Sociedad


Cómo rescatar a un animal sin correr riesgo de ser atacado

Wikimedia
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Muchos amantes de los animales se enfrentan a un sentimiento de frustración al ser atacados por estos pequeños seres. Ayudar a un perro o gato en peligro, puede ser una tarea arriesgada si el animal se encuentra exaltado o simplemente nos desconoce.

Así le sucedió a la ex chica reality Kathy Bodis, quien intentó socorrer a un canino para que no fuera atropellado en medio de la carretera. Rescate que le costó una pierna herida por una penetrante mordedura del perro, además de una inolvidable escena de profundo shock.

Pese a lo anterior, existen formas efectivas para ayudar a un animalito que está en peligro. El veterinario Daniel Tobar, dueño de la Veterinaria Móvil Metropolitana Pet, la cual recibe constantemente casos de rescate animal, explicó el procedimiento adecuado para rescatar a un perro o gato, sin arriesgar la integridad de la persona.

Rescatando a un perro

Como advertencia inicial, el experto destacó que “ayudar a un animal desconocido siempre es un riesgo”, razón por la que se debe llevar el procedimiento de auxilio con calma y distancia.

Si te enfrentas a una situación similar a la vivida por Kathy Bodis, en donde un perro está herido y se demuestra algo agresivo, lo primero que recomienda Daniel es tomar medidas para no ser mordido por el animal.

“Debes acercarte con cuidado, agacharte a la altura del perro o más abajo de él, hablarle y entregarle tranquilidad“, explica el experto y destaca que “no debes apresurarte en tocarlo”.

Luego es importante enseñar nuestras manos al canino y colocarlas a la altura del suelo. “Esto es para que el perro vea que no tenemos nada en nuestras extremidades y lo estamos tratando de ayudar y no de hacerle daño”, relata.

Si la acción se completa con éxito y el can se entrega a la ayuda, puedes proceder a atar su hocico con una cuerda o usar un bozal para evitar una posterior mordedura. Sin embargo, si el animal continúa agresivo, Daniel recomienda llamar a un veterinario.

Una vez detectadas las zonas heridas en el animal, el veterinario recomienda presionar con un paño para detener la hemorragia mientras llega la ayuda profesional. En caso de desconocer las zonas afectadas del perro, lo ideal es mantenerlo reducido y evitar que se mueva y vuelva a golpearse, explica Daniel Tobar.

kennykunie (cc)

kennykunie (cc)

Otra opción para ayudar a un perrito en la carretera, es llamar su atención con comida y aplicar un tranquilizante al alimento para evitar ataques.

“Existen unas gotas llamadas Pacifor, las cuales venden sin receta, y se pueden dar al animal aplicándolas en un pan, sacándonos del apuro en caso de perros agresivos”, cuenta Daniel.

Es importante considerar que las dosis correcta de este medicamento es 1 gota por kg del animal, y no se debe abusar de la cantidad indicada.

Gatito en peligro

Existen ocasiones que no es precisamente el perrito quien está en peligro, sino que este se convierte en una amenaza para otro animal. Pareciera que una de las víctimas preferidas de los canes son pequeños felinos que se ven acorralados por jaurías sin mayor escapatoria.

En el caso de enfrentarse a un numeroso grupo de perros que ataca a un animal o humano, el veterinario aconseja enfrentarse con seguridad. “Lo mejor que podemos hacer en este caso, es levantar los brazos y gritar muy fuerte”, cuenta Daniel.

“De esta manera les demostraremos que somos más grandes que ellos”, agrega el experto. En la ocasión, también se puede considerar sujetar un palo o “algún objeto que nos proteja y haga ver más grandes“, cuenta.

Si el gatito en peligro logra escalar un árbol y no quiere bajar producto del miedo, luego de espantar a los perros, Daniel aconseja ofrecer comida llamativa al felino en vez de escalar para rescatarlo. “Si subimos a buscarlo es muy probable que este caiga del árbol en su afán de arrancar”, cuenta.

Sin embargo, pese a todo lo anterior siempre está el peligro que algún perro logre morder al rescatista sin querer soltarte. Al respecto, Daniel Tobar explica que “en ningún caso hay que tirar de la zona afectada, puesto que se puede producir una herida más grande”.

En caso que un perro muerda un brazo del rescatista, el experto recomienda “seguir los movimientos del animal con la extremidad dañada y, con el otro brazo, apretar fuertemente la nariz del perro”. Una vez separado tu cuerpo con el del animal, se debe alejar rápidamente la zona afectada”, finaliza.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados