¿encontraste un error?
avísanos

Los pros y contras de embarcarse en una relación con un hombre menor

0VISITAS
HBO

Publicado por

El que dijo que las relaciones de pareja son similares a una montaña rusa; rápidas, adrenalínicas e intensas, estaba en lo correcto. Y ello queda reflejado en las diferentes propuestas actuales, donde para embarcarse en un noviazgo ya no hay límites de edad, clase social o sexo.

Los tabúes de antaño van quedando en el olvido y de manera abrupta derriban las barreras del pasado, esas que dan paso a todo tipo de amoríos desaprobados por una sociedad conversadora, una que no hace mucho restringía enormemente el actuar de aquellas mujeres que buscaban vivir una sexualidad de manera plena con un hombre menor.

Es en este plano en que hoy ellas se desenvuelven libremente y dan riendas sueltas a la forma en cómo viven el amor y el sexo, asumiendo un rol de expertas frente a hombres menores y quizás un tanto inmaduros. Chicos que buscan una mujer que les enseñe, los guíe y sea capaz de llevar su ritmo de vida agitada. ¡Difícil desafío, pero tentador!

¿Pero cuáles son las razones por las que una mujer se siente atraída por alguien menor?, según las variables socioculturales y de género, tal preferencia radica en que ellas hoy desean explorar nuevas sensaciones que las hagan sentirse plenas. Pero también puede haber otras razones.

“Junto con necesidades afectivas, hoy la mujer desea encontrar una conexión emocional que trascienda las barreras de la edad. Plano en que actualmente un gran número de féminas siente mayor afinidad por los hombres menores, catalogándolos como galanes empáticos, directos, más abiertos de mente, entretenidos y bastante preocupados”, sostuvo Herling Sanhueza, Psicóloga Clínica y Docente de Universidad Andrés Bello.

Asimismo, la experta destacó que la consolidación del compromiso dependerá de los patrones de apego y de la situación en que se genere este coqueteo. Por eso, será muy diferente si tal romance parte después de una ruptura en que ella siente una carencia de afecto, o en un momento en que la mujer tenga claridad de sus sentimientos.

Pero la fugacidad de esta relación y la virilidad propia de este galán, podría traer ventajas y conflictos propios de toda pareja, pero acá se exacerban debido a los códigos generacionales presentes, donde ella puede ser beneficiada o posiblemente salir muy perjudicada. Tal determinación conlleva beneficios y consecuencias expuestas por el sitio especializado en citas SeekingArrangement.com.

Pros

- Aumenta la autoestima: sentirte deseada por un hombre menor, que tiene la opción de elegir a otra jovencita pero se queda contigo, claramente favorecerá tu ego.

- Estás en una situación de ventaja: poseer mayor experiencia profesional y posiblemente un mejor pasar económico, hará que te sientas con autoridad sin necesidad de hacer el papel de “madre”.

- Juventud es sinónimo de mayor sexualidad: estará encantado de practicar sexo a diario contigo, situación que no sólo te hará sentir poderosa, sino que también irresistible y sensual.

- Adiós a la rutina: el vigor y juventud de este hombre te hace sentir plena, pues siempre estará dispuesto a aprender y enfrentar nuevos desafíos contigo. Este es un aspecto valorable si te has divorciado de alguien cuya rutina acabó con la relación.

- Tu mejor complemento: si bien existe una barrera generacional, con el tiempo se lograrán intereses en común y con ello mayor afinidad.

- Serás la envidia del resto: puede que muchas amigas te critiquen y estén en contra de tu nueva relación, pero debes tener en cuenta que tal comportamiento es un claro síntoma de rivalidad.

Pero no todo es beneficio, también se deben considerar los posibles problemas que surgirán en torno a esta relación que para algunos es algo “inusual”.

Contras

- Se generan rivalidades con tus hijos: debido a la cercanía de edad entre tu pareja y tu hijo (en caso de que la hubiera), se podría generar una seria rivalidad entre ambos.

- Revolución de hormonas con tu hija: pon mucha atención si tienes una hija de edad similar, ya que pese a las buenas intenciones de tu nuevo novio, la revuelta de las hormonas puede generar más de algún problema si todos conviven en la misma casa.

- Relaciones pasajeras: si deseas ser madre y formar una relación duradera, no tiene sentido perder el tiempo con chicos jóvenes, a no ser que ellos también quieran algo duradero. A medida que lo vayas conociendo es importante preguntarle, de lo contrario es mejor buscar un hombre que te ofrezca seguridad.

- Aparecen las inseguridades: estar al lado de un hombre joven, guapo y preocupado por su físico, te puede generar una pequeña cuota de celos y dudas. Por lo que, si se carece de una autoestima lo bastante sólida, se corre el riesgo de compararse continuamente con otras mujeres.

- Desaprobación de los cercanos: pese a que ya no es un tema tabú, te podrías enfrentar a la desaprobación de familia y amigos que quizás no entiendan el porqué de dicha elección.

- Anfitriona constante: si sigue estudiando o no tiene un trabajo estable, lo más probable que siempre termines pagando las cuentas o salidas.

- Rivalidad con su madre: la suegra es el gran obstáculo en la relación, pues debido a la diferencia de edad, lo más probable que piense que estás pervirtiendo a su “bebé”.

- Demandante de tiempo y energías: como tienen tanta vitalidad, te debes preguntar ¿puedo mantener su ritmo, ya sea en la vida como en la cama?, dichos requerimientos podrían generar un cansancio y malestar, ocasionando posibles conflictos en tu vida personal y laboral.

Pese al desgaste generado por las barreras socioculturales y la sobreexposición del compromiso, la experta señala que si hay una claridad de lo que se busca en esta relación, la diferencia de edad no sería un problema a la hora de asumir este desafío.

Por lo tanto, si tienes una base sólida que te permita consolidar aquel amorío con ese veinteañero que te provoca más de un suspiro; atrévete y disfruta de la vitalidad y aventura que acompañará tu relación.

URL Corta: http://rbb.cl/c97x