Sociedad


25 hábitos que debes desechar antes de cumplir 30

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Si ya te estás acercando a los 30 o acabas de cumplirlos es el momento indicado de hacer algunos reajustes en tu vida que luego agradecerás.

Aún eres joven, pero no eres un veinteañero sin responsabilidades que puede hacer lo que sea sin salir dañado.

A continuación te dejamos algunos hábitos recogidos por Men’s Fitness y Greatist, que es bueno comenzar a dejar cuando te acercas a la tercera década de vida.

1. Ejercitarte demasiado duro

Ejercitarse es muy bueno para la salud, pero si nunca lo hiciste y ahora vas a comenzar a hacerlo, debes empezar desde abajo y no pretender ser un atleta profesional de un día para otro.

“Cuando te excedes durante un período prolongado de tiempo, te agotas a ti mismo y te arriesgas a problemas del corazón” dice el Dr. Steven Masley. “La mayoría de los hombres no tienen ni idea y tratan de hacer ejercicio, ya sea con demasiada facilidad, o peor, a niveles que no han llegado durante años”, añade.

Por ello, si no estás 100% seguro de tu nivel de fuerza y agilidad, toma un examen de aptitud para encontrar tu entrenamiento óptimo y a partir de ahí, comenzar a mejorar.

2. Espiar a tu ex en Facebook

Espiar obsesivamente el perfil de Facebook de tu ex no te ayudará a superarlo/a, sino que todo lo contrario.

Un estudio de la Universidad de Brunel en Reino Unido encontró que cuanto más tiempo los participantes del sondeo pasaron en el perfil de un ex, más obsesionados estaban con la ruptura, más angustiados se sentían, y fantaseaban con la venganza o con volver.

Puedes comenzar con usar la opción “dejar de seguir” para no ver sus actualizaciones de estado y salir más con amigos en lugar de estar pegado al celular o el computador.

3. Comer mucha chatarra

Si comer pizza con extra queso y hamburguesas era parte de tu rutina, déjalo, ya que sólo estás acortando tu esperanza de vida.

“Es un hecho poco conocido que cuando se come una comida poco saludable, dentro de los 20 minutos que siguen, las arterias se contraen y pierden el 20% de su flujo de sangre. Esta circulación disminuida puede durar de seis a ocho horas y es la razón por la que sueles sentirte pesado, cansado, y atrapado en tu silla. Durante este tiempo, crece la placa arterial a un ritmo acelerado, y estás en mayor riesgo de un ataque al corazón y derrame cerebral”, explica Masley.

Aunque puedes salirte de la dieta de vez en cuando, no hagas la chatarra parte de tu rutina. Además, prefiere siempre las opciones más saludables, como pollo en vez de hamburguesa, o la carne a la plancha en lugar de frita y agrega más vegetales a tus menú.

4. Hacer las cosas de mala gana en tu trabajo

¿Tomaste un trabajo que no te gusta influido por el sueldo o porque era lo que había en ese momento? Estar en el trabajo equivocado no es un asesino profesional, dice la experta laboral Lindsey Pollak, quien señala que “es mejor cometer un error a principios de tu carrera en lugar de más tarde, cuando los empleadores esperen que tengas una trayectoria ascendente y consistente”, dice ella.

Además, “es un error hacer mal un trabajo simplemente porque no te gusta. Nunca muestres bajo rendimiento o malos modales, tales como llegar tarde frecuentemente o no revisar bien tu trabajo antes de enviarlo, porque incluso en un trabajo que odias, nunca sabes quién está viendo o con quién es posible que desees trabajar otra vez en el futuro”, señala Pollak.

Para remediar esto, concéntrate en adquirir las habilidades que realmente te llevarán a lo que quieres hacer y cumple bien con tantas personas como sea posible. “Se puede encontrar valor en cualquier trabajo”, dice Pollak, añadiendo que puedes hacer una red de contactos con tus colegas y clientes, aprender nuevas habilidades, o incluso descartar un trabajo para hacer algo nuevo, pero no quedes mal porque luego te arrepentirás.

