¿encontraste un error?
avísanos

9 claves para llevar una alimentación saludable en el embarazo

0VISITAS
Tatiana Vdb (CC) Flickr

Publicado por

Uno de los factores fundamentales para el correcto desarrollo y formación del bebé desde el inicio del embarazo, tiene directa relación con el tipo de alimentación que lleve la futura madre.

En este contexto, Sodexo, firma de integración de Servicios de Calidad de Vida, enseña a través de su Círculo de Nutricionistas los diferentes tipos de alimentos que deben ser incorporados a la dieta según las necesidades de cada trimestre.

“Si bien la ansiedad y el apetito pueden aumentar durante este período, es importante destacar que no se trata de comer por dos, sino de consumir las porciones adecuadas de los cinco grupos de la pirámide alimenticia. De esta forma, el organismo contará con todos los nutrientes y vitaminas que beneficiarán tanto la salud de la madre como la formación del feto”, destaca el Círculo de Nutricionistas de Sodexo.

Cabe mencionar que durante estos nueve meses es normal aumentar de peso, por lo que resulta crucial que la madre aprenda a medir las cantidades correctas y tome conciencia de que cada bocado impacta tanto en su calidad de vida como en la del bebé.

A continuación, el Círculo de Nutricionistas de Sodexo, entrega 9 consejos para llevar una alimentación saludable durante el embarazo:

1. Desde el comienzo de la gestación y hasta el inicio del segundo trimestre es fundamental consumir alimentos ricos en ácido fólico, presente en verduras de color verde oscuro como brócoli, acelgas o espinacas, jugo de naranja, legumbres como las lentejas y en productos elaborados con harina de trigo la que por Ley fue fortificada con esta vitamina. La ingesta de esta ácido fólico en esta etapa ayuda a prevenir enfermedades congénitas del feto como la espina bífida.

2. En el primer trimestre, es muy importante el consumo de alimentos ricos en calcio, mineral que se puede incluir en la dieta a través de lácteos pasteurizados como leche, yogurt o queso. Durante este período es necesaria una mayor ingesta puesto que ayudará a fortalecer el desarrollo de los huesos del feto.

3. Durante el tercer mes de embarazo, probablemente la digestión comenzará a estar más lenta de lo normal y la madre sentirá una mayor hinchazón abdominal. Por lo anterior, a partir de este mes es importante aumentar el consumo de frutas y verduras, alimentos ricos en fibra y cereales con el propósito de que el organismo funcione normalmente.

4. En el segundo trimestre, es importante incorporar a la dieta alimentos ricos en hierro, como carnes rojas sin grasa, legumbres, frutos secos y verduras. Este mineral es necesario para nutrir el crecimiento del bebé y de la placenta, además de ayudar a normalizar una posible anemia en la madre.

5. Desde el cuarto mes de embarazo en adelante, juegan un rol crucial para el desarrollo de la musculatura y tejidos del bebé el consumo de proteínas y alimentos ricos en omega 3, principalmente en pescados.

6. En el tercer trimestre de gestación, el consumo de alimentos será muy similar a la dieta que se ha llevado desde el cuarto mes de embarazo, pero con la diferencia de que durante este último período la madre deberá comenzar a prepararse para la lactancia materna. Por ello, se recomienda el consumo de frutos secos, alimentos ricos en proteínas como carnes magras y aumentar la ingesta de lácteos, de preferencia leche y yogurt.

7. En el octavo y noveno mes, es importante que la futura madre se mantenga activa. Las caminatas son una excelente alternativa para mejorar la oxigenación del bebé y al mismo tiempo potenciar la elasticidad de los tejidos para el momento del parto.

8. Durante todo el embarazo es recomendable beber a lo menos 1,5 litros de agua, esto permitirá acelerar el funcionamiento de los riñones y con ellos mantener el organismo libre de toxinas.

9. Recuerda que debes evitar consumir durante todo el embarazo preparaciones crudas como sushi, ceviche, mariscos o tártaro, lácteos no pasteurizados, embutidos como salchichas y longanizas, huevos crudos o mayonesa casera. De esta forma estarás evitando el posible contagio de enfermedades como la listeriosis, que puede afectar el desarrollo del bebé.

URL Corta: http://rbb.cl/ct23