¿encontraste un error?
avísanos

Jugos desintoxicantes: ¿Tienen realmente efectos positivos o son sólo una nueva moda?

0VISITAS
Joe Cross

Publicado por

La fiebre por comer sano y la cultura fitness está en auge. En internet se publican constantemente muchos artículos y páginas enteras sobre cómo llevar una vida más saludable y es aquí donde aparecen numerosas recetas acerca de los famosos zumos desintoxicantes.

La curiosidad partió gracias a varias modelos y artistas de Hollywood como Eva Longoria, Salma Hayek , Gwyneth Paltrow o Sarah Jessica Parker quienes han sido fotografiadas en las calles de Nueva York bebiendo diferentes tipos de batidos, zumos y smoothies de llamativos colores.

Los jugos detox o desintoxicantes, consisten en una mezcla de diferentes alimentos batidos (en su mayoría frutas y vegetales) que tiene como objetivo principal ayudar a eliminar las toxinas del organismo, para purificarlo y de esta forma hacer que el cuerpo luzca mejor y rinda al ciento por ciento. La idea es que se ingieran por tres o más días solamente estos jugos o incluirlos como parte de una dieta baja en alimentos grasos.

Fue así como de a poco los devotos de estos jugos –llamados juicers- comenzaron aparecer. La gurú fue la actriz Gwyneth Paltrow, quién publica en su página web varias de sus extrañas y sofisticadas dietas. Fue ella una de las principales pioneras en introducir estos zumos como parte de su alimentación, ejemplo que motivó a muchas mujeres a seguir sus pasos.

Toxinas en el cuerpo

Pero ¿Qué tienen de especial estos jugos que los hace tan apetecibles que prometen emociones de pureza, limpieza y depuración? Claro está que el ritmo de vida agitado en conjunto con malos hábitos alimenticios tienen efectos nocivos en nuestra salud.

Debido a los altos índices de contaminación ambiental muchos validan la idea de que su cuerpo se encuentra químicamente sucio, y que las consecuencias de un ambiente tóxico y exposición a todo tipo de residuos debe ser reparada en alguna medida.

El término detox, se refiere entonces a que una vez que el cuerpo ya acumuló un nivel máximo de elementos tóxicos debería realizar un borrón y cuenta nueva, una especie de reseteo que permitiría eliminar todos los elementos disruptores que el sistema endocrino no puede eliminar por sí mismo.

Es de esta forma que las recetas en internet y las diferentes marcas que los comercializan han creado la fama de los zumos verdes, de alcachofa, piña y un sinfín de combinaciones que son apetecidos en gran medida porque lo que antes resultaba tedioso de comer, se convirtió en una tendencia social a nivel mundial.

Joe Cross es otro de los personajes que ha influido fuertemente en la buena imagen de los jugos detox en el mundo. Catalogado por la versión británica de Vogue como el “evangelizador de los zumos”, este australiano dirigió y fue protagonista en 2011 de la película “Fat, sick and nearly dead” (Gordo, enfermo y casi muerto) en la cual se sometió a una estricta limpieza de jugos durante 60 días. El protagonista, que con 41 años marcaba 150 kilos, redujo su peso a la mitad y contó con la complicidad y el seguimiento del doctor Joel Furhman, crítico implacable de los hábitos dietéticos de los norteamericanos.

Lo bueno y lo malo

Si bien esta dietas desintoxicantes no tiene fundamentación científica los aspectos positivos son claros. El beber estar mezclas de vegetales y frutas aporta una gran cantidad de vitaminas y minerales, además de ayudar en los procesos digestivos para disminuir con la sensación de pesadez para todos aquellos que retienen líquido o les cuesta mucho desayunar.

Otro aspecto destacable de estos jugos es que poseen un alto contenido de antioxidantes que originan que el cabello, la piel y las uñas luzcan más saludables con el pasar de los días.

Conchita Vidales, Director médico de Nutrimedic en Madrid y Autora de ‘Verde que te quiero verde’ mencionó al diario español El País que “Las bebidas detox están formuladas con frutas y verduras que ya de por sí tienen funciones depurativas y diuréticas; estas favorecen que los propios órganos que realizan esa función (el riñón, el hígado e incluso los pulmones, la piel y los aparatos digestivo y circulatorio), lo hagan con mayor facilidad. Se nota un descanso a nivel digestivo, tenemos menos sensación de inflamación del abdomen, regula el tránsito intestinal y mejora nuestro estado general: estamos con más energía”.

Además aclaró que los efectos se notan a corto y medio plazo pues las defensas se ven enriquecidas, ya que estos jugos son un positivo paso para iniciarse en hábitos saludables.

Pero como siempre las dietas tienen algunos peros, el caso negativo en el consumo de líquidos de manera prolongada es la privación de proteínas y grasas. Según la autora de “Verde que te quiero verde”, este tipo de cambios en la rutina alimenticia debe ser limitado en el tiempo, pues los efectos rebote serán inevitables si es que no se mantienen los buenos hábitos. De esta forma, la experta declara que antes de comenzar el consumo de jugos desintoxicantes es necesario establecer una dieta previa.

Diferente y más tajante es la opinión de J. M. Mulet, Profesor de Biotecnología de la Universidad de Valencia y Autor de ‘Comer sin miedo’, quien declaró en el mismo artículo que el concepto “detox” está totalmente errado.

Según su visión el hígado y los riñones filtran cualquier elemento perjudicial. “Si estás intoxicado, no hay que seguir una dieta, sino ir a un hospital para que te hagan un lavado. Estas bebidas tienen un efectotranquilizaconciencias” , declaró Mulet, quien no cree en los efectos desintoxicantes de estos jugos, pues considera que la alimentación en base a estos batidos estaría absolutamente incompleta.

“Faltarían vitamina B12, aminoácidos esenciales y, a la larga, sin sólidos, tendría poca fibra, lo que podría causar trastornos en la flora intestinal. Además, puede provocar un efecto rebote, y eso no es bueno. No solo por la parte fisiológica, sino por la psicológica: piensas que si te has portado bien tres días, luego puedes comer lo que te dé la gana, me gustaría que me dijeran qué han hecho para demostrarlo. La alimentación es un tema serio, y hay muy pocas investigaciones”, concluyó el profesor de biotecnología.

URL Corta: http://rbb.cl/cfh1