5. Saltarte el desayuno

Muchos jóvenes se saltan el desayuno, sin tomar en cuenta el daño que se autoprovocan. “Si te saltas el desayuno, el ayuno prolongado puede ralentizar su metabolismo y la función inmune, lo que lleva al aumento de peso y a infecciones más frecuentes”, dice Masley.

Por eso, lo ideal es incluir alimentos como avena, verduras, yogurt, huevos, batidos de proteína con frutos rojos congelados, en tu desayuno, dice Masley.

6. Dejar de fumar, aunque sólo lo hagas esporádicamente

Todos sabemos que fumar un paquete de cigarrillos hace mal, pero probablemente piensas que fumar uno el fin de semana con una cerveza no te hará daño.

Sin embargo, cada vez que lo haces, tus arterias se constriñen y disminuye tu flujo sanguíneo, dice Masley. Estas condiciones aumentan las probabilidades de un ataque al corazón, incluso si sólo lo haces los fines de semana.

“Se necesitan siete días para liberar las toxinas de la exposición al tabaco, aumentando el riesgo de un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular en un 20%. Así que una exposición una vez por semana aumenta el riesgo de un evento cardiovascular en un 20% todo el tiempo”, comenta la experta. Además, cuando disminuye el flujo de sangre, aumenta la placa de las arterias, e incluso puede causar disfunción eréctil.

7. Mandar mensajes de texto en lugar de llamar

Sólo enviar mensajes de texto y nunca llamar, es malo para tus relaciones, especialmente las de pareja. El año pasado, un estudio publicado en el Journal of Couple and Relationship Therapy encontró que los individuos que envían mensajes a su pareja para resolver asuntos importantes, tienen una menor calidad de relación. Los investigadores creen que los mensajes de texto hacen que se pierdan las reacciones emocionales que se producen cuando existe una conversación directa o en persona.

Si necesitas resolver un problema con tu pareja espera llegar a casa para hablar, o al menos, llámala. Si vas a mandar mensajes, que sean un “te amo” o algo lindo.

8. Cancelar constantemente tus salidas con amigos

Si vas a cancelar un almuerzo o salida con un amigo un par de horas antes del encuentro, que sea por una razón que realmente valga la pena. Si estás estresado o agotado, no lo hagas.

Los estudios han mostrado pasar tiempo con los amigos puede mejorar tu estado de ánimo y reducir el estrés.

9. Gastar demasiado dinero en ropa barata

Si bien la ropa barata y de moda es muy tentadora, no acumules una pila de prendas que vas a usar sólo una o dos veces.

Invierte un poco más en ropa de calidad, que te durará años, y a la larga significará un ahorro para u bolsillo.

10. Tener miedo de pedir un aumento

Un estudio publicado el año pasado en PayScale, encontró que casi el 60% de los trabajadores no pide un aumento, principalmente porque se sienten incómodos haciéndolo.

Si bien la forma de demostrar nuestro valor es trabajar duro, también debemos pedir lo que merecemos. Pedir un aumento (que verdaderamente has ganado) no debe aterrarte. Si quieres saber la manera correcta de hacerlo, en este link te dejamos algunos consejos.

Hsing Wei (CC) Flickr

Hsing Wei (CC) Flickr

11. Descuidar tu piel

Debes lavar tu cara cada noche, no reventar las espinillas, y usar bloqueador solar cada día, independientemente de que esté nublado o llueva.

Invierte en buenas cremas y limpiadores, un bloqueador solar de buena calidad, y conservarás tu piel joven y sana por más tiempo.

12. No llamar ni visitar a tu familia

No te olvides de tus padres, abuelos y tíos, quienes te extrañan y quieren escuchar tu voz de vez en cuando. Deja de buscar excusas para posponer las visitas y llamadas.

