Nacional


Gobernación de Arauco ordena reforzar vigilancia en fundo de Cañete atacado por encapuchados

Víctor Carrasco (RBB)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Un reforzamiento de la vigilancia policial ordenó la Gobernación de Arauco en el sector donde se ubica el fundo San Guillermo, a cinco kilómetros al sur de Cañete, tras el ataque por parte de encapuchados registrado durante la madrugada del domingo.

Fue el seremi de Gobierno del Bío Bío, Enrique Inostroza, quien informó la medida, adoptada ante el plazo de 48 horas entregado por los desconocidos a los propietarios y trabajadores del fundo atacado para que abandonen el lugar ubicado a 5 kilómetros al sur de Cañete.

Claudio Galilea, uno de los dueños del predio San Guillermo, aseguró que por la forma de hablar de los atacantes, quienes estaba premunidos de armas de fuego, quedó en evidencia su origen indígena, reivindicando a viva voz la propiedad del terreno.

Desde el punto de vista político, la senadora Jacqueline van Rysselberghe, acusó al gobierno de haber fracasado en la búsqueda de una solución para el conflicto mapuche, y es que -subrayó- la situación en la zona indígena es incontrolable.

En respuesta, el vocero del Gobierno Regional, recordó la baja considerable en los hechos de violencia registrada desde el año pasado, lo que se da -aseguró- por el uso de todas las herramientas legales de las que dispone el Ejecutivo. En ese trabajo, expresó Inostroza, no aportan cuestionamientos como los de la senadora Van Rysselberghe.

Este martes, el Gobierno presentará una querella criminal por el atentado al fundo San Guillermo, pidiendo al Ministerio Público investigar el que es el segundo ataque del mismo tipo en una semana, tras el ocurrido el 21 de junio en el sector Quelén Quelén, al sur de Cañete.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados