¿encontraste un error?
avísanos

6 claves para comer saludable cuando tienes una vida ocupada

0VISITAS
Antti Simonen | Free Images

Publicado por

Frecuentemente oímos sobre lo importante que es llevar un estilo de vida saludable. Esto significa tener una dieta rica y balanceada, hacer ejercicio regularmente, descansar por un periodo de tiempo adecuado, contar con un pasatiempo que nos permita desconectarnos, tener nuestras jornadas de autocuidado y renovación personal, entre otras cosas.

Aunque las mujeres tenemos mucho en común, todas somos distintas y nuestras vidas y prioridades son diferentes; de este modo, lo que para muchas resulta sencillo y natural, para otras puede ser todo un desafío.

Y uno de los retos más recurrentes recae en nuestra alimentación, generando un alto impacto sobre todos los demás factores de nuestra vida.

Si bien, hoy en día, con toda la información que circula a nuestro alrededor, podemos fácilmente distinguir entre lo que es saludable y lo que es dañino para nuestro organismo: ¿cómo darnos el tiempo cuando nuestra rutina diaria parece no darnos tregua?

La famosa blogger y rostro de la TV estadounidense, Lauren Conrad, a través de su sitio web, laurenconrad.com, y en conjunto con un colaborador experto en nutrición de la cadena Freshly.com -sitio de servicio de delivery de comida saludable- entrega 6 sencillas pautas, a las que ella denomina “La Guía para comer saludable de una chica ocupada”. Estas últimas las podemos practicar para que nuestras comidas sean nutritivas y compatibles con nuestra jornada.

Te las contamos a continuación:

1- Planifica tus comidas

Esto significa que debes hacer una planificación semanal de lo que serán tus comidas diarias. Tener siempre una lista con aquellos alimentos que no pueden faltar en tu cocina y dar un vistazo de vez en cuando a las apuestas saludables que ofrecen algunos restoranes para hacerte una idea y poder contar con servicio de delivery cuando tu agotamiento sea máximo y realmente no tengas tiempo de prepararte una buena comida.

2- Come comida real

Mucha gente invierte su tiempo contando las calorías para así sentirse bien al calzar perfecto en esos jeans ajustados. Pero la verdad es que son los ingredientes de tus comidas los que realmente importan, no sólo las calorías. Antes de que sigas pensando en el tope de calorías que puedes consumir para continuar sintiéndote bien, hay que entender que elegir comidas y snacks hechos de ingredientes puros y reales, son la mejor apuesta que puedes hacer para mantenerte sana. Suena obvio, pero te sorprenderías al aprender cuantos aditivos y químicos tienen los alimentos actualmente.

En general, mientras más largos y difíciles de pronunciar sean los componentes en las etiquetas, más dañinos son para tu salud. La recomendación es optar por alimentos no procesados, sin endulzantes artificiales, antibióticos y azucares adicionados, que puedan producir inflamaciones en tu cuerpo. Nada de tu dieta debiese ser artificial.

3- Consume “grasa saludable”

Este es uno de nuestros mejores tips, señala Lauren. Debes agregar al menos un alimento graso saludable a tu desayuno, almuerzo y cena. Te ayudará a mantener la sensación de saciedad entre las comidas y al mismo tiempo prevendrá la inestabilidad de energía del azúcar en tu sangre. Esto significa que tendrás energía constante y sin antojos locos.

Por ejemplo, Incorporar mantequilla de almendras o trozos de palta (grasa saludable) a un batido de frutas por la mañana, te brindará mucha más energía antes de que llegue la hora de almorzar, en lugar de consumir un simple batido de frutas.

Para la cena por ejemplo, es recomendable consumir alimentos ricos en grasas saludables y omega 3. De este modo, consumir una comida que combine grasas saludables, proteínas magras y vegetales, te hará olvidar la comida chatarra y los antojos azucarados.

4- Ejercítate de 4 a 5 veces a la semana

Si realizas actividad física con frecuencia, de seguro ya sabes que tener una buena rutina de ejercicios, te motiva a tomar las mejores decisiones con respecto a los alimentos que consumes a lo largo del día y al mismo tiempo a mantener arriba la motivación para continuar ejercitándote y no abandonar.

Aunque te ejercites 15 minutos diarios, si lo haces varias veces a la semana, estarás mejorando tu tono muscular, lo que te ayudara con las reservas de energía durante el día y así mismo a estabilizar el azúcar en tu sangre.

5- No te saltes el desayuno

El desayuno realmente es la comida más importante del día. Es crucial consumir un desayuno rico en proteínas y en grasas saludables, con el fin de reactivar tu metabolismo y mantenerte satisfecha hasta la hora de almuerzo.

Optar por un desayuno sano -un omelet, por ejemplo- ayudará a tu cerebro a mantenerse satisfecho y así a prescindir de antojos saboteadores. Si comienzas tu día bien, será más sencillo que tomes decisiones saludables durante el resto del día.

6- Toma suficiente agua

Nuestra necesidad de consumir agua es variable, dependiendo de la estación del año y de las actividades que realicemos. Por supuesto, necesitamos beberla en mayor cantidad cuando las temperaturas son más altas.

Es por ello que es importante estar en sintonía con nuestro cuerpo y proporcionarle la hidratación que éste necesita. Mientras más agua tomes, más brillante y saludable lucirá tu piel, tendrás menos antojos y más satisfecha te sentirás después de cada comida. Aumenta tu ingesta de agua durante una semana y verás lo bien que te sentirás.

Benford Terex | Free Images

Benford Terex | Free Images

En caso de que te estés preguntando por otros ejemplos de alimentos grasos saludables, te contamos que entre ellos se encuentran los frutos secos, semillas, granos integrales, aceites como el de coco, de oliva, canola. Pescados ricos en omega 3 como el salmón.

Ya lo sabes, dale una vuelta a tu rutina, renuévala e inyéctale estos hábitos saludables, que de seguro harán una diferencia en tu vida.

URL Corta: http://rbb.cl/crg1