Cultura


Pianista serbio y director austríaco destacan en comienzo de temporada de la Sinfónica

Archivo | Francisco Longa | Agencia UNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Con un programa de campanillas, la Orquesta Sinfónica de Chileinauguró la temporada de abono en el Teatro CEAC de la Universidad de Chile. Tanto el director, el maestro austriaco Martin Sieghart, como el pianista serbio Aleksandar Serdar. destacaron en la programación denominada “Románticos Alemanes”, en que se ofrecieron, el Concierto para piano número 3 en Do Menor de Ludwig van Beethoven y la Sinfonía número 1 en Do Menor, de Johannes Brahms.

Martin Sieghart, que ejerce como profesor en la Universidad de Graz desde el año 2000, donde está a cargo de la cátedra de dirección orquestal, conduce a la Sinfónica, tanto en éste como en otros dos programas, entre los cuales se cuenta el concierto Especial de Semana Santa.

Sieghart, que trabaja con numerosas orquestas como la Filarmónica de Londres, Sinfónica de Viena y Filarmónica de Japón, llega nuevamente al país para hacerse cargo de dos de los programas que en principio estarían bajo la dirección del titular de la OSCH, Leonid Grin, quien debido a un imprevisto de salud no pudo viajar a Chile.

En cuanto al pianista serbio Aleksandar Serdar, tras expresar “estoy muy contento de volver a Chile y de tocar con esta excelente orquesta”, cumplió con una sobresaliente y muy aplaudida participación en el tercer concierto de Beethoven, con neto dominio del teclado y poderoso control de su trabajo, marcado por un absoluto y fino tinte romántico y el alto nivel técnico y dinámico de su oficio musical. Finalizó su actuación con dos muy aplaudidos “encores”, con temas de Frederic Chopin y del español Enrique Granados.:Este solista, ha ganado importantes premios internacionales como el Monza, Carlo Zecchi y Vercelli-Italia, y es profesor en la Academia de Música de Belgrado desde 1999.

Luego vino la Sinfonía N°1 de Brahms, quien dedicó al menos catorce años a completar esta obra, cuyos bocetos datan de 1862, la que fue estrenada en 1876 en Karlsruhe, Alemania, bajo la dirección de Felix Otto Dessoff, amigo del compositor. Hay que señalar además, que esta obra de Brahms fue llamada por el director Hans von Bulow en 1877, como la Décima Sinfonía de Beethoven, debido a las similitudes percibidas entre la obra del primero y varias composiciones del genio de Bonn. Siempre se ha destacado el gran parecido entre el tema central de la Novena Sinfonía “Coral” de Beethoven y que además Brahms utilizó el ritmo del motivo del “destino”, del comienzo de la Quinta Sinfonía del “genio de Bonn”..

Con la Sinfónica de Chile en pleno bajo su control, el austríaco Martin Sieghart ofreció lo mejor de la noche, por su manejo impecable de la agrupación orquestal. Las cuatro familias instrumentales respondieron plenamente a la conducción del músico europeo y al final de los cuatro movimientos, no se hizo esperar una cerrada ovación del público.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados