Sociedad


5 peligrosas modas que arruinaron la vida de muchas personas a lo largo de historia

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Dicen que la moda te acomoda pero si se hace un repaso a la historia, muchas prácticas del pasado que alguna vez fueron tendencia, hoy fácilmente podrían ser catalogadas de salvajismo.

Recientemente una mujer australiana debió ser asistida tras quedar atrapada en sus jeans, luego de ocupar uno muy ajustado y estar en cuclillas durante un largo periodo.

Ello le generó el “Síndrome compartimental”, una aflicción causada por el severo aumento de presión en un compartimento muscular específico. Puede traer daños a nervios, músculos y al normal flujo sanguíneo.

Lee también | Los peligros de la moda: Mujer australiana quedó atrapada en sus jeans

Pero este caso no es menor si miramos hacia atrás, algo que comprobó la cadena británica BBC en un artículo sobre cinco modas históricas que eran “desastrosamente peligrosas”.

La nota, basada en el libro Fashionably Fatal de Summer Strevens, da cuenta de los peligros que ha significado en ocasiones seguir lo que en un momento de la historia,fue “lo que se llevaba”.

1. Corsés

Wikimedia

Wikimedia

Los corsés, que se llevaban mucho a finales del siglo XX, eran signo de pureza y puritanismo entre las mujeres . De hecho, las que no los usaban, eran vistas como “fáciles” y promiscuas.

Su uso, que a algunas mujeres le significó la denominada ‘cintura de avispa’, provocaba indigestión, constipación, mareos frecuentes por dificultades al respirar e incluso hemorragias internas. Asimismo, dio origen al pecho jadeante, según detalló Strevens.

La revista científica The Lancet publicó cada año -entre 1860 y 90- un artículo contra el uso de esta prenda amarrada con cordones, a la que se le atribuyó 97 enfermedades.

Los órganos internos de las mujeres “quedaban expuestos a daño, al tener que modificar su posición natural para amoldarse a la nueva forma ósea”, agregó Strevens.

2. Faldas de crinolina

Godey's Lady's Book (1859)

Godey's Lady's Book (1859)

Las faldas de crinolina tuvieron un gran auge durante el siglo XIX, sin embargo, en esa misma época muchos casos de incendio en esas prendas se reportaron en distintas partes de Estados Unidos.

Entre las víctimas se cuentan la esposa del poeta estadounidense Henry Wadsworth Longfellow, que en julio de 1861 “un fósforo, o un pedazo de papel incendiado, alcanzó su vestido, quedando envuelta en llamas”, según reportó el Boston Daily. A pesar de que el escritor la ayudó, falleció al día siguiente.

Algo similar le sucedió a las hermanastras de Oscar Wilde, quienes se acercaron demasiado a una fogata, siendo alcanzadas por las llamas que rápidamente se inflamaron con el material del vestido.

3. Collarines asesinos

You Cheng Liu | Pinterest

You Cheng Liu | Pinterest

Los hombres no están ajenos de estas modas fatales. También en el siglo XIX, se usaban mucho unos collarines que eran muy rígidos. Éstos en más de una ocasión terminaron con la vida de sus dueños.

“Los llamaban ‘asesinos de padres’ o ‘Vatermörder’ en alemán. Podían cortar el flujo sanguíneo a la arteria carótida. Los hombres de la época Eduardiana los vestían como un accesorio de moda”, relató Strevens.

En ocasiones muchos hombres iban a clubes a beber con este accesorio puesto, posteriormente se quedaban dormidos en un sillón y con la cabeza inclinada hacia adelante, se estrangulaban o sofocaban.

4. Los sombreros locos

Sombrero tipo S. XIX

Sombrero tipo S. XIX

Los sombreros era un signo de estatus y fueron altamente usados en los siglos XVIII y XIX, sin embargo para sus fabricantes no era del todo positivo hacerlos.

El fieltro para la producción de estos sombreros incluía mercurio, lo que en prolongadas exposiciones le ocasionaban la enfermedad del ‘sombrerero loco’, un término que se parece al personaje del Sombrero Loco de Alicia en el país de las maravillas, aunque con síntomas completamente diferentes.

Quienes la padecían sufrían de temblores, timidez patológica e irritabilidad, según conoció el investigador, que citó un informe del British Medical Journal donde se explicó que: “difícilmente se podría decir que el Loco Sombrerero sufriera, en gran medida, del deseo de pasar desapercibido”.

5. Pies de loto

Jo Farrel

Jo Farrel

En China durante muchos siglos se permitió los pies vendados, una práctica que dejaba los pies de las mujeres de manera tal que sus dedos se deformaban, algo que era visto como forma de conseguir estatus social.

Lee también: Pies de loto: El doloroso estereotipo de belleza que deformó los pies de miles de mujeres en China

Según la leyenda, el emperador Li Yu en el siglo X le pidió a una concubina vendarse con cintas de seda los pies, y bailar sobre una plataforma que tenía esculpida una flor de loto.

Esto se habría conocido y las bailarinas de palacio imitaron la acción, pasando ello a las clases alta y luego ya en el siglo XVI, a todo China.

Los pies de loto supuestamente generaban un erotismo en los hombres, aunque también se afirma que se hacía para evitar que las mujeres salieran de casa a relacionarse con otras personas que no fueran familiares. Así se guardaba la castidad que profesaba su creencia, el confucionismo.

Otras modas actuales

Pero no todo lo anterior era peligroso, tendencias actuales pueden terminar siendo igual de peligrosas y salvajes si se miran más en perspectiva.

- Bikini bridge

@bikinibridge14 | Twitter

@bikinibridge14 | Twitter

La tendencia de generar un “puente” con la parte baja el bikini, se popularizó fuertemente el año pasado, con fotos en redes sociales que proliferaron la idea de mujer delgada y perfecta.

Contra ello se alzaron varias voces, por incitar a una delgadez incorrecta, y motivar desórdenes alimenticios en chicas adolescentes, susceptibles a estos retos.

- Thigh Gap

Pinterest

Pinterest

Esta moda consiste en conseguir un hueco entre los muslos cuando se está de pie. Supuestamente quienes lo consiguen también están bajo un parámetro de delgadez y belleza adecuada, versus las que no.

Nuevamente los expertos en nutrición y psicología han cuestionado este desafío que en las redes sociales se impulsaron, con chicas que a toda costa intentan conseguir el anhelado hueco. Situación que más bien responde a “una cuestión de estructura ósea”, según explicó a la agencia AFP la psicóloga de Connecticut y especialista en adolescentes Barbara Greenberg.

Lee también: Profesionales del fitness comprueban lo absurdo que es el “desafío del ombligo”

Otras como el desafío de la clavícula y del ombligo, comprueban lo tonto y absurdo que pueden ser ciertas modas, en la que un abuso de uno u otro lado pueden significar el riesgo de una mala salud, tanto mental como física.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados