temas del día

Sociedad


Tumores suprarrenales: Una amenaza silenciosa para nuestro organismo

ADAM
Publicado por
Envíanos tu corrección

No siempre presentan síntomas, por lo tanto su detección puede ser tardía. Cuando se trata de un cáncer, el pronóstico es malo. Asimismo, su incidencia en la población es baja.

Las glándulas suprarrenales son dos, de pequeño tamaño, y se sitúan por sobre los riñones. Su rol es producir hormonas que son indispensables en nuestro organismo, entre ellas las hormonas sexuales y el cortisol, que nos ayuda, entre otras funciones, a responder ante el estrés.

Una de las grandes amenazas que puede afectar a estas glándulas es la aparición de tumores, que pueden ser benignos o malignos, y los cuales no siempre causan síntomas, motivo por el cual es difícil su detección precoz.

“Una situación frecuente en medicina es que una persona se haga un examen por alguna molestia abdominal, y ahí se detecte un tumor suprarrenal. Ya sea en un scanner, en una resonancia, o en una ecografía, y eso es lo que se llama un incidentaloma suprarrenal. Es decir, un tumor inesperado en una o ambas glándulas”, explicó la Dra. Soledad Hidalgo, socia de SOCHED y directora del Primer Simposio Internacional de Endocrinología y Oncología Suprarrenal, que se desarrollará los días 28 y 29 de agosto en el Hotel Intercontinental.

“Es importante para los endocrinólogos, y también para los que no lo son, saber cómo tratar este tema, cómo estudiarlos, y cómo seguirlos. En definitiva, cómo enfrentarlos”, expresó la especialista, quien afirmó que este tópico se tratará en el Simposio, que es parte de los congresos de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (SOCHED).

La Dra. Hidalgo explicó que en el curso también se hablará de cáncer suprarrenal. Este es bastante poco frecuente a nivel mundial, también acá en Chile, y tiene un mal pronóstico. En general uno llega tarde al diagnóstico, entonces lo puedes encontrar como una masa de bastantes centímetros, y en otras es posible detectarlo de menor tamaño cuando da signos clínicos derivados de la secreción hormonal “, señaló la médico. Para graficar la baja incidencia en la población, dio a conocer la estadística del cáncer suprarrenal en Estados Unidos, “que es de 0,72 persona por millón de población”.

Además, los tumores pueden “dar signos” de su presencia cuando están produciendo hormonas. Por ejemplo, un exceso de cortisol, lo que es conocido como Síndrome de Cushing, lleva a que la persona aumente de peso, le suba la presión, entre otros síntomas. También puede manifestarse por un exceso de hormona masculina en la mujer, en cuyo caso genera un exceso de vello, voz ronca y calvicie”, dijo la endocrinóloga.

Finalmente, la médico recalcó lo tardío del diagnóstico. “Habitualmente uno llega un poco tarde y los tratamientos son por lo general malos. Es por ello que en este curso veremos el diagnóstico clínico y radiológico y junto a los oncólogos y los urólogos, lo relacionado a la cirugía, porque una buena cirugía es un pilar en la evolución del cáncer. Y lo otro que se presentará son nuevas terapias para ver si logramos prolongar la sobrevida de estas personas”, sostuvo la especialista, quien agregó que la aparición de los tumores suprarrenales se puede dar en cualquier etapa de la vida.

Del cortisol a la adrenalina: el rol de las glándulas suprarrenales en nuestro organismo

Las glándulas suprarrenales son dos, se sitúan por sobre los riñones, y pese a su reducido tamaño son muy importantes para el organismo.

“Son relevantes debido a que producen cuatro familias de hormonas. Primero está el cortisol que está asociada al estrés, y que regula el metabolismo de la glucosa, o azúcar, y también regula los procesos de la función inmunológica. También está la aldosterona, que regula la presión arterial. Un tercer grupo lo componen los andrógenos, que son las hormonas sexuales, (en mayor cantidad en hombres por producción testicular) pero que en las mujeres la mitad de los andrógenos se hace en esta glándula. Y finalmente, se encuentra la adrenalina, que está asociada también a fenómenos de estrés”, explicó el Dr. René Baudrand, quien se formó recientemente en el extranjero en enfermedades suprarrenales y fue invitado por SOCHED a ser
el director del Primer Simposio Internacional de Endocrinología y Oncología Suprarrenal.

Cuando las glándulas producen menos o más hormonas de las que el cuerpo necesita, uno puede enfermarse.

“El déficit o el exceso de estas hormonas puede traer problemas, y básicamente la idea del simposio es reunir gente de distintas disciplinas que se dedican a estas enfermedades. Hemos dividido el curso en distintos módulos, uno tratará las enfermedades de las suprarrenales, principalmente por déficit de cortisol. En otro abordaremos las enfermedades por exceso de cortisol. Un tercer módulo desarrollará temas relacionados con la investigación y ciencia básica de las enfermedades suprarrenales. También hablaremos de radiología y cirugía de tumores suprarrenales, y al día siguiente tenemos un módulo de hipertensión endocrina y cómo las hormonas suprarrenales pueden producir hipertensión. Y un último módulo que tiene que ver con cáncer de la suprarrenal, el cual es complejo y requiere un enfrentamiento multidisciplinario”, afirmó el endocrinólogo.

“El abanico clínico es muy variado, por lo tanto estas hormonas pueden tener déficit y producir ciertos cuadros clínicos, y presentarse en exceso y también provocar síntomas, a veces asociadas a tumores y otras no. Por lo tanto, como hay una gran variedad clínica la idea es enseñarle a los alumnos, becados, y compartir con los colegas, las novedades con respecto a estas enfermedades”, añadió.

“El déficit de cortisol en el organismo es mortal, y en la actualidad uno puede suplementar hormonas, lo que hace algunas décadas no ocurría, y en ese entonces los pacientes se morían. A diferencia de la tiroides, el déficit de hormonas suprarrenal es aún más complejo porque hay que suplementar varias hormonas e imitar su variación durante el día. Entonces cuando no funciona esta glándula uno debe dejar al menos cortisol y al equivalente a la aldosterona en todos los pacientes, y a veces también agregar andrógenos. Esto hace que el manejo sea más complejo, y la idea es discutir y actualizar el manejo de estos pacientes”, explicó el Dr. Baudrand.

Asimismo el exceso de cortisol también se asocia a un cuadro clínico de cuidado. “Se producen múltiples manifestaciones clínicas, porque tiene muchas funciones en el organismo, entonces en exceso puede acompañarse de problemas de glicemia, de hipertensión, de aumento de peso, de problemas de colesterol, y en general si esta enfermedad no se trata, se asocia a pérdida de años de vida, y calidad de vida, lo que puede ser muy dramático para los pacientes”, señaló el médico de la PUC. “En el caso de la enfermedad por exceso de cortisol de origen suprarrenal, cuando es por un tumor benigno el pronóstico es excelente, por lo tanto detectarlo y tratarlo es muy importante para los pacientes”, agregó.

“Vamos a hablar también de tratamientos médicos para frenar el cortisol, porque hemos aprendido que esta hormona no puede estar en déficit, pero tampoco puede estar en exceso, y cuando está en exceso se asocia a múltiples trastornos metabólicos”, adhirió el director del simposio. Cuando el organismo presenta un nivel alto de cortisol se habla de Síndrome de Cushing. En tanto cuando las glándulas suprarrenales no producen suficiente cantidad de sus hormonas, se está frente a la Enfermedad de Addison.

A su vez, el médico habló de otro tópico destacado en el Simposio Internacional. “Otro tema interesante del que vamos a dialogar es que la enfermedad recesiva más frecuente del mundo es una enfermedad de la suprarrenal que se llama hiperplasia suprarrenal congénita, que en su versión leve se estima que se observa 1 en 1.000 personas. Por lo tanto es una enfermedad relativamente frecuente. Y la versión leve de esta enfermedad se manifiesta muy similar a un síndrome de ovario poliquístico que se presenta hasta en un 10% de las mujeres Pero su tratamiento y manejo para la fertilidad y embarazo, es distinto que para el ovario poliquístico. Así que otra finalidad del congreso es hablar de cómo detectar estos casos, y cómo tratarlos para buscar embarazos, porque puede haber efecto para el bebé en gestación, y es importante la consejería genética”, expresó.

Finalmente, el Dr. René Baudrand destacó la presencia de un destacado invitado internacional en el congreso, como lo es el Dr. André Lacroix. “Es un reconocido conferencista, con más de 200 artículos y capítulos de libros publicados. Se ha dedicado principalmente al exceso de cortisol, o Síndrome de Cushing, y a exceso de aldosterona o hiperaldosteronismo primario”, concluyó.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados