¿Sabías que un helado puede llegar a tener más de 700 calorías?

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Llegó el sol y los helados reinan en las calles. Si no quiere engordar por culpa del helado, saque la calculadora. ¿Sabía que un helado simple puede aportar de 85 a 130 calorías y que uno bañado en chocolate, con cremas y salsas puede superar ampliamente las 700?

Un buen helado es lo más apetecido del verano. Con las altas temperaturas, el barquillo se convierte en el alimento estrella, más aún cuando se piensa que ‘es pura agua’ y que no engorda. Pero, ¿sabemos realmente cuántas calorías aporta un helado?

“Una bolita de helado de agua usualmente aporta un promedio de 85 calorías, y una de helado de crema 130. Sin embargo, hay que considerar que el tamaño de la porción cambia dependiendo de quién lo sirva, así que fácilmente puede tener el doble de calorías”, asegura Stefanie Chalmers, docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico.

Frecuentemente las heladerías ofrecen añadir otros elementos a la porción de helado, lo que aumenta el total de calorías. “La adición de crema, salsas de chocolate, manjar, caramelo y chips puede valorarse calóricamente en un rango que va entre 60 calorías extra (porción de chips) a unas 200 (combinación de salsas). El barquillo, dependiendo del tipo y tamaño, puede aportar otras 60 calorías”, ejemplifica la nutricionista.

Con todos estos “extras” agregados a un gran helado de crema que comúnmente se comercializa en Chile, la tabla final de calorías aumenta exponencialmente. “Un mal helado puede ser un elemento tóxico para el organismo y aportar, en azúcares y grasas, unas 700 calorías. Esto sin mencionar las porciones extra grandes, donde podríamos fácilmente duplicar dicho valor calórico”, asegura la docente de la U. del Pacífico.

Hoy en día existe una gran variedad de helados artesanales y dietéticos, que prometen ser más saludable. “En muchos casos los helados diet son útiles, ya que hay algunos que tienen la mitad de las calorías que su similar ‘no diet’. Sin embargo, no se debe confiar sólo en la palabra ‘diet’, sino que siempre es necesario revisar la etiqueta y verificar la diferencia calórica. Se puede dar el caso que aunque sean bajos en grasa pueden tener dosis elevadas de azúcar”, advierte Chalmers.

También hay diferencias entre los helados naturales, de leche y de yogurt. “Si el helado es natural de fruta, aportará todos los nutrientes que aporta la fruta escogida. En tanto, si es de leche, aportará proteínas y usualmente grasa, ya que lo común es que se utilice crema en su elaboración. También existen helados a base de yogurt con fruta, que serían una excelente combinación, en caso de estar seguros de la elección de un yogurt descremado y de la ausencia de cremas añadidas”, recalca la especialista.

Es importante tomar en cuenta que de nada sirve preferir helado artesanal si se combina con otros ingredientes altamente calóricos, como cremas y salsas. “Los helados artesanales suelen ser bastante naturales y, por tanto, son una excelente alternativa para aumentar la ingesta de fruta, pero su beneficio será opacado si por cada bolita de helado se añaden dos de crema”, asevera.

El sabor sí importa

La oferta de sabores de helados se ha incrementado notablemente en el último tiempo. El simple chocolate o frutilla siguen reinando, pero han aparecido otros interesantes como el chocolate bitter o frutos del bosque. ¿Algunos sabores engordan más que otros?

Lamentablemente sí. “Los sabores que se preparan con crema, como el de chocolate, bocado, lúcuma y mora crema, además de los helados que incluyen caramelo u otro tipo de salsas dulces, son extremadamente calóricos. Por el contrario, los helados de agua no aportan grasas, por lo que tiene menos calorías”, apunta la nutricionista.

Si su tentación son los sabores de frutos secos, la noticia es peor. “Si la bolita de helado de crema tiene frutos secos, como el sabor de pasas al ron, pistacho o avellanas, debemos sumar unas 50 calorías más”, dice Stefanie Chalmers.

Para evitar la gran ingesta calórica que supone el helado de crema, se recomienda optar por los basados en frutas naturales. “Es posible que un helado elaborado a base de fruta y endulzantes no entregue tantas calorías, pero es muy poco común encontrarlos. Usualmente estos tipos de helados agregan azúcar y colorante, tanto como sea necesario para generar un sabor adictivo. Un helado de fruta no debería aportar más de 65 calorías, considerando que una fruta tiene esa cifra sin preservantes ni colorantes”, explica la nutricionista.

A la hora de escoger un helado, debe fijarse en la base, los ingredientes y la preparación. “El helado es un alimento que puede ser muy nutritivo si se prepara con dicha intención, pero también puede ser muy tóxico si se descuida la elección de sus ingredientes y el volumen de ingesta. Se puede aprovechar la ocasión para ofrecer a la familia una gran variedad de frutas y lácteos de buena calidad. Sea cuidadoso en ese aspecto, ya que es importante que los niños no crezcan familiarizados con los helados extra dulces y adornados con diferentes formas y colores de azúcar”, finaliza Stefanie Chalmers, docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico.