Notas


La mentes brillantes que se apagaron en 2015: una chilena entre ellas

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El padre de la píldora anticonceptiva, la dama de los tiburones y el inventor de los SMS, entre otros investigadores, fallecieron en 2015. En esta lista de decesos también se incluyen varios premios Nobel, escritores de divulgación y un actor. Hoy les hacemos un pequeño homenaje, repasando sus principales aportaciones.

Charles Hard Townes, el hombre del láser y el máser

(28 de julio de 1915 – 27 de enero de 2015)

Con casi un siglo de vida falleció este científico conocido por sus teorías para el desarrollo del láser y la creación del primer máser. Los fallos del aparato inicial de Townes fueron solventados por los rusos Nikolay Basov y Alexander Prokhorov, y gracias a sus investigaciones los tres fueron premiados con el Nobel de Física en 1964.

Yves Chauvin abrió la puerta a nuevos medicamentos
(10 de octubre de 1930 – 28 de enero de 2015)

Chauvin falleció a la edad de 84 años en la ciudad francesa de Tours. Se le reconoce, junto con los estadounidenses Robert H. Grubbs y Richard R. Schrock, por su desarrollo de la metátesis olefínica, un método de síntesis orgánica por el cual los átomos se reagrupan en el interior de las moléculas. Su descubrimiento supuso un avance para fabricar nuevos medicamentos y compuestos orgánicos y plásticos. Por las investigaciones de estos tres científicos llevadas a cabo en los años 70, la Real Academia Sueca de las Ciencias les otorgó el Nobel de Química en 2005.

Carl Djerassi, el padre de la píldora anticonceptiva

(29 de octubre de 1923 – 30 de enero de 2015)

Fue químico y escritor, pero se le conoce principalmente por la creación en 1951, junto con otros científicos, de la primera progestina oralmente activa (la noretisterona), un progestágeno sintético que se utiliza para la anticoncepción hormonal. Por este descubrimiento, Djerassi es considerado uno de los creadores de la píldora anticonceptiva oral. En 1978 recibió el Premio Wolf en Química por “su trabajo en química bioorgánica, la aplicación de nuevas técnicas espectroscópicas, y su papel en la cooperación internacional”.

Val Logsdon Fitch y la violación CP

(10 de marzo de 1923 – 5 de febrero de 2015)

Fitch compartió el Nobel de Física en 1980 con James Watson Cronin “por el descubrimiento de las violaciones de los principios fundamentales de simetría en la desintegración de mesones K neutros”.

La formulación de estos dos científicos se conoce como violación CP, un principio de la física de partículas que resulta útil para saber más sobre la materia y la antimateria en el universo. Recientemente, los científicos del CERN observaron esta violación CP en la desintegración de las partículas.

Eugenie Clark, la dama de los tiburones

(4 de mayo de 1922 – 25 de febrero de 2015)

La Dama de los Tiburones (The Shark Lady) fue una ictióloga estadounidense, pionera en el buceo científico. Clarck estudió los peces venenosos de los mares tropicales y el comportamiento de los tiburones. Entre sus muchas aventuras se incluye el buceo en cuevas de México para observar a los tiburones durmientes. Además de su carrera como exploradora y científica, fue una gran divulgadora: impartía conferencias, aparecía en TV y escribía artículos en revistas de popularización de la ciencia.

Leonard Nimoy, larga vida y prosperidad

(26 de marzo de 1931-27 de febrero de 2015)

No fue científico, sino actor y protagonista de una de las mejores series de ciencia ficción. El actor Leonard Nimoy, conocido por haber interpretado al comandante Spock de Star Trek, murió debido a una enfermedad obstructiva pulmonar en fase terminal.

Nimoy fue uno de los pocos actores de la mítica producción de ciencia ficción que mantuvo una carrera artística constante, a costa de sus esfuerzos para librarse del encasillamiento que le supuso el personaje. La sombra del comandante fue tan poderosa que el intérprete incluso tituló su autobiografía, publicada en 1975, con el nombre I Am Not Spock (No soy Spock).

Su último tuit, del 23 de febrero, decía así: “La vida es como un jardín. Puede tener momentos perfectos, pero no se conservan, excepto en la memoria”.

Adelina Gutiérrez, pionera de la astrofísica chilena

(27 de mayo de 1925 – 11 de abril de 2015)

Esta profesora, científica y académica fue la primera chilena en obtener el doctorado en Astrofísica y la primera mujer en integrarse a la Academia Chilena de Ciencias.

Sus primeros años trabajando estuvieron abocados a la reducción de datos astronómicos obtenidos por otros colegas; uno de ellos su propio esposo, el científico Hugo Moreno León, a quien conoció durante su época como estudiante de pregrado en el Pedagógico y con quien se casó y tuvo tres hijos.

La dupla Gutiérrez-Moreno fue muy prolífica desde el punto de vista astronómico, tanto así que compartieron una gran cantidad de publicaciones científicas. “Ellos trabajaban juntos. Para mi mamá el hecho de haber tomado una opción poco común para el ambiente femenino la llenaba de orgullo”, recuerda su hijo menor Alfredo Moreno.

Cualquiera que investigue sobre ella encontrará al menos 65 publicaciones con su nombre, de las cuales 35 son categoría ISI.

John Forbes Nash, una mente maravillosa

(13 de junio de 1928 – 23 de mayo de 2015)

De forma inesperada por un accidente de tráfico murió en mayo el matemático Forbes Nash, Premio Nobel de Economía en 1994, junto con Reinhard Selten y John Harsanyi, por sus aportes a la teoría de juegos no cooperativos. La película A Beautiful Mind (2001) está basada en su vida.

Forbes Nash desarrolló su teoría durante los años 50 y postuló el conocido como “equilibrio de Nash”, en el que supone que, en juegos de dos o más jugadores, cada uno adopta la mejor estrategia posible para sus intereses particulares, pero también conoce la del resto.

Además del Premio Nobel, recibió otros galardones que reconocían su labor en el campo de las matemáticas y la economía. Precisamente falleció cuando venía de recoger el Premio Abel en Noruega, por su trabajo sobre las ecuaciones derivadas parciales.

Dolores Richard Spikes, matemática afroamericana

(24 de agosto de 1936 – 1 de junio de 2015)

Profesora y matemática estadounidense. Fue la primera mujer afroamericana en obtener un doctorado en matemáticas de la Universidad Estatal de Luisiana en 1971, graduándose summa cum laude. Spikes también fue la primera mujer presidente de un sistema universitario en los Estados Unidos.

Irwin A. Rose, descubridor de la ubiquitina

(16 de julio de 1926 – 2 de junio de 2015)

Irwin Rose fue el descubridor de la ubiquitina junto con Aaron Ciechanover y Avram Hershko, motivo por el cual recibieron el Premio Nobel de Química en 2004. Falleció a la edad de 88 años. La ubiquitina es una proteína que aparece de manera natural en las células eucariotas. Tiene una función reguladora y se encarga de marcar aquellas moléculas que deben ser degradadas y destruidas, para poder reciclarlas. Este proceso se denomina ubiquitinación.

Matti Makkonen, el ingeniero de los SMS

(16 de abril de 1952 – 26 de junio de 2015)

En junio falleció a los 63 años el ingeniero que inventó el servicio de mensajes cortos, los SMS. Este sistema de mensajes breves enviados de un móvil a otro ha revolucionado el mundo de las comunicaciones.

Otro de sus grandes logros fue el de impulsar la tecnología GSM (Global System for Mobile Communications) para que los móviles tuvieran acceso a servicios de internet.

Por sus aportes en tecnologías, The Economist eligió a Makkonen en 2008 como ganador del Premio de Innovación en la categoría de Informática y Telecomunicaciones.

Yoichiro Nambu y la ruptura espontánea de simetría

(18 de enero de 1921 – 5 de julio de 2015)

Yochiro Nambu logró el Premio Nobel de Física en 2008, junto con Makoto Kobayashi y Toshihide Maskawa, por sus investigaciones en el campo de la física subatómica. Nambu recibió la mitad del premio por “el descubrimiento del mecanismo de simetría quebrada espontánea en la física subatómica”.

Nambu fue pionero en la asimetría en la física de partículas y fue quien introdujo por primera vez el concepto de ruptura espontánea de simetría electrodébil. Falleció a los 94 años por un infarto agudo de miocardio.

Frances Oldham Kelsey contra la talidomida

(24 de julio de 1914 – 7 de agosto de 2015)

Farmacóloga y doctora en medicina canadiense, Kelsey fue la supervisora de la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) y entre los años 1960 y 1961 se negó a autorizar la salida al mercado de la talidomida en los Estados Unidos.

Cuando revisó la solicitud para comercializar el fármaco como tranquilizante y calmante para embarazadas con malestares matutinos, y a pesar de que había sido aprobado en Europa y África, ella exigió más estudios. Su empeño salvó a los bebés estadounidenses de las gravísimas consecuencias que sufrieron en otros países miles de niños cuyas madres habían tomado talidomida durante la gestación. El medicamento atravesaba la barrera placentaria y causaba deformaciones en las extremidades.

Oliver Sacks, el hombre que nos hizo leer neurociencia

(9 de julio de 1933 – 30 de agosto de 2015)

El neurólogo, escritor y divulgador científico Oliver Sacks falleció a los 82 años el pasado agosto.

En sus obras mezcló la literatura de calidad con la ciencia y trasladó a los lectores sus experiencias con pacientes.

Uno de sus títulos más famosos, Despertares, llevado al cine en 1990, narra su experiencia en el hospital Beth Abraham (Estados Unidos) con las personas que sobrevivieron la epidemia de encefalitis letárgica de 1917-1928, y la administración del fármaco L-Dopa, entonces en fase experimental, a los enfermos.

Otra de sus obras, Un antropólogo en Marte, acerca a los lectores casos reales de pacientes con autismo, Síndrope de Asperger y de Tourette, amnesia o alzhéimer, entre otras enfermedades.

Sacks, que padecía un cáncer terminal, fue consciente en todo momento de que el final de su vida estaba cerca y tuvo el amargo privilegio de narrar su última aventura hacia la muerte en el periódico The New York Times. Incluso le dio tiempo a publicar sus memorias, On the move, que próximamente se editarán en castellano.

Douglass Cecil North, economía con matemáticas

(5 de noviembre de 1920 – 23 de noviembre de 2015)

Douglass North falleció en noviembre a los 95 años. Fue galardonado en 1993 con el Nobel de Economía –premio que compartió con Robert Fogel– “por haber renovado la investigación de la historia económica aplicando la teoría y los métodos cuantitativos para explicar el cambio económico e institucional”.

North y Fogel contribuyeron a establecer la cliometría como metodología de análisis, es decir, aplicar la estadística y otros métodos matemáticos y econométricos a los datos y hechos históricos.

Alfred Goodman Gilman, con las proteínas G

(1 de julio de 1941 – 23 de diciembre de 2015)

Este repaso por las mentes brillantes que nos han dejado este año lo cierra Alfred G. Gilman, Premio Nobel de Medicina en 1994 junto con Martin Rodbell por su “descubrimiento de las proteínas G y el papel que juegan en la transmisión de señales en las células”.

También obtuvo en 1989 el Premio Albert Lasker de Investigación Médica, prestigioso galardón otorgado por la Fundación Lasker para reconocer los avances en medicina.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados