Cultura


El curioso caso de Phineas Gage fue parte de la programación del Festival Puerto de Ideas

Christian Garin
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El periodista y escritor Francisco Aravena ha investigado el famoso caso de Phineas Gage y hace poco lanzó un libro con su historia. Con el fin de difundirla y fomentar el debate en estas temáticas, lideró la charla “La vida eterna de Phineas Gage”, que se llevó a cabo en el Festival Puerto de Ideas en Antofagasta.

Eran las 4:30 de la tarde y un fierro perforó la cabeza de Phineas Gage. Entró por debajo de su pómulo izquierdo y salió por la parte superior y anterior de su cabeza. En el camino, sacó su globo ocular izquierdo de su órbita, desplazándolo levemente hacia adelante. En su trayectoria de salida se llevó un pedazo del cerebro del hombre al que conocían como Phineas Gage.

El hombre de esta historia tenía 25 años cuando un accidente laboral lo transformó en un mito. Lo que vino después -la vida de alguien que ya no fue el mismo- lo trajo a Valparaíso y lo convirtió en el caso que cambiaría el rumbo de las neurociencias. En todo lo que se ha escrito sobre la asombrosa vida de Phineas Gage siempre faltó una pieza: ¿Qué pasó durante sus años en Chile? Los escritos de Manuel Antonio Carmona, el médico chileno que resolvió el misterio de la Endemoniada de Santiago, proveen un relato extraordinario sobre las andanzas en Valparaíso de uno de los pacientes más famosos de la medicina mundial.

Bajo la fascinación de esta historia y las posibilidades de estudio de este caso, el periodista Fracisco Aravena escribió el libro “La vida eterna de Phineas Gage”, cuya trama llevó a ser parte del Festival Puerto de Ideas. ¿Es posible morir aunque el cuerpo siga viviendo? ¿Qué define nuestra individualidad como seres humanos y cuándo se acaba? ¿Puede definirse toda una existencia en unos pocos gramos de masa cerebral? El relato de la extraordinaria historia de un trabajador ferroviario cuya vida cambió radicalmente —¿o terminó?— tras un accidente en 1848 en Vermont, Estados Unidos, plantea interrogantes que 168 años de desarrollo de las neurociencias no han podido resolver.

Al respecto, Aravena comentó los planteamientos que pueden desarrollarse a partid de esta historia en la actualidad:

Phineas Gage, el hombre que deambuló por Valparaíso entre 1854 y 1859 portando la barra de fierro que perforó su cabeza y le robó su antigua existencia, no sólo se transformó en la primera evidencia registrada de la localización de las funciones ejecutivas en el cerebro. También se convirtió en una interrogante perpetua sobre la naturaleza humana y los límites de la ciencia para entender aquello que nos define como especie.

Sin embargo, poco se sabe de esta historia en nuestro país, la razón según el autor se debe al contexto que se vivía en esos años en Valparaíso:

Ésta y otras charlas forman parte del Festival Puerto de Ideas. Si te interesa conocer más historias o asistir a las actividades de hoy, puedes revisar el sitio web oficial del festival.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados