¿encontraste un error?
avísanos

5 mitos sobre la alimentación en el embarazo que debes dejar de creer

0VISITAS
Daniel Lobo (CC) Flickr

Publicado por

Varios son los mitos respecto a la alimentación durante el embarazo: que se debe comer por dos o que no se deben ingerir algunos vegetales. Es por ello que Jessica Hermosilla, docente de Nutrición y Dietética de la Universidad San Sebastián comenta sobre lo que realmente se debe comer.

Lo primero que se debe tener en cuenta es el real requerimiento calórico de una mujer embarazada. “Lo que ocurre de manera frecuente es que el consumo energético está sobredimensionado, lo que determinará un aumento excesivo de peso favoreciendo el sobrepeso y obesidad. Este sobrepeso al no ser corregido en el post parto y lactancia, se adicionará al próximo embarazo, empeorando cada vez más el estado nutricional de la embarazada”, aclara la especialista.

Las necesidades energéticas de la embarazada son un poco mayores. Por ejemplo, a una mujer de peso normal le basta un incremento de solo 110 Kcal los primeros dos trimestres del embarazo y de 220 Kcal durante el último trimestre, lo cual equivale a menos de medio pan al día durante gran parte del embarazo o apenas a dos vasos de leche en la etapa de mayor requerimiento.

“En cambio, en las mujeres enflaquecidas las necesidades de energía se incrementan en 230 Kcal el segundo trimestre y en 500 Kcal para el tercer trimestre Las necesidades adicionales de proteínas son 10 gramos diarios, cantidad que se puede satisfacer con dos tazas de leche adicionales”, precisa la académica.

En cuanto a las creencias sobre la alimentación durante el embarazo, la nutricionista de la Universidad San Sebastián aclara los siguientes puntos:

1. Durante el embarazo tengo que comer por dos. No. En el embarazo no hay que comer el doble, la cantidad de calorías extras es baja.

2. Después de los tres primeros meses se puede tomar alcohol. No. Lo más recomendable es evitar las bebidas alcohólicas durante el embarazo, inclusive en los últimos meses. Un estudio reciente publicó que incluso las pequeñas cantidades de alcohol ingeridas durante el embarazo están relacionadas con el déficit de atención en los niños.

3. Los vegetales con sabor fuerte son malos para mi bebé. No. Algunas personas señalan que comer brócoli, repollo o ajo le hace daño al bebé, pero esto no tiene ninguna base científica, aunque puede asociarse a dispepsias en la embarazada.

4. Si tengo un antojo por algún alimento puede ser porque el bebé me lo pide. No. Los antojos durante el embarazo no están relacionados con las necesidades del bebé.

5. El bebé únicamente toma lo que necesita sin importar lo que se consuma. No. Todo lo que se consuma es fuente de nutrientes para la madre y el bebé. En ocasiones, los bebés nacen con enfermedades por deficiencia de nutrientes, aun cuando la mamá no haya presentado signos de deficiencia durante el embarazo.

URL Corta: http://rbb.cl/d903