temas del día

Internacional


Macri pide olvidar a los “iluminados” y Scioli advierte contra “quien pactó con el diablo”

Archivo | Eitan Abramovic | Agencia AFP
Publicado por
Envíanos tu corrección

La larga campaña presidencial argentina cerró el jueves con sendos actos de los candidatos presidenciales, el conservador Mauricio Macri, que hizo una fiesta en el norte mestizo del país, y el oficialista Daniel Scioli, arengando en un bastión de clase trabajadora.

Mientras Macri parecía haber olvidado que el domingo peleará la presidencia con Scioli, al omitir su nombre y llamando a la “unión de todos los argentinos”, su rival se mostró más duro y advirtió “de la amenaza” que representa “el capitalismo salvaje”.

Desde un patrimonio histórico de la humanidad en Humahuaca, muy cerca de la frontera con Bolivia, Macri ofreció un encendido discurso ante miles de seguidores de su partido de derecha PRO (Propuesta Republicana).

“Los héroes de nuestra patria no son un pequeño grupo de iluminados ¡Los héroes somos todos!”, dijo en una tarima en el monumento de la independencia con un fondo de montañas terracotas y cactus a más de 1.600 km de la capital.

Macri repitió lo que han sido sus mote de campaña: “Merecemos vivir mejor. Se puede vivir una argentina con pobreza cero, aspirar a tener vivienda propia, estar orgullosos por la calidad de la educación publica, de enfrentar al narcotráfico y echarlo de la Argentina”, declaró.

“¡Vamos Argentina!, ¡Cambiemos, cambiemos!”, dijo un Macri que se mostró relajado, locuaz y con la energía de los que se saben ganadores.

Macri, defensor del libre mercado, lidera los sondeos después de la primera vuelta del 25 de octubre que ganó Scioli, peronista de centroizquierda, pero por apenas tres puntos (37% sobre 34,1%).

Su rival Scioli, protagonizó dos cierres, en la mañana en el balneario de Mar del Plata y en la noche La Matanza, dos ciudades de la provincia de Buenos Aires, tan grande como Italia con 16 millones de habitantes, que gobernó desde 2007.

“La opción es clara: una liberal, del demonio del capitalismo salvaje de la alianza reconvertida que representa Macri; y nosotros, de la base fundacional del peronismo que la trae a estos nuevos tiempos”, clamó Scioli ante la militancia organizada en un centro deportivo en La Matanza.

“Macri tenía un pacto con los diablos y desde hace tiempo”, agregó en referencia a los fondos especulativos y al Fondo Monetario Internacional.

“Patria o Macri” se leía en pancartas con la bandera estadounidense de fondo y fotomontajes de Cristina Kirchner con Juan Domingo Perón (1946-1955, 73-74), líder de un movimiento popular que ha marcado al país y en el que caben políticos que van desde la derecha a la izquierda.

A tres días del primer balotaje de la historia Argentina la pasión electoral alcanzó incluso al papa Francisco, que el miércoles dijo: “Ya saben lo yo pienso, que voten a conciencia”, citó la prensa.

El publicista ecuatoriano Jaime Durán Barba, principal asesor de Macri, relativizó la implicación del papa en la campaña en unas declaraciones consideradas “ofensivas” por Scioli.

“Lo que diga un Papa no cambia el voto ni de diez personas, aunque sea argentino o sueco”, dijo Durán Barba a periodistas en la provincia de Jujuy.

Scioli repudió la declaración de Durán Barba, que calificó de “ofensiva bajo todo punto de vista de quien hoy esta siendo admirado en el mundo entero”, el papa Francisco.

Las palabras del pontífice fueron interpretadas como un guiño a Scioli.

Entre los seguidores de Scioli se hablaba de “esperanza” de una victoria el domingo y miedo por un eventual triunfo de Macri.

Desde Humahuaca, corazón de la Argentina pobre y mestiza en la provincia de Jujuy, Macri intentó desprenderse de la imagen de empresario millonario y capitalino.

Realizó un rito a la Pachamama (Madre Tierra) junto a indígenas en el pueblo de Jujuy y expresó decepción por “la campaña del terror” en su contra que atribuye a Scioli.

Su contrincante resaltó que el domingo se eligen los caminos “de la inclusión o el de la exclusión”.

Si Macri gana la presidencia será la primera vez desde que se instituyó el voto (en 1916) que resulta electo alguien que no pertenece ni al partido peronista ni al radical socialdemócrata, las dos grandes fuerzas populares en 100 años de vida política en Argentina.

Los sondeos ubican a Macri entre seis y siete puntos por encima de su rival, con más de 10% de indecisos entre 32 millones de electores.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados