temas del día

Cultura


Crítica de Teatro: “Novela”

Teatro Hoy
Publicado por
Envíanos tu corrección

Escrita y dirigida por Pierre Sauré (“Víctor sin Víctor Jara”) la obra tiene dos puntos de referencia: evoca experiencias personales del dramaturgo y director, y es el resultado de un taller de dramaturgia.

Tal vez por ambas cosas, desde la posición como espectador, “Novela” se advierte como una obra que no alcanzó a completar su proceso creativo antes de llegar al público.

Su perfil es penumbroso, no sólo por la crisis existencial del protagonista ni debido al ambiente escenográfico y lumínico que se construye.

También porque su sobredosis de elementos, varios muy sugerentes y de gran potencia, no alcanzan a integrarse.

Mundo interno y el afuera

Es cierto que la intimidad humana no es un mapa que ofrezca una lectura directa, ya que las nebulosas coexisten con las situaciones objetivas.

Y esto le sucede al protagonista de “Novela”, interpretado por Freddy Araya, un abogado en crisis con las ataduras inevitables que conlleva ser miembro de una familia muy conservadora.

Un hombre que desea romper con todo, reconocer y vivir su homosexualidad, que se encierra en un departamento de altura y comienza escribir una novela.

Aquí es dónde se ingresa a un terreno confuso, ya que no se integran en la obra los diversos planos en que se desarrolla la obra.

Como tiene dificultades para escribir, otro elemento destacado del montaje, sufre por las tensiones que acarrea no ser capaz de plasmar sus vivencias.

Teatro Hoy

Teatro Hoy

En la novela que escribe el abogado, el protagonista abandona su hogar y a sus hijos, y lucha por conquistar el amor homosexual.

Sin embargo, pareciera que todo lo que el espectador tiene a la vista -la visita del hijo y del joven por quien siente un amor atormentado, por ejemplo- le ocurre simultáneamente al personaje de la ficción y a él.

Incluso, siguiendo el curso de una crisis existencial, es posible pensar que en escena sólo se grafica lo que sucede en la cabeza del abogado-escritor.

La temible ciudad

Todas estas opciones son interesantes si no fuera porque también hay elementos objetivos: un preocupado conserje del edificio, una investigacion sobre la posible muerte y desaparación de una joven; un par de vecinas muy locuaces.

Lo más destacado en este plano es la presencia enorme del factor urbano como entidad temible que se mira desde lejos, desde las alturas del departamento donde el hombre se asiló.

Así, la ciudad ingresa a la obra a través de la presencia incómoda de varios marginales que han convertido en dormitorio el sector junto al edificio del frente.

Todos estos elementos dan un cariz diferente (e interesante) a la obra), y lo urbano surge como la columna vertebral del montaje, con sus riesgos, peligros, inseguridad y voracidad, carga material que puede catapultar una crisis existencial.

Freddy Araya defiende a su abogado que, pese a todo, tiene ansias de vivir y emanciparse de los prejuicios y rechazos sociales.

Leopoldo Pulgar

Leopoldo Pulgar

Con su gesto corporal, pausas y actitud de servicio, Alejandro Sieveking delinea a un personaje algo oscuro, que parece capaz de generar sorpresas, coherente con la imagen de la ciudad inhóspita que entrega la obra.

Y en un elenco con actuaciones muy disparejas, destaca con luz propia el trabajo musical del compositor Patricio Solovera.

Leopoldo Pulgar Ibarra
Periodista

Matucana 100. Fono 02 2964 9240. Jueves, viernes, sábado y domingo, 20:30 horas. $ 6.000, entrada general; $ 4.000, estudiantes y tercera edad. Jueves popular $ 2.000. Hasta el 28 de Junio.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados