Hombre


Experto advierte cuáles son las 4 posiciones sexuales más peligrosas para los hombres

Screen Gems
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

En enero pasado, un estudio realizado por la Universidad Estatal de Campinas y la Pontificia Universidad Católica de Campinas, ambas de Brasil, determinó cuál era la posición sexual más peligrosa para los hombres.

La investigación publicada en la revista académica Advances in Urology, analizó los traumatismos peneano (o fracturas de pene) que ingresaron a diversos hospitales entre los años 2000 y 2013, determinando que el 50% de los casos fueron producto de una posición sexual: La mujer sobre el hombre.

“Nuestra hipótesis es que cuando la mujer está sobre el hombre, generalmente controla el movimiento y todo su peso corporal recae sobre el pene erecto”, señalaron los autores, añadiendo que “por el contrario, cuando el hombre está controlando el movimiento, tiene mejores posibilidades de detener la energía de la penetración en respuesta al dolor relacionado con el daño en el pene”.

Durante el sondeo la mitad de los hombres analizados dijo haber oído un sonido antes de experimentar intenso dolor e hinchazón. El promedio de edad de quienes sufrieron este tipo de lesión fue de 34 años y algunos esperaron hasta 6 horas antes de buscar ayuda médica.

“La fractura de pene es una dolencia relativamente poco común que frecuentemente causa miedo y vergüenza para el paciente, lo que hipotéticamente retarda la búsqueda de asistencia médica, pudiendo llevar a un deterioro de las funciones sexuales y miccionales”, indicaron los autores.

Pero ésta no es la única. En conversación con revista Vice, la conocida experta en sexualidad Kat Van Kirk señaló cuáles eran las posiciones sexuales más riesgosas para el pene.

La idea de esto no es abandonar por completo estas posturas, sino que tener precaución al practicarlas.

A continuación te indicamos cuáles son:

1. La mujer en la parte superior

Tal como indicamos anteriormente, esta postura significa más presión sobre el pene, y además el hueso púbico femenino puede llegar a ocasionar inconvenientes.

Sin embargo, según Van Kirk, el mayor problema de esta postura se produce cuando falta lubricación.

“A veces no hay suficiente lubricación cuando la mujer está sobre el pene y si hay suficiente fuerza o fricción, el pene puede quedar ‘atrapado’ en el hueso del pubis” pudiendo producirse una lesión en el miembro masculino, señaló la sexóloga, asegurando que “esto es más común de lo que la gente piensa.”

2. Vaquera

Ésta es similar a la anterior, pero en este caso el hombre yace de espaldas con las rodillas dobladas y las piernas separadas mientras, la mujer está sentada sobre él dándole la espalda. Aunque esta posición es placentera para ambos, es algo compleja y podría tomar un poco de práctica para lograrla bien.

Además, al igual que en el punto uno, es peligrosa para el pene por ejercer el peso del cuerpo femenino sobre el miembro masculino, y cualquier movimiento brusco mal ejecutado podría terminar en una dolorosa lesión.

3. Fricción contra el busto femenino

Aunque parece algo suave e inofensivo, la experta dice que no es tan así. Van Kirk dice que “a veces ponen tanta fuerza contra el esternón de la mujer que se puede fracturar el pene, y si no estás usando lubricante, la fricción puede causar algunos problemas”.

En este sentido, la especialista dice que el problema no es del busto, sino de los factores mencionados.

4. Al estilo perrito

Los hombres tienden a llegar al clímax más rápido en esta posición y para muchas mujeres también es más placentera porque se accede al primer tercio de la vagina que es una de las partes más sensibles.

Sin embargo, esta postura es la responsable de un 29% de los casos de fractura de pene según el estudio brasileño mencionado en esta nota.

Van Kirk dice que en este caso la penetración se presiona desde el ángulo contrario y eso hace que se produzcan algunos accidentes, especialmente cuando se hace con mucha fuerza.

Por otro lado, la especialista en salud pélvica, Kristi Latham advierte que si el encuentro es demasiado intenso éste puede provocar dolorosos desgarros vaginales, daños en el cervix e incluso sangrados.

Asimismo, la doctora Kat señala que algunos “chicos quieren penetrar en la vagina, pero con bastante frecuencia el pene accidentalmente entra en el ano. Y como no había ningún tipo de preparación, pueden haber lesiones anales y cosas por el estilo”, además de contusiones en el pene.

Ojo con la falta de lubricación

Tal como lo mencionamos antes no se trata de no practicar estas posturas, sino que de ser precavido. Según la experta, la comunicación (avisar si algo molesta o duele) y una buena lubricación son la clave para que todo salga bien.

“Independientemente de la posición, una de las principales cosas que veo son abrasiones vaginales y de pene por no haber suficiente lubricación” indica Kat, añadiendo que estas lesiones pueden infectarse con facilidad por la humedad de la zona.

La posición menos peligrosa

La forma más segura de tener sexo está en la posición de lado, conocida vulgarmente como “cucharita”.

“No hay una presión real sobre una articulación específica. La inserción, aunque se hace por atrás, por lo general tiene un poco de amortiguación con el cuerpo por lo que el pene no llega al hueso pélvico tan rápido ni se provocan lesiones en el cervix con tanta frecuencia”, explicó Van Kirk.

Por lo mismo, esta postura suele recomendarse a las embarazadas.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados