Hombre


6 diferencias del porno que consumen ellas versus el que buscan ellos

Love and Other Drugs
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Siempre se ha dicho que los hombres son los mayores consumidores de pornografía, pero eso no quiere decir que ellas no vean este tipo de películas con tintes eróticas.

Debido al auge femenino y al mayor destape por parte de ellas, el consumo de pornografía en las mujeres ha aumentado de forma considerable. Razón por la que uno de los portales de porno más importantes del mundo, Pornhub, asegura que un cuarto de sus usuarios actuales son mujeres, mientras que la cifra asciende hasta el 40% si le preguntan a Erika Lust, responsable de Lust Productions.

¿Qué ha ocurrido en los últimos años en esta área? Algunos hablan de una mayor liberación femenina y de su sexualidad, en que temáticas que antaño eran tabúes ya quedaron en el pasado. “Cuando era adolescente ninguna mujer admitía masturbarse, pero ahora las chicas jóvenes consumen mucho porno”, explica Jacky St James, una de las directoras de cine para adulto más aclamadas entre el público femenino.

Por otro lado, hay muchos que explican el fenómeno como el efecto “Cincuenta Sombras de Grey” que propagó está práctica, haciendo que el porno esté presente en la música, cine, moda y claramente en internet.

Pero el mundo triple x lo tiene mucho más claro, indicando que “la industria está tomando a las mujeres como una audiencia muy seria”, ha dicho Sharan Street, editora de Adult Video News, al diario Telegraph. La diferencia, según los productores, es que ahora han empezado a atender las necesidades del público femenino. Razón por la que detallan 6 diferencias presentes en el porno que consumen ellas y el que consumen ellos.

1- Diferencias en porcentajes

La primera gran diferencia es la cantidad de porno consumido por ellos y ellas, aunque los estudios en el área indican que hoy las mujeres han aumentado en el consumo de este tipo de cintas, no se compara con las cifras de hombres que ven pornografía.

Según diversos estudios, la mayoría de los hombres ve pornografía habitualmente, mientras que en las mujeres lo hace solo una de cada cuatro, y solo un 8% de las ellas lo admite, frente al 25% de los hombres.

Sin embargo, un estudio reciente elaborado por Vocativ y Pornhub arrojó que las jóvenes actuales están consumiendo más cine triple X que ellos: entre los 18 y los 24 años las chicas consumen un 5% más de porno que los hombres y, a nivel mundial, el promedio de tiempo que una mujer dedica a ver un vídeo en la red es de 10 minutos y 10 segundos, frente a los 9 minutos y 22 segundos que dedican ellos.

2- Ya no hay un solo protagonista

El rol que ejercen los géneros es otra de las diferencias en el consumo de este material exclusivo para adultos. En el pasado el rol de la mujer se limitaba a estar a merced del hombre; las actrices ejercían de juguetes sexuales que ellos utilizaban a su antojo (machismo). Algo que a ellas claramente no les excitaba.

El aumento del sexo oral para ambos géneros es otra de las motivaciones que despiertan el interés de quienes consumen porno hoy en día. Según el estudio de Pornhub, las mujeres buscan ver “cunnilingus” (práctica de sexo oral) un 900% más que los hombres.

3- El juego de roles de hoy

Según el mismo estudio mencionado anteriormente, las mujeres heterosexuales consumen porno lésbico hasta en un 283% más que los hombres. “Casi todo el porno heterosexual está condicionado por las fantasías masculinas, algo que les genera miedo a ellas. El porno lésbico es menos amenazante: es seguro, no invasivo y, por lo general, bastante suave”, explica Amy Hart en un artículo para The Tab.

4- Atención a los detalles

Según un estudio publicado en 2008 en Archives of Sexual Behaviour, otra de las diferencias entre hombres y mujeres es que mientras ellos centran su atención en la cara y los cuerpos de las actrices, las mujeres se fijan por igual en ambos géneros al momento de ver una película erótica. De ahí el éxito de Erika Lust, que acumula varios premios de Feminist Porn Awards. “Muestro el contacto, la intimidad, la conexión. Muestro los ojos. Las mujeres buscan la expresión del hombre, no solo su cuerpo o ver su miembro (pene)”, explica la cineasta.

5- Representación de género

Las cintas pornográficas que triunfan entre las mujeres muestran a actrices no tan voluptuosas y más “reales”. Al menos eso cree otra directora aclamada por el público femenino, Joanna Angel, quien afirma que los hombres siempre desean mirar mujeres con mucho busto y físicos irreales. “Las actrices con las que trabajo se parecen más a mujeres del día a día, donde ellas se identifican claramente con las protagonistas de mis cintas”.

Entre los referentes en el mundo de las celebridades la más buscada entre las mujeres es Kim Kardashian, aunque este primer puesto tal vez se deba a la curiosidad más que al deseo de verla en acción. La porn star preferida por ellos es Lisa Ann.

6- Canales de consumo

Si pensábamos que Internet era el mejor sitio para ver porno, estabas equivocado. La ya mencionada empresa Pornhub cuenta con un app propia y, tan cotizadas como ésta, Sextube (sólo disponible para Android) o Mikandi.

Sin embargo, algunas redes sociales capaces de salvar la censura están experimentando nuevos usos. Es el caso de Tumblr, en el que hasta un 11,4% de los blogs son de contenido “para adultos”, lo que genera un 16,6% del tráfico total de la red.

Por otro lado, la mayoría de usuarios que comparten este tipo de contenidos también comparten otro tipo de información, como posts personales o gags, representaciones mucho más reales, más cercanas a la complejidad de la mujer.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados