¿encontraste un error?
avísanos

¿Cómo nacen los bebés? Una historia cotidiana

0VISITAS
Nancy Anne L. Merolle (CC) Flickr

Publicado por

“Mi nana me contó a los 6 años de edad cómo nacen los bebes”, dijo Marisol, quién llegó a Centro Miintimidad, buscando ayuda para resolver algunas dificultades en el ámbito de su sexualidad.

Esta es la historia que relató Marisol.

“Soy la mayor de 3 hermanos, 2 hombres y yo. Mis padres tenían un negocio de ropa y trabajaban todo el día, nos dejaban en el colegio y volvíamos a casa con un transporte escolar.

Teníamos una nana llamada María, que tenía 30 años, ella estaba a cargo nuestro y pasábamos muchas horas con ella.
Cuando mis padres llegaban a la casa, nosotros ya habíamos comido y nos habíamos bañado. Sólo en los fines de semana compartíamos con mis padres.

Recuerdo como si fuese ayer, que un día lluvioso en que no podíamos salir a jugar al jardín, María me dijo que me contaría algo para entretenerme.

De pronto, comenzó a contarme la historia de cómo nacen los bebés.

Me dijo que yo ya estaba grande para creer en el cuento de la cigüeña que le cuentan a los niños.

Entonces me explicó que el hombre tiene que introducir su pene en la vagina de la mujer, y de ahí sale un líquido que se junta con un huevito que tienen las mujeres y se forma el bebe, que demora nueve meses en crecer dentro de la guata de la mamá.

Me contó además que cuando el bebé ya esta grande y quiere nacer, la mamá empuja y éste sale por la vagina.

Esa historia me impactó de por vida, creo que era muy chica para tanta información.
Ahora cada vez que intento tener relaciones sexuales, se me viene la imagen del cuento de María y tengo terror a quedar embarazada a pesar de que tomo anticonceptivos”.

Después de completar la historia clínica de Marisol y de examinarla, le expliqué que lo que tenía se llamaba vaginismo, y que ella contrae involuntariamente los músculos de su vagina frente al intento de penetración, por lo cual es imposible lograr el coito, pero que realizaríamos un tratamiento en conjunto con una sexóloga para que perdiera el temor, aprendiera a relajar los músculos vaginales y pudiese disfrutar de sus encuentros sexuales.

Realizamos 11 sesiones 1 vez por semana y 9 sesiones con la sexóloga, logrando los objetivos propuestos.

La historia de Marisol es similar a la de muchas otras mujeres que se enteraron por diversas fuentes poco serias, acerca de la reproducción humana.

Como mensaje para los padres o los que van a ser padres, les rogaría de informar, conversar y educar a sus hijos en temas de sexualidad, ya que evitarlo, puede causar graves consecuencias en la salud sexual de sus hijos.

* Los nombres han sido cambiados para proteger la identidad de los pacientes.

Odette Freundlich
Directora de Centro Miintimidad
Kinesióloga especialista en disfunciones del suelo pelviano y sexualidad
contacto@miintimidad.cl

URL Corta: http://rbb.cl/cyai