Balance Navideño

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Es costumbre por estas fechas “hacer un aro”, echar una mirada al camino recorrido y el que se viene por delante. En este ejercicio, muchas veces perdemos de vista que nuestro tranco individual sigue el curso y ritmo que imponen la marcha del pueblo y la humanidad de los que formamos parte. Sus correntadas se mueven en un cauce que, más o menos, algo se puede barruntar, aunque sus dimensiones son tan inmensas que resultan difíciles de apreciar aún en sus grandes líneas, y resulta imposible pronosticar con precisión o certeza, puesto que siempre hay neblina y suele dar giros y adentrarse por desfiladeros inesperados. Aun así, es bien fascinante y puede resultar de utilidad, intentar apreciar los grandes rasgos de nuestro movimiento colectivo.

Síguenos también en nuestra página de Facebook.