Notas


Cola Condenada: El trío de artistas chilenos que no teme a la censura y los desnudos

Cola Condenada
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

No tienen miedo de desnudarse en público, ni mucho menos de decir lo que piensan. Dominga, Vicente y Nicole son tres jóvenes chilenos que viven perseguidos por la censura desde que se unieron hace un año en su proyecto musical Cola Condenada, enfrentándose a pensamientos conservadores y apoyando un discurso basado en la libertad de expresión.

Con un sonido contagioso, letras polémicas y presentaciones basadas en el desnudo, el canal de youtube del trío musical no pasa inadvertido entre las redes sociales: hablan sobre el aborto, homosexualidad, represión de género, sexo y no tienen pelos en la lengua al criticar a la iglesia, políticos y a personajes tradicionalistas.

Familia ❤️

Una foto publicada por Vicente Gutierrez Berner (@vicentegberner) el

“Creemos que todos los temas se deben tratar de forma explícita”, cuenta Cola Condenada a Bio Bio Chile, motivación que los impulsa a crear ellos mismos cada uno de sus proyectos.

“Todo lo que hacemos lo hacemos nosotros, desde el montaje de los videos, la música, letras, fotos, diseño gráfico, textos, gifs, hasta conectar los micrófonos en las performances”, relatan.

Según cuentan los artistas, en sus producciones, Cola Condenada se manifiesta a favor del aborto, contra la violencia de género, contra la imposición del mismo, contra la desigualdad económica y el abuso de las personas que están en el poder y contra la censura en los medios.

“Creemos que hay una falsa sensación de que Chile es un país progresista, probablemente debido al labor de los medios de comunicación masivos. Cuando en realidad estamos lejos de serlo, falta mucho por avanzar”, reconocen.

Hoy @colacondenada junto a @sofiaoportot en el Festival de Arte Erotico. Nos vemos en Lo Encalada 373 a las 22:00.

Una foto publicada por Vicente Gutierrez Berner (@vicentegberner) el

La dirección audiovisual de la polémica iniciativa está en manos de Nicole Senerman, comunicadora de 38 años y la cara menos visible del proyecto; no obstante, uno de los tres cerebros detrás de CC. “Somos un trío en cuanto a conceptos, contenidos, letras y estética”, subrayan.

Pero Nicole no está sola en Cola Condenada: “Somos tres colas. Una judía, un ex canuto y una ex católica”, señalan los artistas como su definición favorita de la agrupación.

Otro de ellos es Vicente Gutiérrez, un joven santiaguino de 21 años y hermano de Camila Guitérrez, escritora de la conocida película chilena “Joven y Alocada”. Él es el encargado de las plataformas sociales de la iniciativa, cantante y responsable de protagonizar performances sexualizadas en las interpretaciones audiovisuales y en vivo.

Junto a él está Dominga Bofill de 25 años, el personaje más polémico de la agrupación y quien ha sufrido censura en reiteradas oportunidades por estar en vía pública sin ropa. “La han censurado por estar sin polera”, cuentan.

En esta línea, una de las situaciones que más recuerdan -y que registró Vicente en su Instagram- es la solicitud que les expresó el líder del Movilh, Rolando Jiménez, al pedirles que se vistieran y “no anduvieran desnudos”. “Dominga fue amenazada sobre el escenario del Open Mind Fest por Rolando quien, irónicamente, lidera una organización en pro de la libertad sexual”, cuentan y se cuestionan: “¿Cuál es la diferencia de un pezón femenino y uno masculino?”.

Ritmos pegajosos y letras inaceptables

“No hay cola anti-aborto, sólo hay hetero abortable”, coros como este y “Bienvenido a Chile, el país más picante”, que recuerdan a las controvertidas canciones de la fallecida activista queer Hija de Perra, son las que atraen a sus miles de visitas.

El repertorio musical de Cola Condenada está compuesto por cinco canciones cargadas de mensajes y sonidos que mezclan el sonido radial con un discurso underground. “Todas estas canciones nos identifican y definen nuestro mensaje como banda”, dicen.

A continuación, revisa las composiciones de esta polémica agrupación musical.

Bienvenido a Chile

Si existe una canción que resume todas las temáticas a las que Cola Condenada se refiere y ataca, es “Bienvenido a Chile”. En esta melodía recogen las críticas frente al funcionamiento del país, abarcando temáticas como la ilegalidad de la marihuana, los destierros enfrentados por la comunidad Mapuche, el Régimen Militar, marchas estudiantiles y toda índole de injusticias.

“Es una crítica a la lógica actual del funcionamiento del país que tenemos asimiladas como si fueran normales”; describen sus autores, quienes bailan desnudos en el videoclip.

Que esta sea porno

Sus casi 100 mil visitas posicionan esta canción como la más reproducida del canal de Youtube. “La canción habla de disociar el sexo del drama”, explican. Pese a que el contenido de la letra no corresponde a una crítica directamente social -como en las otras canciones-, contiene un mensaje implícito sobre libertad sexual, además de un video destinado a derribar tabúes sexuales.

El aborto

Más de 20 mil visitas se han sumado como espectadores de una canción que califica de “adorable” y “abortable” a distintos personajes y conceptos que van desde Don Francisco, hasta Bob Esponja.

“Es una canción donde abortamos figuras o conceptos que nos parecen errados y adoramos iconos colas, y a otros que representan nuestra ideología”, explican.

Tu androginia me excita

Con un ritmo que imita una canción religiosa, acompañado de animaciones de ellos mismo en tercera dimensión e imágenes de genitales, este video que parodia a la iglesia y habla de “lo atractivo que es difuminar el género binario” estuvo nominado al Festival Flip a principios de enero.

Si bien no obtuvieron el galardón esperado, el grupo logró hacer renombre con su explícita producción. Debido a su explícito contenido, si quieres ver el video haz clic aquí.

Lee también: Magdalena y Damian: Dos jóvenes transgéneros chilenos que lograron cambiar su vida

Reggeaton del paco pasivo


“Esta canción trata sobre la represión del Estado a través de la policía, un tema que dista de haberse acabado con el regreso de la Democracia
“, explica la agrupación. En la composición que suma más de 80 mil visitas, Cola Condenada representa la opinión de los manifestantes que son interrumpidos por la policía en las marchas.

Divididos entre la censura y sus seguidores

Además de las polémicas y el revuelo que causan; sin duda, lo más llamativo de Cola Condenada son sus canciones: se desnudan, utilizan juguetes sexuales en sus videosclips y gritan sus letras en protestas. “Nuestro objetivo es que temáticas como el sexo, el género y el desnudo dejen de ser categorizadas como disruptivas y que sean la violencia y la desigualdad los que pasen a ser vistos como anómalos”, subrayan.

Es por lo anterior que el trabajo de Cola Condenada ha obtenido recepciones divididas por parte de los usuarios en redes sociales. Por una parte, están quienes comparten su ideología y se sienten identificados con su arte. “Ellos nos alientan a seguir. Recibimos muchísimo amor a diario”, señalan con alegría.

❤️

Una foto publicada por Vicente Gutierrez Berner (@vicentegberner) el

Pero por otro lado, existe un grupo dedicado a denunciarlos y censurarlos diariamente, además de violentar a la agrupación con comentarios ofensivos. “Nos llegan mensajes que dicen cosas como ‘por personas como ustedes mataron a Zamudio’, ‘después reclaman por que los golpean en las calles’, ‘muéranse fletos’ y ‘¿dónde están los neonazis cuando se necesitan?’”, lamentan.

A los anteriores se suman mensajes dirigidos a ofender la sexualidad y cuerpo de los jóvenes con palabras hirientes. “Comentarios muy violentos que rebelan su propia miseria”, señalan.

En tanto, los jóvenes se enfrentan constantemente al cierre de sus cuentas en redes sociales. “Nos han censurado incontables veces en Facebook e Instagram, donde al parecer son aceptables comentarios xenofóbicos, homofóbicos o avalando las violaciones a los DDHH, pero son censurables y consideradas violentas las imágenes de cuerpos humanos desnudos”, critican.

“Estas plataformas incluso nos han amenazado con cerrar nuestras cuentas y nos han pedido enviar fotografías de nuestro carnet de identidad”, confiesan.

Finalmente, la agrupación no se rinde ni -menos aún- se desanima ante el constante ataque y las críticas. “Esperamos que en el futuro sigamos amando nuestro proyecto, continuemos trabajando y logremos vivir de esto”, finalizan.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados