Cultura


“I Solisti de Pavia” ofrece una extraordinaria presentación conducida por el cellista Enrico Dindo

I Solisti di Pavia, Fundación Beethoven (c)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La Orquesta de cámara italiana “I Solisti di Pavia”, ofreció a comienzos de semana una extraordinaria presentación gratuita en el Teatro de Carabineros, para un público mayormente formado por jóvenes estudiantes de música y alumnos de colegios de enseñanza básica y media, como parte de la programación de la Fundación Beethoven y el patrocinio de colaboradores y amigos de la entidad.

Formada en el año 2001 bajo la dirección del músico turinés Enrico Dindo, quien es, principalmente, un cellista de calidad mundial, el conjunto integrado por trece instrumentistas de cuerdas, aparte de su conductor, ofreció una programación con obras de los compositores italianos Respighi, Rossini, Puccini y Verdi, donde exhibió sus grandes condiciones musicales en que brinda una propuesta dinámica, que se caracteriza con una gran conexión con la audiencia y sorpresas en un repertorio que incorpora incluso jóvenes piezas de la música contemporánea.

Al igual que el año pasado, en esta temporada, esta excelente agrupación, lleva a cabo una gira por distintas ciudades de Europa, China y América del Sur. Por el momento, aparte de dos actuaciones en Santiago, anuncia presentaciones en el Teatro Coliseo de Buenos Aires. Argentina (jueves 10) y en el Teatro Solís de Montevideo, Uruguay (viernes 11).

En la programación de esta oportunidad, destacó la presencia de Enrico Dindo, muy especialmente por su participación en la obra “Una lágrima” de Gioacchino Rossini, en la cual tomó el cello para brindar una presentación de altísimo nivel, que obligó -al final del concierto- a un “encore” con su espectacular segundo movimiento. “Una lágrima” fue compuesta en la última etapa de la vida de compositor de Rossini, como una obra de tema y variaciones para cello y piano, en la tonalidad de la menor, que, en esta oportunidad se escuchó en una versión para cello y orquesta de cámara, de Eliodoro Solima.

Las otras obras, en que “I Solisti di Pavia” fueron dirigidos por el maestro Dindo, fueron tres, partiendo por la III suite “Antiguas arias y Danza”, de Otorino Respighi, con cuatro movimientos, donde el autor de “Los Pinos de Roma”, “Las fuentes de Roma” y “Festivales Romanos”, utilizó material proveniente de piezas originales para laud y guitarra, de compositores franceses e italianos de los siglos XVI y XVII. Luego se ofreció “Crisantemos”, de Giacomo Puccini, una obra menor dentro del gran número de brillantes óperas compuestas por el autor. Es una suave y breve elegía, primitivamente compuesta para cuarteto de cuerdas, un movimiento continuo, oscuro en sus tintes armónicos, la cual se utilizaría posteriormente en el último acto de la ópera “Manon Lescaut”. Finalmente, los músicos europeos, interpretaron el Cuarteto de Giuseppe Verdi, única obra de cámara del gran compositor lírico que sobrevive.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados