Internacional


Exministro argentino del gobierno de Cristina Fernández denuncia “persecución judicial”

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El exministro argentino de Economía, Axel Kicillof, atribuyó este sábado a una “persecución judicial” una causa abierta por sospechas de defraudación con operaciones de venta de dólares a futuro, en la que fue citado a indagatoria junto con la expresidenta Cristina Fernández.

“Pareciera que al que no pueden comprar, lo persiguen judicialmente”, escribió Kicillof en las redes sociales, y aseguró que la causa abierta por la justicia federal “no tiene ni pies ni cabeza”.

El juez Claudio Bonadío citó el viernes a indagatoria a la expresidenta Fernández (2007/2015), a su exministro de Economía y al expresidente del Banco Central Alejandro Vanolli, por polémicas operaciones financieras concretadas en los últimos meses de su gobierno.

Fernández deberá comparecer el 13 de abril, Kicillof el 12 y Vanoli el 7 del mismo mes.

El eje de la sospecha judicial son operaciones de ventas de divisas a futuro que realizó el Banco Central a precios que buscaban desalentar las expectativas de devaluación, en el marco de la campaña electoral a la presidencia.

Tras la derrota del oficialismo sobrevino una devaluación del 30% en las primeras semanas del gobierno de centroderecha de Mauricio Macri, quien asumió el 10 de diciembre. La devaluación del peso ya superó el 37%.

“La pérdida económica a la que alude el juez es producto de la devaluación que hizo el gobierno de Macri. El único problema de haber vendido futuros es que Macri devaluó 60%, cuando en campaña repetía que no lo iba a hacer”, acusó Kicillof.

Según el exministro, las nuevas autoridades argentinas “buscan intimidar porque necesitan que el Congreso apoyo lo que pretenden hacer: volver a endeudar el país”, dijo en alusión a las avanzadas negociaciones con los fondos especulativos en la justicia de Nueva York, por bonos de la deuda en default desde 2001.

Como consecuencia de esas operaciones el Banco Central debió desembolsar mayor cantidad de pesos en comparación con la cifra pactada originalmente, lo que provocó un quebranto que la justicia estimó en unos 7.500 millones de pesos (480 millones de dólares).

En noviembre pasado la policía de la ciudad de Buenos Aires, por entonces con el ahora presidente Macri como alcalde, allanó la sede del Banco Central por la denuncia que iniciaron legisladores de su fuerza Cambiemos.

El expresidente del Banco Central también rechazó la acusación judicial al tiempo que denunció “una clara intencionalidad política contra la expresidenta”.

“Cabe recordar que la denuncia fue contra el directorio del Banco Central pero en una actitud persecutoria e ideológica marcada se incluyó a la presidenta en la indagatoria“, advirtió este sábado Vanoli al diario Página/12.

El gobierno de Fernández había denunciado a Bonadío ante el Consejo de la Magistratura, organismo que controla la conducta de los jueces.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados