidad de sodio de un sándwich promedio puede llegar al 20% de sodio.

3. Siempre bebes con bombilla

Si todos los líquidos que consumes -ya sea café, bebida gaseosa, jugos, o batidos- los ingieres con una bombilla, no es raro que estés hinchado.

Y es que las bombillas te obligan a succionar una gran cantidad de aire adicional. Así lo afirma Middleberg, quien explica que no hay diferencia en si soplas rápido o lento, siempre te llenarás de aire.

4. Comes muchos alimentos envasados

Los alimentos envasados de consumo inmediato (salsas, galletas) o fácil preparación (como las sopas chinas instantáneas) tienen mucho sodio, ya que éste se usa como conservante.

De hecho, muchos alimentos envasados que parecen saludables -como aderezos para ensaladas, cereales o salsa de tomate- pueden tener altísimas cantidades de sodio, que hasta pueden exceder el límite recomendado diario. “Prácticamente cualquier producto que viene envuelto en un paquete contiene más sodio de lo que parece, aunque ni siquiera sea salado”, dice Brill.

Una buena forma de evitar hinchazón abdominal, es no consumir alimentos que tengan más de 500 mg por porción. Además, puedes incluir más frutas frescas, legumbres y verduras en tu dieta.

5. Sólo consumes alimentos light o diet

Los alimentos endulzados con aspartamo y sucralosa no tienen calorías, pero suelen inducir la hinchazón.

Los edulcorantes artificiales están mucho tiempo en tu estómago debido a que tu sistema no los digiere bien, dice Middleberg. “Al eliminarlos de tu dieta, sentirás un alivio inmediato”, dice ella.

6. Consumes mucha bebida gaseosa

Las pequeñas burbujas de las bebidas gaseosas hacen que tu estómago se hinche, señala Middleberg, añadiendo que esto puede ser peor si bebes una gaseosa light (por la razón mencionada en el punto anterior).

Si realmente amas estos refrescos, reduce la carbonatación, dejándolos abierto durante unas horas antes de beberlos o poniéndoles cubitos de hielo.

7. Masticas chicle o chupas caramelos constantemente

Cuando masticas mucho chicle o chupas caramelos tragas un montón de saliva con aire sin darte cuenta, lo que provoca hinchazón y flatulencia.

Si masticas chicle para evitar fumar o comer en exceso, mejor bebe agua. Ésta última puede cumplir la misma función y al mismo tiempo mantener en movimiento tu tracto gastrointestinal, ayudándote a deshacerte del exceso de aire e hinchazón, explica la nutricionista Alissa Rumsey, vocera de la Academia de Nutrición y Dietética de EEUU.

8. Comes antes de acostarte

Si comes siempre poco antes de dormir, es probable que amanezcas hinchado. Cuando te duermes con el estómago llenas, perjudicas tu digestión, porque el cuerpo no puede digerir la comida con la misma eficacia, dice Rumsey.

Por eso, trata de comer al menos tres o cuatro horas antes de irte a dormir y permanece de pie todo lo que puedas antes de acostarte.

Si tienes mucha hambre justo antes de ir a la cama, come algo muy liviano como un poco de fruta o yogur.

9. Ignoras que tienes una alergia alimentaria

Mucha gente padece alergia o sensibilidades a ciertos alimentos sin saberlo. Las personas con intolerancia al gluten suelen tener problemas digestivos porque consumen alimentos que lo contienen sin saber su condición. Lo mismo pasa con quienes son intolerantes a la lactosa, dice Rumsey.

Si frecuentemente te sientes hinchado y ninguno de los factores anteriores te identifican, lo más probable es que padezcas algún tipo de sensibilidad a ciertos alimentos

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados