temas del día

Internacional


EEUU: 300 veteranos de guerra están condenados a pena muerte

Archivo | Karen Bleier | AFP
Publicado por
Envíanos tu corrección

Ejecutado este año en el estado de Georgia, Andrew Brannan fue uno de los cientos de soldados estadounidenses que cumplieron servicio en el exterior, volvieron a casa con daños psicológicos, cometieron un asesinato y fueron condenados a muerte.

Unos 300 veteranos de guerra estadounidenses están actualmente en el llamado corredor de la muerte a la espera de su ejecución. Constituyen aproximadamente el 10% de los condenados a muerte en Estados Unidos, de acuerdo con un informe divulgado el martes.

Los tribunales no suelen tener en cuenta las secuelas psicológicas de las guerras que padecen los veteranos, según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte (DPIC).

Un video del comportamiento de Brannan cuando fue detenido por exceso de velocidad en enero de 1998 da una idea de su estado mental. En las imágenes, tomadas por la cámara del policía Kyle Dinkheller, se ve que Brannan sale de su camioneta y empieza a bailar como loco, tratando de provocar al oficial y se niega a seguir sus órdenes.

En la mayor parte de Estados Unidos está prohibido abandonar un vehículo cuando un infractor es detenido por la Policía.

“¡Vete a la mierda!”, le grita Brannan, “¡yo soy un maldito veterano de Vietnam!”. El video muestra que Brannan vuelve a su coche, toma un arma y dispara al agente Dinkheller, quien recibe nueve balazos y muere en el acto. Brannan, con una herida en el abdomen, entra de nuevo en su camioneta y parte.

En el juicio, los abogados de Brannan intentaron sin éxito obtener un trato indulgente alegando circunstancias atenuantes para su defendido. Condecorado por su valentía, Brannan había sido diagnosticado con trastorno de estrés postraumático (TEPT, PTSD por su sigla en inglés).

De la gloria a la infamia

“Considerando que menos de 7% de la población estadounidense son veteranos (militares), muy a menudo jueces, jurados, fiscales y hasta abogados defensores no suelen estar familiarizados con la experiencia militar”, dijo a la AFP Art Cody, Director Legal del Programa de Defensa de Veteranos en la Asociación de Abogados Defensores de Nueva York.

“Puede haber un reconocimiento superficial de la condición de veterano, pero los que toman decisiones judiciales a menudo no comprenden cómo ha afectado la formación y la experiencia militares al veterano acusado ni el delito que se le imputa”, acotó.

De las 1.400 personas ejecutadas desde que Estados Unidos restableció la pena de muerte en 1976, muchos habían sido soldados condecorados.

Es el caso de Robert Fisher, un veterano de la Guerra de Vietnam. El presidente Lyndon B. Johnson concedió a Fisher un Corazón Púrpura por las heridas que sufrió en combate en 1967. Trece años más tarde, afectado por una enfermedad mental, Fisher mató a su pareja.

Según el informe DPIC, más de 800.000 veteranos de la Guerra de Vietnam tienen síntomas de trastorno de estrés postraumático. Otros 300.000 veteranos de Afganistán e Irak también sufren esa enfermedad. Las lesiones cerebrales traumáticas también son comunes entre los del segundo grupo.

“Un porcentaje significativo de los veteranos de guerra han traído con ellos a casa sus guerras en forma de trauma de combate”, dijo Brockton Hunter, exexplorador del ejército, abogado y cofundador del Proyecto Defensa de Veteranos.

“Sin tratamiento y a menudo automedicados con alcohol o drogas, estos veteranos pueden caer en una conducta autodestructiva, imprudente y, a veces, en comportamientos violentos”, dijo.

De un francotirador al próximo

Uno de los casos más notorios es el de John Allen Muhammad, un veterano de la Guerra del Golfo, condenado a muerte por asesinar, como francotirador, a diez personas en 2002, la mayoría en el área de Washington DC.

Muhammad había equipado la carrocería de un viejo Chevrolet para poder acostarse dentro y disparar a personas aparentemente escogidas al azar. Fue ejecutado en 2009.

Varios expertos consultados por la AFP dijeron que no estaba claro que pudiera establecerse un vínculo directo entre las experiencias traumáticas en el campo de batalla y los actos violentos cometidos por soldados años después.

Ciertamente “los datos sobre la violencia entre los veteranos con TEPT sugieren que el alcohol, el uso indebido de drogas y otros problemas psicológicos contribuyen probablemente a la violencia”, dijo Lauren Jenkins, un abogado defensor de veteranos en ScoutComms, firma de relaciones públicas que apoya a excombatientes.

Las dificultades que muchos veteranos enfrentan al volver a la vida civil fueron presentadas en parte por la exitosa película de Clint Eastwood “American Sniper” (‘Francotirador estadounidense’) con su enfoque sobre Chris Kyle, el francotirador más letal de la historia militar de Estados Unidos.

Kyle acabó asesinado por Eddie Ray Routh, un exmarine con problemas mentales. Routh fue condenado en febrero a prisión perpetua.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados