temas del día

Sociedad


Niño de ocho años que ya fuma y bebe alcohol provoca incendio en registro civil de Argentina

Publicado por
Envíanos tu corrección

Un niño de ocho años que fuma y ya fue internado en estado de ebriedad, provocó un incendio en el Registro Civil de la localidad de Chepes, al noroeste de Argentina, destruyendo abundante documentación, informaron el viernes fuentes policiales.

El comisario de Chepes (provincia de La Rioja), Luis Romero, explicó que inicialmente se pensó que un cortocircuito había originado el fuego, pero imágenes de las cámaras de seguridad permitieron ver que el incendio fue provocado por un niño.

“Es un chico conflictivo, con muchos problemas de comportamiento graves. Tira piedras a los vecinos y anda con un arma blanca”, reveló a su vez la subcomisaria Isabel Zárate, quien contó que para agarrar al niño intevinieron seis agentes.

Según las fuentes, el menor había sido hospitalizado en estado de ebriedad en julio pasado en Chepes, una ciudad de 11.000 habitantes, a 1.100 km al noroeste de Buenos Aires.

La abuela del niño, de nombre Mercedes, admitió la desesperación de la familia por no poder contenerlo.

“Estoy mal porque veo cómo está mi nieto. Sufrimos mucho todos. Tiraba piedras, pero no andaba con ningún cuchillo”, se lamentó en declaraciones a radio Fénix de La Rioja.

Según la mujer, el niño, que está en tratamiento psiquiátrico, estaba esposado en la comisaría y sufría una crisis nerviosa.

“Esto va para peor. El chico está cada vez más malo y agresivo. Quiero que lo ayuden, que lo deriven y le hagan estudios”, expresó la abuela.

En el incendio fueron destruidas gran cantidad de cajas con documentos del registro civil que permaneció cerrado el jueves y este viernes, afirmó el secretario de Gobierno riojano, Ariel Marcos.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados