¿encontraste un error?
avísanos

La manera correcta de remover un punto negro

0VISITAS
ARCHIVO | Agencia UNO

Publicado por

Aunque a algunos les parece asqueroso, muchas personas encuentran una extraña satisfacción en la remoción de los puntos negros.

Pero ser adicto a remover estas pequeñas impurezas puede ser negativo para la piel, ya que hacerlo de la manera incorrecta puede dar lugar a manchas, heridas, cicatrices y hasta abrir la puerta a las infecciones o conducir a un brote de acné.

De hecho, lo ideal es recurrir a un dermatólogo u especialista para que lo haga de forma segura con una tratamiento de limpieza facial.

Pero si no puedes resistir la tentación de hacerlo o necesitar quitar uno porque tienes una cita importante o lo que sea, es mejor que lo hagas bien.

Zara Mohsin, experta en cuidado de la piel de Nueva York , explicó a la revista InStyle la manera correcta de remover un punto negro.

1. Aplica un poco de vaselina en el punto negro y déjalo por dos minutos al vapor de la ducha o lava la cara con agua caliente (a una temperatura que no queme, por supuesto).

2. Luego, toma un cepillo de dientes y frota suavemente el área con movimientos circulares para exfoliar.

3. Toma una herramienta removedora de espinillas y presiona suavemente sobre el punto negro para eliminarlo. Puedes encontrarlos en farmacias y tiendas de productos de belleza. Si lo haces con los dedos es más probable que rompas los vasos sanguíneos y te quede una marca o herida.

Consigue uno de éstos | Sephora

Consigue uno de éstos | Sephora

4. Lava la zona con agua y luego pon suavemente un tónico para cerrar el poro.

5. Finalmente puedes aplicar un producto antibacteriano o un poco de ácido salicílico o peróxido de benzoilo para evitar infecciones.

Cómo remover espinillas

Para las espinillas el proceso es similar. La dermatóloga neoyorquina y doctora en medicina, Debra Jaliman, indica que “a veces hay que hacer estallar un grano, pero hay que hacerlo correctamente”.

Para ello, aconseja seguir 3 pasos:

1. Limpiar la zona afectada con alcohol.

2. Si hay pus debes presionar suavemente la espinilla con un extractor de comedones (como el de la foto de arriba o bien, el que aparece bajo este párrafo). Éste último es una herramienta de acero inoxidable que tiene una parte redondeada con un agujero al centro, que se ajusta alrededor de una espinilla y permite extraerlo mediante el uso de presión.

Extractor de comedones | Amazon

Extractor de comedones | Amazon

3. Tras reventar la espinilla, aplica un producto antibacteriano o un poco de ácido salicílico o peróxido de benzoilo.

La doctora Jaliman aclara que este procedimiento se puede realizar sólo de vez en cuando, pues hacerlo de forma regular es una pésima idea porque pueden aparecer manchas rojas debido a la inflamación crónica y dejar cicatrices profundas en la cara, además del inminente riesgo de contraer una infección.

Cabe destacar que las espinillas se forman cuando el aceite natural de la piel se queda atrapado bajo la superficie. Esto se puede mezclar con células muertas de la piel y forman un tapón que puede reaccionar con P. acnes , una bacteria que se encuentra en los folículos del cabello y que inflama la piel rápidamente.

Cuando exprimes esa protuberancia, rasgas la piel y a medida que presionas, ingresa la suciedad y las bacterias presentes en los dedos a la cara, la cual queda roja y propensa a infectarse, además de aumentar las probabilidades de que queden marcas permanentes.

Por ello, los dermatólogos extraen las espinillas con instrumentos especiales y estériles, para luego limpiar la zona afectada, en un procedimiento similar al descrito.

Para prevenir y tratar las imperfecciones de la piel, es recomendable usar exfoliantes con agentes antibacterianos, tales como el ácido salicílico, peróxido de benzoilo y retinol. También se puede recurrir a medicamentos y procedimientos dermatológicos que incluyen exfoliaciones con ácido glicólico, láser o tratamientos de luz.

URL Corta: http://rbb.cl/dppr