Pregúntales cómo están, cuéntales sobre tu vida y diles lo mucho que los quieres. Te sentirás mucho mejor. Hazlo antes de que sea tarde.

13. Disculparte por todo

¿Te disculpas todo el tiempo? Pide disculpas por las cosas que realmente lo valen, y no por no salir con alguien que no te interesa, no querer gastar demasiado dinero, o cualquier cosa que estás en tu derecho a hacer.

14. Sentirte culpable por tu éxito

Si conseguiste un trabajo increíble o lograste hacer despegar en tu negocio, no te sientas mal por quienes no lo lograron. Muchos intentarán echarte abajo y criticarte, pero lo más probable es que sea por envidia o inseguridad.

No dejes que te hagan sentir mal, o tener vergüenza por tu éxito. Conserva a las personas buenas, que te apoyan y se alegran por ti y al resto, dile adiós.

15. Quedarte con una pareja sólo por miedo a estar solo

Las relaciones tienen altos y bajos, pero una pareja debe hacerte sentir feliz, orgulloso, seguro, bello y amado, la mayor parte del tiempo.

No te quedes con alguien que no vale la pena o que no te mueve tanto, sólo por miedo a estar solo.

16. No intentarlo.

Si algo sale mal, inténtalo de nuevo. Sea en el trabajo, en tu relación, o cualquier cosa que creas que vale la pena, trata de nuevo. Mejora tus argumentos, perfecciónate y lucha por ello.

17. No ahorrar

Ahorrar te hará la vida más fácil. ¿Quieres viajar, comprar un auto, una casa, o simplemente ser previsor? Adelante, no ahorrar es uno de los peores errores de los veinteañeros.

18. Broncearse

Es una de las peores cosas que puedes hacerle a tu salud. Usa siempre protector solar, y olvídate de las cámaras de bronceado o pasar varias horas bajo la radiación solar.

El cáncer de piel y el envejecimiento prematuro están cada vez más cerca, cuando no te proteges del sol.

19. Esperar a la persona perfecta

¿Rechazas a medio mundo en espera de la persona “perfecta”? La gente perfecta no existe, así que date la oportunidad de conocer a una persona de carne y hueso que podría hacerte muy feliz sin ser el chico o chica salido de una película de Disney.

Entérate: Las almas gemelas no existen, por lo que debes dejar de esperar que tu amor ideal se presente frente a ti mágicamente.

www.hsamuel.co.uk

www.hsamuel.co.uk

20. Dejar de lado lo que te gusta

Sea lo que sea. Tener un blog, bailar, cantar, lo que sea, hazlo. Quizás no serás famoso, ni nadarás en dinero, pero harás algo que te reconforta y apasiona.

Deja tiempo para hacer las cosas que te gustan y verás cómo la vida tiene un mejor color.

21. Mirar tu teléfono mientras comes con alguien

Si estás con amigos, familia, una pareja, no dejes que tu celular te robe la atención. Disfruta cada momento con los tuyos.

22. Quejarte de que eres viejo

Tener treinta no es ser viejo, así que deja de decir que lo eres. Hay gente que vive hasta los 80 o 90 años, así que te quedan fácilmente unos 50 años más de vida.

23. Decir sí a una segunda cita pese a que no quieres

Si saliste con una persona una vez y no te agradó, no te obligues a salir con él/ella de nuevo sólo porque no sabes decir que no.

Sal con aquellos que te agradan y hacen mejor tu día.

24. Evitar ir al médico

No postergues los chequeos. Deberías ir al dentista al menos dos veces al año, visitar al ginecólogo o urólogo al menos una vez, y controlarte regularmente. Esto podría salvar tu vida.

25. No entregar nada a los demás

Aunque no sea algo constante como un voluntariado, puedes ayudar a los demás de vez en cuando. Esto ayudará a que agradezcas por las cosas buenas de tu vida y te sientas reconfortado por hacer algo por el mundo y la gente que más lo necesita.

¡Toma el control de tu vida y disfruta!

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados