Notas


Aladino: Lo bueno y lo malo de un musical dudosamente infantil

Aladino, el musical
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Miles de familias llegaron ayer al Parque Bicentenario de Concepción para presenciar el esperado musical Aladino, presentado por Mall Plaza y que tenía como gran atractivo a su elenco, compuesto por reconocidas figuras del espectáculo nacional como la joven cantante Denise Rosenthal, los reconocidos actores Nicolás Poblete, Francisco Pérez-Bannen, y Fernando Godoy, además de un séquito de populares estrellas emergentes de teleseries como Francisca Walker, Li Fridman y Francisco Dañobeitia, entre otros.

Aunque la historia adaptada al público chileno tuvo varios puntos rescatables, también presentó falencias.

El show comenzó con más de 30 minutos de retraso, mostrando un llamativo despliegue escénico que incluía mucho baile, color, y brillo. La primera sorpresa la dio Nahuel Cantillano, el pequeño actor que se hizo conocido en Papá a la Deriva, y que con sólo 15 años exhibió un desplante envidiable en su rol de relator.

Entre los aspectos destacados, se encuentra el rol de Fernando Godoy, quien interpretó al Genio. El actor y comediante hizo reír a chicos y grandes con su histrionismo, además de mostrar una gran habilidad para el baile y las piruetas. Entre el elenco de actores -no dedicados a la danza profesional- sin duda, la estrella de Casado con Hijos fue el mejor.

Aladino, el musical

Aladino, el musical

Otro que tuvo una participación notable fue Francisco Pérez Bannen, quien se tomó el escenario como el malvado, pero gracioso Visir.

Las apariciones de estos intérpretes, archiconocidos por sus diversos roles en televisión, no decepcionaron.

Sin embargo, hubo aspectos que dejaron que desear. La obra, que duró casi 2 horas, se tornó muy larga -y a ratos tediosa- para el público infantil, que en varias ocasiones se veía aburrido. De hecho, algunos pequeños no dudaron en agarrar sus celulares -o los de sus padres- para entretenerse jugando, mientras los largos diálogos o canciones lentas transcurrían en el escenario.

Por otro lado, la calidad vocal de los actores no siempre fue la mejor. Hubo varias desafinaciones y se notaba que el canto no era el fuerte de muchos. Denise Rosenthal se lució en una de las baladas en solitario, pero en el resto de las canciones sólo cumplió, sin ser sobresaliente.

De hecho, las mejores voces fueron las de Francisca Walken y Francisco Dañobeitia, pero lamentablemente sus intervenciones en solo fueron muy breves.

En cuanto al guión, también llamó la atención la cantidad de chistes y bromas en doble sentido que tenía el musical, considerando que el público era mayoritariamente infantil. Varias alusiones de índole sexual y hasta un garabato se escapó en medio de las escenas.

Recordemos que tras la presentación en Concepción, el musical Aladino será presentado este sábado en La Serena y luego se realizarán más funciones en la capital hasta el 30 de enero.

Una foto publicada por Natalia Crisostomo (@naticrisostomo) el

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados