Medio español llena de elogios a Bravo: No necesita tunearse para mostrar que es excelente

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

El arquero nacional Claudio Bravo coronó el pasado martes un 2015 de ensueño al ser premiado por el Circulo de Periodistas Deportivos de Chile (CPD) como el ‘Mejor de los Mejores’ deportistas del año.

Este galardón, conseguido con creces por el portero del FC Barcelona al ganar seis títulos en la temporada, no pasó desapercibido por la prensa española y específicamente para el prestigioso diario El País, que se deshizo en elogios para el guardameta de 32 años.

“No mea colonia, no tiene el cuerpo novelado por un grafitero, no se desmadra en Twitter, no se deslengua jamás, no se disfraza cuando abre el armario y, encima, se peina al natural. Claudio Bravo no sufre de actualidad, vive alejado del espumoso mundo de las celebridades. Nunca le hizo falta el atrezo del fútbol, no necesita tunearse y ser un pavo real para mostrar lo que es, un excelente portero”, escribió José Sámano, el editor de deportes del medio.

“Bravo es un guardián de primera para Messi y el coro. Alguien con una personalidad extraordinaria para sobrevivir a la extensa huella de Víctor Valdés y soportar la pujanza del joven Ter Stegen”, agregó.

Continuando con los halagos para el ex Real Sociedad, Trofeo Zamora de la campaña 2014-2015, Sámano señala que “Bravo tiene una cualidad excepcional: es un manos largas. Hay porteros que se tiran y otros que se estiran. El chileno es de los segundos. Como Casillas, es capaz de llegar unos centímetros más lejos que los metas mundanos. Los porteros lo llaman ‘dislocamiento del hombro’, un golpe extra del brazo que les hace ganar distancia”.

Para terminar su análisis del capitán de la ‘Roja’, el profesional indicó que “los conocedores del caladero tildan a Bravo de un tigre dormido. No es extraño, porque con su pachorra verbal, nada más llegar al club confesó en la intimidad: ‘Sé que ya está fichado Ter Stegen… pero seré el titular’. Sin esa confianza sería insoportable una meta de máximo riesgo como la del Barça o el Madrid”.